Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Cosas que debes hacer para superar una separación

La separación es una etapa por la cual pasan muchos. Es imposible evitar rencores, decepciones y tristeza, pero puedes desminuir su fuerza y reducir su duración.

Genial.guru te cuenta las 11 cosas que debes hacer para poder superar una separación fácilmente.

A veces el dolor de una separación es tan fuerte que estamos dispuestos a aceptar nuestra culpa en lo sucedido y pedir que nos den una segunda oportunidad. Si estás a unos segundos de hacerlo, pregúntate: "¿De verdad me hace falta esta persona en especial o simplemente quiero tener una pareja?".

Para que te sea más fácil entenderlo, haz dos listas y analiza cuál es la más larga. En una lista anota las características personales de tu ex que extrañas. En la otra, sus lados negativos y las consecuencias de vivir sin pareja.

Por más difícil que sea, esfuérzate al máximo para evitar llamar o enviarle mensajes a tu ex en los próximos 30 días. Si necesitas recoger o pasarle algunas cosas personales, acude a la ayuda de tus amigos. Así podrás recuperar rápidamente tu estado emocional y no hundirte en las consecuencias de una separación.

A base de amor y otras circunstancias que pueden unir a dos personas, se desarrolla la necesidad de tener a alguien a tu lado. Y si la relación se terminó, quiere decir que la necesidad también se fue. Es decir, ya no te necesitan. Tal vez esto es lo que más duele aceptar. Más difícil aún que aceptar que ya no hay amor. Pero solo al darte cuenta de este hecho, podrás dar un segundo paso: te darás cuenta de que a ti tampoco te hace falta la persona que no te necesita.

Las investigaciones comprueban que el proceso de regalar algo hace a la persona que obsequia más feliz. Además, al regalarle a una persona cierta cosa, sientes que alguien te necesita, y este tal vez sea el argumento más fuerte en este momento que la felicidad.

¿Qué regalarle y a quién? Acuérdate cuál es el sueño de tu mejor amiga o una familiar cercana. O mejor aún, revisa tus armarios y regala las cosas que no utilizas. Así no solo podrás alegrar a muchas personas sino también encontrarás una ocupación.

A veces parece que la venganza es lo único que puede ayudarle a tu ex a entender cómo sufres por su culpa. No lo hagas: no por cuestiones morales o porque en un futuro podrías arrepentirte de esto. Tu objetivo ahora es trabajar en una actitud indiferente hacia la situación; y pensando en la venganza intensificas tus emociones y te lastimas a ti mismo.

No siempre es posible viajar justo después de una separación. Y también existe la probabilidad de que no puedas sentir toda la alegría del viaje debido a tu estado de ánimo. Pero planeando tus próximas vacaciones, podrás distraerte de pensamientos innecesarios. En segundo lugar, los científicos han demostrado que tan solo pensar en nuestros próximos viajes nos hace más felices.

No sonrías a la fuerza. Deja que te ayuden los profesionales. Mira algún show de stand-up, de tu comediante favorito o simplemente elige una comedia, suscríbete a los canales de comediantes en las redes sociales. Una buena broma hará sonreír incluso a la persona más triste.

Empieza a trotar, a bailar o a boxear. La última opción, por cierto, es la mejor porque te ayuda a liberarte de las emociones negativas. Más ejercicio físico también beneficiará tu aspecto y, como consecuencia, levantará tu autoestima que ahora está bastante vulnerable. Además, cualquier tipo de actividad física ayuda a producir la endorfina: la famosa hormona de la felicidad.

Explicarles a tus amigos y conocidos qué fue lo que pasó es una etapa desagradable de cada separación. Aquí es muy importante dar una respuesta neutral porque hablar mal de tu ex crea una mala impresión de ti mismo. Claro que te dan ganas de expresarte sin tener cuidado con las palabras y sin tener que controlar tus emociones. Hazlo solo con tus amigos cercanos o, mejor aún, con un psicólogo.

Tal vez esta sea la etapa más difícil y más necesaria. Esto es lo que debes saber:

  • Casi todo llega a su fin. Las relaciones también. Simplemente acéptalo y tómalo por hecho como el hecho de que después de la primavera viene el verano.
  • Las relaciones no pueden ser la misión de toda tu vida. Una persona solitaria también puede ser feliz.
  • Los recuerdos de los tiempos bonitos que pasaste con tu ex son ilusiones. Si de verdad todo hubiera estado bien, la relación no se habría terminado.
  • No importa quién tenga la culpa de la separación. Lo más probable es que nadie. Simplemente no eran el uno para el otro.

Es imposible aceptar estas afirmaciones y cambiar la conducta de inmediato. Simplemente anótalas sobre una hoja de papel y cuélgalas en un lugar visible.

Compra o elabora tú mismo la señal "STOP". Ponla en el lugar que más te recuerda de tu ex. Ahí mismo cuelga la lista del punto anterior. Cada vez que quieras ponerte triste, mira la señal y luego lee la lista de las cosas que necesitas entender. Esto no te ayudará a dejar los pensamientos destructivos por completo, pero será más difícil estar triste al lado de esta señal.