Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

1500 Enamorados contaron cuál es el secreto principal de una relación feliz

El famoso escritor y bloguero Mark Manson llevó a cabo un experimento extraordinario. Encuestó a 1500 enamorados para descubrir cúal es el secreto de su relación estable y fuerte. Lo que descubrió lo impactó.

La redacción de Genial.guru te invita a conocer una versión resumida de la gran guía de las relaciones sentimentales basada en las investigaciones de Mark.

"Romeo y Julieta" no es una historia de amor. Es una relación de 3 días entre una chica de 13 años y un joven de 17 que provocó la muerte de 6 personas.

El amor verdadero es una elección. Es la devoción constante a la persona sin depender de las circunstancias pasajeras. Muchas personas en vez de esto se acostumbraron a los altibajos de un amor romántico. Cuando los sentimientos se acaban, se van.

Muchos empiezan una relación para compensar lo que les hace falta o lo que odian en sí mismos. Es un boleto solo de ida. El amor se vuelve condicional: están juntos mientras aportan algo el uno para el otro.

Mark les preguntó a las personas casadas qué fue lo que habían hecho mal antes de formar esa relación. La respuesta ganadora por un margen muy grande fue "Tenía motivos equivocados para estar con esa persona".

Por ejemplo:

  • Presión por parte de amigos o familia.
  • Algunos se sentían fracasados estando solos y por eso preferían estar con cualquier persona.
  • Las apariencias: porque la relación lucía bien en papel o en las fotos, y no porque se admiraran mutuamente.
  • Eran jóvenes e ingenuos pensando que el amor resolvería todos sus problemas.
  • El deseo de cambiarse a sí mismo a expensas de otra persona.

Mucho se ha dicho acerca de los "sacrificios" en una relación. Se supone que para mantener una relación feliz hay que hacer sacrificios constantes por la pareja, sus deseos y necesidades. Claro, de vez en cuando todos los hacemos, así sean pequeños. El problema es cuando toda la felicidad de la relación depende de otra persona, y ambos están en el modo de un sacrificio eterno.

Para una relación saludable y feliz se necesitan dos individuos psicológicamente sanos y felices. La palabra clave: individuos. Es decir, dos personas que protegen su individualidad, sus intereses, aspiraciones y hobbies.

Las personas que se habían divorciado y que llevaban con su nueva pareja 10-15 años, casi siempre afirmaban que tener una buena comunicación es una condición importante para que todo funcione bien. Sin embargo, aquellos que estaban casados durante 20, 30 o incluso 40 años, hablaban del respeto.

Los conflictos son inevitables. Solo una cosa puede salvar tu relación: el respeto infinito el uno hacia el otro y la fe en tu pareja.

Además, debes respetarte a ti mismo. Sin respeto siempre sentirás la necesidad de demostrarte que mereces el amor, y esto te da el efecto contrario.

Estos son algunos ejemplos de una conducta errónea que muchos enamorados mencionaron:

  • Jamás hables mal de tu pareja y no te quejes con tus amigos. Si tienes problemas, habla sobre ellos con tu pareja.
  • Respeta los hobbies, intereses y perspectivas de tu pareja que son diferentes a los tuyos.
  • Respeta su derecho a opinar. Recuerda que son un equipo y si uno de los jugadores se siente infeliz, la relación no es exitosa.
  • Nada de secretos. Si están juntos y se respetan mutuamente, deben ser honestos.

Las parejas que estaban casadas durante más de 20 años muchas veces hablaban de lo mucho que cambia una persona con el paso de décadas y qué tanto su pareja es capaz de aceptar estos cambios. Seguramente estás leyendo esto y piensas: “Claro, ahora Bill prefiere salchichas y dentro de algunos años puede que le guste el filete. Lo superaremos”.

No, estamos hablando de cambios drásticos en la vida. Piensan pasar juntos décadas y algún problema serio de verdad puede destruir toda la alegría. Entre los cambios que han experimentado las parejas encuestadas fueron: cambio de religión, cambio de país, la muerte de familiares, cuidar a los familiares mayores y cambio de convicciones políticas.

Algunos hablan de la necesidad de tener cuentas bancarias y tarjetas de crédito separadas, amigos propios, hobbies y vacaciones anuales por separado. Algunos incluso recomiendan tener baños y dormitorios separados.

