Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

8 Señales alarmantes de que tu relación está a punto de terminar

--1-
21k

Todos soñamos con tener una relación feliz, armoniosa y a largo plazo. Sin embargo, no existen las relaciones perfectas. Todas las parejas pasan por momentos de crisis. Algunas logran superarlos, otras terminan.

Genial.guru hizo una recopilación de los errores principales que, según los psicólogos, pueden llevar a una ruptura amorosa. Pero los errores existen para corregirlos y evitarlos.

#8. Fusión absoluta

Las parejas más frágiles son aquellas en que las personas están demasiado unidas una a otra. En esta fusión no existe ni "Yo", ni "Tú". Solo existe "Nosotros".

Tarde o temprano alguno de los dos se cansa de esta relación, mientras el otro siente dolor y rencor. Esto puede dar lugar a una crisis seria. Este tipo de parejas se separan, lastimándose mucho el uno al otro.

#7. Pensar que tu pareja piensa y siente lo mismo que tú

Muchas personas, sin darse cuenta, atribuyen a otros sus propios sentimientos, necesidades y deseos (entre ellos, los deseos "prohibidos"). Así es como funciona el mecanismo de proyección en psicoanálisis. Esta lógica explica también los celos infundados.

Los conflictos serios a menudo surgen porque muchas personas se niegan a aceptar el hecho de que su pareja ve el mundo y percibe la conducta de otras personas de manera diferente. Entiende y acepta lo obvio: todos somos diferentes. Si una pareja no reconoce esta verdad tan sencilla, su futuro puede ser poco alentador.

#6. Falta de comunicación

A veces los enamorados piensan: "No necesitamos palabras porque estamos hechos el uno para el otro". Y es una gran confusión. Escuchar y oír al otro, expresar los sentimientos, compartir los pensamientos y deseos: esta es la clave para tener una relación armoniosa.

Al tener poca comunicación, nos arriesgamos a descubrir de forma inesperada que nuestra pareja no es como pensábamos que era. Aquellos que ignoran esto pierden mucho, porque la profundidad de una relación solo se puede conservar descubriendo nuevas facetas el uno del otro todo el tiempo.

#5. No tener planes en común

A veces, al principio de una relación, las parejas jóvenes se dejan llevar por sus sentimientos y no desean hacer planes a futuro. Cuando la pasión cede, no se imaginan su vida juntos y hasta les da miedo pensar en esto.

Si queremos formar una relación a largo plazo, es importante estar preparados para hablar del futuro y no temer hacer preguntas serias como hijos (y su crianza), finanzas, espacio personal e intenciones de tener una relación monógama, por ejemplo.

#4. Querer "salvar" a tu pareja

Las relaciones en que una persona se sumerge por completo en los problemas de la otra, intentando curarla, salvarla, encontrar una solución, al principio son muy fuertes. "La víctima" recibe todo tipo de bonos emocionales y se le hace difícil rechazar la posición tan cómoda de niño que necesita que lo protejan, mientras que "el rescatista" siente que alguien lo necesita.

El pronóstico de este tipo de relaciones no es favorable. Hay dos opciones: "el enfermo" se cura y ya no necesita al "rescatista", o se da cuenta de que su pareja se aprovecha de su dependencia. Pero, por lo general, "la curación" es imposible, porque a ambas personas les conviene la posición que ocupan.

#3. Pereza o falta de esfuerzo

Muchas parejas, sobre todo las jóvenes, están seguras de que la armonía entre ellos debe surgir de inmediato, sin esfuerzo alguno. Y cuando tienen algún problema piensan que la relación está condenada. Por eso ni siquiera intentan solucionar las dificultades juntos.

No olvides que todas las relaciones se construyen poco a poco, sin prisa. Y en cada etapa todo empieza desde el principio.

#2. Conflictos sin resolver

Los conflictos sin resolver suelen sembrar enojos, amargura y desesperación. Debes darte cuenta del rencor acumulado que tienes. Para no llevar la situación a un conflicto, empieza a hablar de tus sentimientos a tiempo.

Recuerda que los conflictos son una etapa por la que pasan la mayoría de las parejas y que es totalmente superable. Pero si lo guardas todo y no expresas tus emociones, de verdad puedes arruinar el amor.

#1. El deseo sexual ya no existe

Debido a la disminución del deseo sexual en las parejas con experiencia, las personas se alejan cada vez más y surge la agresión mutua y la irritación.

Es la relación íntima la que distingue a una pareja de un par de vecinos. Es importante entender que hay que cuidar y cultivar la alegría del contacto físico que sentían al principio y dedicarle tiempo.

Ilustradora Julia Gurko para Genial.guru
--1-
21k