Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Sencillos trucos que te ayudarán a elegir tu calzado ideal

La habilidad de elegir calzado de calidad y bonito se puede considerar un arte. Antes de ir a la tienda de zapatos, debes tener una noción exacta de qué tipo de calzado necesitas y recordar que el aspecto no es el único factor para tomar en cuenta a la hora de comprar zapatos.

En Genial.guru nos preguntamos a qué otras cosas hay que prestar atención a la hora de comprar zapatos. Y aquí están los resultados.

  • Revisa necesariamente si la punta y la parte trasera guardan su forma. No deben quedar marcas cuando presionas estas partes y las sueltas. La parte trasera debe ser rígida, ya que los materiales suaves empezarán a perder forma rápidamente y causarte molestias al caminar.
  • Elige el calzado de acuerdo a la talla de tu pie más grande. Puede sonar gracioso pero la mayoría de las personas tienen un pie más grande que otro. Por lo tanto, vale la pena probarte calzado de varios números y comprar aquel con el cual ambos pies se sientan cómodos.
  • El requerimiento necesario para el calzado nuevo es su resistencia. Si compras zapatos de tacón alto, intenta primero presionar ligeramente el puente. A veces, cuando lo haces, el tacón se mueve hacia atrás. De ser así, no compres estos zapatos: los tacones inestables te agotarán.
  • También toma en cuenta la flexibilidad de la suela. Flexiona la puntera ligeramente. Si la suela no es lo suficientemente flexible, las articulaciones de los pies no podrán moverse libremente, lo cual afectaría tu forma de caminar y provocaría un cansancio rápido, ya que tu organismo gastaría más energía caminando con estos zapatos.
  • No compres calzado que te apriete. No esperes a que se "agrande" rápidamente. Los zapatos apretados pueden provocar irregularidades en la circulación sanguínea y deterioro de la función muscular. Además, este tipo de calzado puede perder su aspecto atractivo rápidamente.
    Para evitar esta situación, ponte calcetines, pisa una hoja de papel grueso y dibuja los contornos de tus pies con un bolígrafo. Recuerda las huellas de tus pies derecho e izquierdo. Mete estas "plantillas" en el calzado que piensas comprar. Las plantillas deben caber perfectamente bien, sin doblarse en sus extremos.
  • Es mejor comprar calzado por las noches. Porque para el final del día, los pies se hinchan un poco y, por lo tanto, aumentan en tamaño, lo cual significa que el par de zapatos que te quedó bien en la mañana, en la noche será demasiado apretado y hará que te salgan ampollas.
  • Revisa el calzado con una mano por dentro. La parte interior de los zapatos debe ser suave, sin costuras internas gruesas. La plantilla debe ser lo suficientemente suave y no salir de los zapatos.
  • Cuando te pruebes calzado, pasea por una superficie dura. En vez de caminar por una alfombra, camina por el piso. Porque cualquier calzado te horma mejor cuando estás de pie sobre una alfombra.
  • Es importante recordar que los pies pueden volverse más largos y más anchos, por lo tanto, cada 2 años hay que medir su tamaño. Especialmente si compras calzado por Internet.
  • Si compras calzado de tacón alto, es importante que tus pies no se muevan y queden fijos porque cuando los zapatos se agrandan, tus pies se trasladan ligeramente hacia adelante, lo cual puede provocar tacones rotos.
  • Si eliges calzado con piel por dentro, recuerda que la piel se doblará y en las botas habrá espacio adicional.
  • Al comprar calzado de gamuza, es importante recordar que se desgasta rápidamente, por lo tanto, cuando te lo pruebes, debe estar bien ajustado a tus pies.
  • Si el calzado tiene la puntera alargada, deben quedar 1-2 cm libres en ésta.
Yekaterina Ragozina, Portada Astkhik Rakimova para Genial.guru