Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
4 Preguntas que te permiten saber si tu relación de pareja es recíproca

4 Preguntas que te permiten saber si tu relación de pareja es recíproca

1-4-
225k

Mantener relaciones interpersonales saludables es una ciencia compleja, requiere de una inteligencia emocional muy aguda y no siempre lo logramos. A veces damos más de lo que recibimos estableciendo vínculos que no son recíprocos y nos lastiman. 

En este artículo de Genial.guru encontrarás 4 preguntas que te permiten saber si amas y eres amado.


1. ¿Estás seguro de que das más de lo que recibes?
Responder a esta pregunta no es tan fácil como parece. Muchos dirían que sí sin dudarlo un segundo, porque sienten que lo entregan todo y no reciben el mismo amor a cambio. Si es tu caso, es posible que sea verdad, das más de lo que recibes, pero también puede que no estés abierto a leer las expresiones amorosas de los otros. Estás esperando que los demás hagan por ti la clase de cosas que tú haces por ellos, porque esa es tu noción de amor y entrega, pero tal vez estás dejando de recibir millones de otras formas de dar cariño solo por no considerarlas amorosas. Cuando sientas que estás en una relación donde no recibes tanto como das, antes de juzgar al otro pregúntate: ¿estoy abierta a percibir y recibir sus formas de dar amor o sólo estoy esperando que devuelva mis acciones tal y como yo las hago?


2. ¿Qué puedo hacer para entender qué es amor para el otro?
Tal vez existan tantas definiciones de amor como seres humanos en la Tierra. A muchos nos han enseñado que ser amoroso es ser expresivo, consentidor, detallista; regalar chocolates y flores, celebrar San Valentín, usar palabras tiernas y sostener la mano de tu amado. Está bien, es una versión del amor, pero quedan un millón de definiciones por explorar. Puede que estemos dejando de ver cuánto nos aman los demás porque no hemos comprendido su definición de amor. Para algunos, amar es dejar ser al otro y esto implica no siempre estar a su lado, darle mucho espacio, incluso alejarse para hacerlo crecer. Tal vez podríamos sentirnos abandonados y poco queridos por alguien que nos ame así, cuando en realidad él está dando lo que esperaría recibir y se siente aprisionado cada vez que recibe millones de mensajes, regalos y abrazos. 


3. ¿Sabe que lo amo, realmente lo sabe?
Para algunos es amor una taza de comida, reparar la fuga de agua del baño, levantarse más temprano y preparar un té, dar un buen regaño... Y tal vez lo más generoso que podemos hacer cuando nos embarcamos en una relación es aprender a hablar el lenguaje del otro y expresarle nuestro amor como él lo está esperando. ¿No quisieramos todos que quienes nos aman y nos rodean nos sorprendieran expresando su cariño como siempre lo hemos soñado? Si eso es lo que queremos, demos el primer paso. Es imposible que alguien entre en tu mundo si tú no entras en el suyo. Pregúntate qué es el amor para él y esfuérzate por regalarle el privilegio de ser amado generosamente.


4. ¿Sabe el otro lo que yo quiero?
Seguramente no lo sabe. Es posible que tú estés esperando a que él mágicamente lo adivine porque crees que si no lo hace por voluntad propia o de manera espontánea, entonces no es amor; si se lo tengo que decir, pierde la magia. Claro, sería perfecto que él supiera con exactitud cómo complacerte, pero es probable que según su definición de amor esté haciendo todo lo que puede por ti. Dile lo que esperas recibir, no estás dañando la magia, estás permitiéndole entrar a tu mundo, enseñándole tu lenguaje, dándole la oportunidad de hablar tu lenguaje. Recuerda que la forma más generosa de amar es entrando al universo interior del otro, y eso no se puede lograr adivinando en una bola de cristal qué es lo que ese otro está esperando de ti.


Ps: Ten paciencia, aprender a hablar otro lenguaje es dificil. Tanto él como tú tienen mucho qué aprender, los cambios no se dan de la noche a la mañana.

Foto de portada: Pexels


 

1-4-
225k