Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
7 Secretos para una piel impecable de las bellas mujeres de Asia

7 Secretos para una piel impecable de las bellas mujeres de Asia

Muchísimas mujeres asiáticas son famosas por su aspecto impecable y juvenil: a los cuarenta aparentan veinte años, y su elegancia, discreción y piel "de porcelana" son dignos de admiración. Algunos creen que se trata de un regalo de la naturaleza, pero otros lo consideran el resultado de un cuidado esmerado.

Hoy Genial.guru comparte contigo algunos de los secretos que te ayudarán a conservar la belleza de tu piel durante mucho tiempo.

1. Al lavarte la cara sigue el método "4-2-4"

Muchas mujeres asiáticas utilizan el método "4-2-4". Durante cuatro minutos frota el rostro con el aceite hidrófilo, después durante dos minutos aplica la espuma limpiadora y, al final, durante cuatro minutos enjuaga la piel con agua. Este tipo de limpieza facial con el aceite se conoce como la doble limpieza.

2. Utiliza la esponja Konjac para la limpieza facial

Para una limpieza facial suave, prueba utilizar la esponja Konjac hecha a base de raíces de una planta del mismo nombre originaria de Asia, también conocida como konnyaku. Antes de empezar a utilizarla, déjala durante unos minutos en agua templada para que se ablande. A continuación, escúrrela ligeramente y, con movimientos circulares, limpia la piel en la dirección desde la frente hacia la barbilla.

3. Una vez a la semana, regálale a tu rostro un tratamiento del cuidado facial profundo aplicando sueros especiales, emulsiones y esencias

¡A menudo se afirma que las mujeres asiáticas utilizan hasta 17 productos para el cuidado facial! Todos los productos de belleza especiales deben aplicarse de la siguiente manera: en primer lugar, se aplican los productos de textura ligera, a continuación, los que son un poco más densos y, finalmente, las cremas y emulsiones más espesas. De esta manera, la piel será capaz de absorber la máxima cantidad de componentes saludables y terapéuticos.

4. Protege tu rostro de los rayos UV durante todo el año

¿Has notado que las mujeres japonesas suelen llevar lentes de sol o una sombrilla aun cuando no hace nada de sol? Resulta que esto no es un capricho de la moda, es ante todo un medio de protección de los rayos del sol que afectan a nuestra piel, incluso en días nublados. Asimismo, muchas mujeres asiáticas protegen su piel del fotoenvejecimiento utilizando cremas con SPF.

5. Utiliza el agua de arroz para la belleza facial

Durante siglos, las mujeres asiáticas han utilizado el agua de arroz para obtener una piel y cabello más bonitos. La aplicación regular del agua de arroz durante el lavado de la cara hará tu piel más suave y elástica, mejorará el color y el tono de tu rostro. Esta sustancia milagrosa puede también utilizarse como un medio de cuidado del cabello, aplicado en el último enjuague.

6. Añade menta y té verde a tu colección de productos cosméticos

La menta y el té verde son dos componentes imprescindibles del cuidado de la piel que utilizan las mujeres asiáticas. Una variedad de mascarillas, cremas de aplicación puntual contra las imperfecciones de la piel, emulsiones, aceites, infusiones para el lavado... ni siquiera es una lista completa del uso medicinal de estos componentes. El uso regular del té verde y la menta hará que tu piel luzca más radiante y sana.

7. Haz espuma con la crema espumante antes de aplicarla en la piel

Las mujeres de Asia nunca frotan los productos cosméticos directamente en la piel, sino que los aplican con las yemas de los dedos, dando ligeros golpecitos. De esta manera, aumenta el flujo de sangre en la piel y se intensifican los procesos de recuperación y rejuvenecimiento. Asimismo, las mujeres asiáticas no hacen espuma con las cremas espumantes directamente sobre la superficie de la cara, sino que utilizan para esto unas pequeñas bolsas de malla especiales y sólo después sumergen el rostro en una nube voluminosa.

8. Para tener una piel clara y de color uniforme

Para obtener mejores resultados, necesitarás exfoliar tu piel y aplicar una mascarilla blanqueadora. Toma 1/2 cdta. de azúcar y 1 cdta. del polvo de sándalo. Revuélvelos bien. Necesitarás la mitad de un tomate también. Suavemente exfolia la piel con el tomate y la mezcla de azúcar durante 5-10 minutos. Exprime el tomate para aplicar el jugo bien. A continuación, enjuaga la piel.

Para preparar una mascarilla blanqueadora, ralla una patata. Ahora escurre el jugo de la patata en un recipiente y mézclalo con 1 cucharadita de miel, 4 cucharaditas del jugo de papa, 3 cucharaditas del jugo de limón. Revuelve todo bien. Aplica una capa gruesa de la mascarilla sobre la piel y deja que haga efecto durante 30-40 minutos. Luego masajea suavemente durante 2-5 minutos. Enjuaga bien con agua tibia.

Basado en material de Lady-4-lady.ru