Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Consejos de madres famosas para estar en forma

Las actrices, cantantes y modelos famosas cada día brillan frente las cámaras y provocan admiración del público con su belleza. Pero en la vida de muchas de ellas tarde o tempano llega el momento feliz y tan esperado del embarazo y la maternidad, cuando lucir espectacular se vuelve más complicado.

En Genial.guru recordamos a algunas mamás famosas que lograron bajar de peso después de dar a luz, revelamos sus secretos y aplaudimos su fuerza de voluntad.

Catherine Zeta-Jones

Durante su embarazo, esta ganadora del Óscar subió 19 kilos que luego perdió fácilmente con la dieta crash que se basa en alimentos de bajo contenido calórico, y su peculiaridad principal: los caldos de verdura para la cena.

Salma Hayek

Las alegrías de la maternidad se han reflejado en la figura de esta famosa como 23 kilos de más. Y sólo gracias a la estricta dieta mediterránea, la actriz regresó a su esbelto cuerpo. El producto principal de este tipo de alimentación son las aceitunas y el aceite de oliva.

Jennifer Lopez

Al convertirse en mamá, JLo empezó a luchar contra sus 22 kilos de más. Para ello, eligió la famosa dieta de proteínas y de bajo contenido calórico donde 1400 calorías al día es el límite.

Amy Adams

Amy es una de las pocas actrices hollywoodenses que cree que perder el peso extra no es el objetivo principal rumbo a la belleza. Después de dar a luz a su niña, ella no se agotaba con limitaciones extremas, prefirió bailar pole-dance para estar en forma otra vez.

Adriana Lima

A pesar de que la supermodelo de Victoria's Secret en 9 meses sólo subió alrededor de 15 kilos, estos cambios también se reflejaron en su figura. Para estar en forma, Adriana bebía 2000-2500 ml de agua manantial cada día y saltaba cuerda.

Kate Winslet

La estrella de "Titanic" siempre se ha resaltado por sus formas voluminosas, pero los 20 kilos que subió durante su embarazo no era lo que planeaba. Para Kate fue desarrollado un programa inusual según el "análisis del rostro", que se basa en agua, té herbal y verduras.

Zoe Saldaña

Esbelta por naturaleza, Zoe durante su embarazó llegó a la marca crítica de su peso: 83 kilos. Su ayudante principal para combatir los kilos de más no fue ninguna dieta, sino tres componentes de actividad física: bailes, boxeo y pilates. Ella sigue consumiendo la comida latinoamericana que tanto le gusta pero en versión más light.

Beyonce

Algunos meses después de dar a luz a una niña, Beyonce ya brillaba frente las cámaras. La cantante cree que la lactancia le ayudó mucho a regresar a su figura habitual. También come mucha piña, fruta que se considera un eficiente quemador de grasa.

Jessica Alba

Pronto después del parto, a Jessica le ofrecieron un proyecto fabuloso, por eso tuvo que bajar de peso rápidamente. Su secreto es la dieta "3+2+1": tres comidas completas, dos aperetivos entre comidas y un litro de agua al día. La actriz también recomienda siempre comer solo la mitad de lo que te traiga el mesero en el plato.