Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Con sólo un producto que tienes en tu hogar puedes lograr la perfección en tu cabello y tu piel

1-28-
142k

Incluso si no eres fanático de miel, debes tenerla en tu cocina. Este alimento antiguo y nutritivo es una fuente excelente de vitaminas, minerales y sustancias biológicamente activas. La miel hace un efecto bactericida, humectante, calmante y reafirmante.

Genial.guru juntó las mejores recetas de remedios de belleza para la piel y el cabello fáciles de preparar en casa.

#1. Para la piel purificada sin granos

Receta #1. Aplica en las áreas afectadas la mezcla de miel y canela en la proporción de 1:1. Enjuaga 10 minutos después. Esta mezcla normaliza el funcionamiento de las glándulas sebáceas, tiene un efecto antimicrobiano y mejora el color de la piel.

Receta #2. Usa el jugo de la mitad de un limón y una cucharadita de miel. Aplícalo sobre la piel seca y limpia, enjuaga 20 minutos después. Aplica 1-2 veces a la semana. Además del buen efecto, esta mascarilla ayudará a reducir los poros, blanquear y humectar la piel.

Receta #3. Aplasta 2 pastillas de aspirina, agrega 4-5 gotas de jugo de limón y un poco de miel. Revuelve y aplica sobre las áreas problemáticas durante la noche. Es mejor tapar esta mascarilla con un plástico y luego con una curita. Por la mañana, el enrojecimiento se volverá menos notable, la inflamación profunda saldrá a la superficie y se curará más rápido.

Resultado: La chica de la foto vio el resultado de la aplicación de las mascarillas de miel dentro de unas semanas y logró dejar los medicamentos para curar las espinillas.

#2. Para blanquear la piel y decolorar las bolsas oscuras debajo de los ojos

Necesitarás: media cucharadita de miel, una cucharadita de jugo de limón y una cucharadita de yogur natural. Aplica sobre la piel 1-2 veces por semana durante 20 minutos. Usando esta mezcla puedes decolorar el bronceado que tanto te aburre y las manchas pigmentarias.

Además, usando la mezcla de miel y yogur natural, puedes blanquear las bolsas oscuras debajo de los ojos. O usa esta receta: una cucharadita de miel, una de jugo de pepino y una de jugo de patatas.

Resultado: La chica de la foto logró blanquear su piel usando jengibre y miel.

#3. Para una piel reluciente

Receta #1. Mezcla 2 cucharadas de miel y 2 cucharadas de leche. Frota con esta mezcla tu rostro usando un disco de algodón y enjuágate al cabo de 10 minutos. Esta mascarilla humecta bien, llena la piel de vitaminas y aminoácidos esenciales, sube la elasticidad de la piel y ayuda a luchar contra las arrugas.

Receta #2. Mezcla una cucharadita de miel y una cucharada de jugo de aloe. Es una receta universal para nutrir y humectar cualquier tipo de piel. Si tu piel es propensa a descamación, puedes agregar a la mascarilla unas gotas de aceite de oliva.

Resultado: La chica de las fotos durante 2 semanas hizo el masaje con miel. Ya se logran a notar cambios visibles: la piel se volvió más clara, el tono, más homogéneo, las inflamaciones se redujeron y la piel se ve más humectada.

#4. Para una piel perfecta sin descamación

Esta es una receta sencilla de un exfoliante facial: mezcla una cucharada de miel y una cucharada de hojuelas de avena, masajea la piel y enjuaga.

Resultado: La chica de las fotos recomienda usar este exfoliante con miel, hojuelas de avena, té verde y agua para las personas con cualquier tipo de piel para exfoliar, mejorar el tono de la piel y regenerarla.

#5. Para labios suaves y sensuales

Mezcla la miel, el azúcar y el aceite de oliva. Masajea bien los labios, enjuaga y aplica un bálsamo humectante. Como una alternativa, puedes usar azúcar morena, miel y vaselina.

Resultado: Frota los labios con la mezcla aplicada sobre un cepillo dental húmedo durante 2 minutos, enjuaga el producto y enjuaga el cepillo. Luego, nuevamente frota los labios. Tendrás el resultado como el de la chica de la foto: en tan sólo una aplicación los labios se volverán más suaves, se curarán las grietas, los labios dejarán de descamarse.

#6. Para el cabello grueso y brilloso

Receta #1. Para humectar y nutrir el cabello. Mezcla la miel y la yema de un huevo en proporciones iguales, aplícala sobre el cabello húmedo y deja que haga efecto durante 30 minutos.

Receta #2. Para nutrición y brillo. Mezcla 2 partes de miel y una parte de aceite de oliva, distribúye la mezcla por el cabello y enjuaga 20 minutos después.

Receta #3. Para fuerza, crecimiento y brillo. Convierte 2 plátanos en una papilla, agrega una cucharada de miel y 2 cucharadas de aceite de coco. Distribuye la mascarilla por todo el largo del cabello, espera media hora y lávate el pelo con tu champú preferido.

Resultado: Esta foto muestra el resultado de la aplicación de una mascarilla con miel, plátano, requesón y aceite de coco, la cual hace al cabello más suave, más fuerte, lo nutre y le da brillo.

#8. Para decolorar cicatrices y marcas

Usando mascarillas de miel, jugo de limón, yogur y hojuelas de avena, que debes hacer a diario durante 5-10 minutos, puedes acelerar la curación, decolorar la piel y prevenir la formación de las cicatrices. Puedes aplicar la miel pura sobre las cicatrices durante toda la noche y hacerlo hasta que se vuelvan más claras.

Como resultado podrás alisar los tejidos cicatrizados bastante rápido o decolorar las marcas rojas, como la chica de la foto.

#7. Para eliminar el vello corporal y prevenir los vellos encarnados

Mezcla 1/4 de vaso de miel, 1 1/2 vaso de azúcar, 1/4 vaso de jugo de limón y 1/2 vaso de agua. Cuece a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva por completo y aparezcan burbujas en la superficie de la mezcla. Enfría la pasta y aplícala sobre la piel donde necesitas retirar el vello corporal. Luego cubre el área con una tela de algodón, alísala y, con un movimiento brusco, retira el material.

Resultado: Este sugaring remueve suavemente el vello, previniendo su encarnación, nutriendo y suavizando la piel. ¡Con cada aplicación los vellos se volverán más delgados y tus piernas lisas te durarán hasta 3 semanas!

Imagen de portada depositphotos
1-28-
142k