Algunas personas temen darle libertad e independencia a su pareja. Cuanto más queremos que nos quieran y valoren, más buscamos controlar a nuestra pareja. Sin embargo, esta inhabilidad de dejar que tu pareja sea ella misma es una forma de faltarle el respeto.

Cuando hablamos de la importancia de tener una "buena comunicación", nos referimos a lo siguiente: debes estar preparado para tener conversaciones incómodas. Pero recuerda un par de consejos útiles:

  • Jamás acudas a los insultos personales.
  • No traspases los argumentos / conflictos anteriores a la discusión actual. No cambiará nada y solo duplicará los desacuerdos.
  • Si la pelea se volvió demasiado emocional, date tiempo. Aléjate un poco y regresa cuando puedas dominar tus emociones.
  • No olvides de que no es tan importante tener la razón como el hecho de se escuchen y hablen con respeto. Puede que tengas razón pero si esto hace que tu pareja sienta que no la quieres, no ganaste la pelea.

Si te molesta algo en tu relación, debes estar dispuesto a expresarlo. Habrá más confianza, y esto construirá la intimidad. Puede que te duela pero debes hacerlo. Nadie corregirá tu relación por ti.

Aprende a distinguir la conducta realmente sospechosa de tu pareja de tu propia imaginación (y al revés). No es fácil y seguramente requerirá confrontación para llegar al fondo del problema.

Jamás olvides los detalles. Tienen una gran importancia. Pequeños detalles como decirse mutuamente "Te amo" antes de dormir, tomarse de las manos mientras ven una película, hacer cosas agradables, ayudar en las tareas domésticas... incluso limpiar el baño después de usarlo.

Se vuelve especialmente importante cuando nacen los hijos. El consejo que escuché cientos de veces dice: pon tu matrimonio en el primer lugar. Mis lectores resaltaban la importancia de salir a comer, planear viajes juntos y dejar tiempo libre para los dos.

Cuando dos personas independientes viven juntas, tendrán valores diferentes y los conflictos serán inevitables. Lo importante es no intentar cambiar al otro, sino conservar y amar las diferencias, saber perdonar cuando la situación llegue al extremo.

Tu pareja ideal no es la que no crea problemas sino la que crea problemas y al resolverlos disfrutas el proceso.

Todos tenemos alguna noción acerca de cómo debe funcionar una relación: ambas personas deben repartir responsabilidades y tener tiempo para estar juntos y para sí mismos.

Sin embargo, en la vida real todo es diferente. Existe una tensión. A veces parece que estás hablando con una pared. Las relaciones se tornan caóticas solo porque las personas en ellas tampoco son perfectas.

Todos salimos ganando si repartimos tareas. Descubre qué es lo que haces mejor, que te gusta hacer y qué es lo que odias, y tomando en cuenta esta información llega a un acuerdo con tu pareja.

Una enfermera me escribió una vez que en muchas ocasiones tenía que trabajar con pacientes viejos. Un día habló con un paciente de 80 años acerca del matrimonio en general y por qué su unión había durado tanto tiempo. El hombre le contestó:

"Una relación se parece a las ondas marinas: una serie continua de emociones y altibajos. Lo importante es recordar que estas ondas solo en algunos casos tienen algo en común con la calidad de la relación: las personas pierden el trabajo, los miembros de la familia fallecen, la gente se muda de casa, cambia su profesión, gana y pierde mucho dinero. Ninguna de estas ondas es eterna y al final de cuentas solo quedarán juntos".

Posdata de Mark y su lectora Margo

"Pueden superar lo que sea si no te lastimas a ti ni a tu pareja. No se avergüencen el uno al otro en público y no te burles de tu pareja por lo que la hace feliz. Anoten por qué se enamoraron y léanlo cada aniversario de bodas (o más a menudo). Escriban cartas de amor.

Cuando nazcan sus hijos, es muy fácil que te vuelvas loco si se convierten en el único propósito de tu vida... Pero no olvides este amor que les permitió nacer. Así les enseñarás el amor a tus hijos. Tu relación siempre debe estar en el primer lugar. Ambos deben desarrollarse sin falta. Sé la persona que fomente el desarrollo. Y espera que tu pareja también te apoye en eso.

Ámala tal y como es. Incluso cuando no estás de buen humor. Tengan confianza. Sean sinceros, orgullosos el uno del otro y abiertos a los cambios. Acepten todas las cosas nuevas. Imprime esta lista y revísala cada día".

Basado en material de markmanson.net, vk.com/newochem