Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Mitos sobre el embarazo que resultaron ser ciertos

--5-
15k

Desde las primeras semanas de embarazo, a la futura mamá la empiezan a asustar con todo tipo de mitos: no te cortes el cabello, no te compres ropa, ni se te ocurra tejer. Pero en algunas supersticiones tienen un grano de la verdad.

Genial.guru preparó para ti una selección de supersticiones sobre el embarazo que tienen una base científica.

#8. Si acaricias a un gato, tu hijo tendrá muchos enemigos

Hay un enemigo que de verdad podría amenazarle a tu bebé: la toxoplasmosis. Es cierto que los gatos, como muchos otros animales, son portadores de este virus. Pero el contagio no se realiza por aire ni por acariciar al gato, sino por manipular las heces de la mascota y de alguna manera ingerir sus partículas. Así que, si estás embarazada y tienes un gato, no tienes que deshacerte de él para nada. Solo encárgale la limpieza de su caja de arena a algún otro miembro de la familia.

#7. Si te sientas en el umbral de la puerta, los malos espíritus se llevarán a tu bebé

Claro que los malos espíritus no te harán nada, ni a ti ni a tu bebé. De cualquier forma, el umbral de la puerta no es el lugar más adecuado para pasar un rato, ya que en ellos hay corrientes de aire. Y a una mujer embarazada no le favorecerán ni el resfriado, ni los problemas con la espalda baja.

#6. Si comes frutas rojas, tu bebé nacerá con las mejillas de color rosa

Todas las frutas rojas son potencialmente alergénicas. Y la medicina occidental está segura de que, si no eres alérgica a estas frutas, es bueno comerlas durante el embarazo porque proporcionan nutrientes importantes para tu bebé.

#5. Si miras películas de miedo, tu bebé nacerá feo

No por algo muchas películas no se recomiendan para las mujeres embarazadas. Los cambios hormonales vuelven a las mujeres muy sensibles, y el estrés innecesario interrumpe el flujo sanguíneo normal. Así que es mejor dejar las películas de terror para después.

#4. Si te sientas con las piernas cruzadas, tu bebé nacerá con las piernas chuecas

Sentarse con las piernas cruzadas dificulta la circulación sanguínea y aumenta el riesgo de las várices, por lo tanto, durante el embarazo es mejor olvidarte de esta costumbre y optar por las posturas más seguras.

#3. Si te duermes de espaldas, tu bebé se puede ahogar

Dormir de espaldas, sobre todo, en las últimas semanas del embarazo, hace que el bebé presione la vena hueca de la madre. Si la embarazada duerme de espaldas sistemáticamente, puede empezar a sentir debilidad, falta de aire y mareos. Y el bebé puede sufrir hipoxia.

#2. Si cuelgas la ropa, el bebé se puede enredar en el cordón umbilical

No se trata tanto del hecho de colgar la ropa como de levantar los brazos. Si lo haces por cortos ratos, no pasa nada, pero si levantas los brazos durante mucho tiempo, el tono del útero aumenta, y esto es nocivo e incluso peligroso para el bebé gestante.

#1. Si te bañas, la fuerza del bebé se irá con el agua

Un baño caliente, sobre todo, en las primeras semanas del embarazo, puede provocar la interrupción del mismo. Sin embargo, un baño de agua tibia no representa ningunos riesgos.

¿Niño o niña?

Dicen que si el vientre de la embarazada es puntiagudo y prominente, está esperando a un niño; y si es redondo, una niña. Desafortunadamente, la forma del vientre solo depende de la ubicación de los músculos y de los órganos, así que esta superstición sólo es un mito, al igual que otras maneras de determinar el sexo del bebé. La forma más segura de descubrirlo es hacer el ultrasonido, aunque incluso este estudio a veces se equivoca.

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
--5-
15k