Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Efectos misteriosos más intensos que un déjà vu

Paradojas, fenómenos y efectos extraordinarios pueden parecerte casi mágicos, incluso si tienen una explicación lógica. Encontrándote con ellos, sientes como si el tejido del universo pudiera agujerearse en cualquier momento.

En Genial.guru hemos encontrado algunas cosas interesantes que podrías comprobar por ti mismo, o tal vez ya te has encontrado con ellas, pero no sabías lo que eran.

10. La paradoja del cumpleaños

Esta paradoja establece que en un grupo de 23 personas, por lo menos dos de ellas cumplen años el mismo día con una probabilidad del 50 por ciento. Para un grupo de 60 personas, esta probabilidad será de más de 99 por ciento.

La paradoja aquí está en que, intuitivamente, creemos que no es posible. Sin embargo, los cálculos matemáticos demuestran lo contrario.

9. El complejo Baader-Meinhof (ilusión de frecuencia)

Explicar este fenómeno cerebral es muy sencillo: el complejo de Baader-Meinhof consiste en que al conocer el complejo de Baader-Meinhof, oirás constantemente cosas sobre el complejo de Baader-Meinhof.

No es que sea una coincidencia. Antes de aprender una nueva palabra, no prestábamos atención cuando ésta pasaba por el flujo general de información.

8. El fenómeno de la bola rodante

Muchas personas que viven en edificios de apartamentos, por las noches oyen un sonido como si en la casa de los vecinos de arriba cayera una bola de metal, botase varias veces y rodara.

En Internet, las discusiones sobre este fenómeno cuentan con decenas de miles de comentarios, sin que se haya podido llegar a un consenso. Lo más probable es que las válvulas entre los pisos, se calienten durante el día y se expandan y por las noches, se enfríen y vuelvan a su posición original, produciendo este ruido.

7. El fenómeno de un extraño en el espejo

El psicólogo italiano Giovanni B. Caputo estudió este fenómeno: si miras tu propio reflejo en el espejo durante mucho tiempo, comenzarás a ver a otra persona. Algunos sujetos han visto a uno de sus padres, otros a criaturas fantásticas y terceros vieron su propio rostro, pero muy modificado.

No hay nada místico en este fenómeno, esta ilusión surge a medida que el sistema visual percibe una y otra vez las mismas imágenes y comienza a interpretarlas de manera diferente.

6. Jamais vu

Esta paradoja de la mente es la opuesta a la de déjà vu: la palabra o el fenómeno es bien conocido por ti, pero de repente lo ves como si fuera la primera vez. La forma más sencilla de provocar un jamais vu es repetir la misma palabra varias veces. Te parecerá que suena tonta, no tiene sentido y no la has oído antes.

Al igual que con el déjà vu, no se sabe exactamente por qué sucede esto.

5. El efecto Mandela

El nombre de este efecto viene precedido por el error de muchos que pensaron que Nelson Mandela había fallecido en prisión hace 40 años (en realidad, murió en su casa en 2013). A millones de personas les invaden los mismos recuerdos falsos. Hay decenas de casos de este fenómeno, por ejemplo aquí.

Todo esto tiene explicaciones científicas, pero algunos prefieren creer en la teoría de los mundos alternativos y en que alguien esté cambiando la historia justo delante de nuestros ojos.

4. La paradoja de la identidad de los otros

Este efecto consiste en que todos los miembros de algún grupo del que no formamos parte, nos parecen ser más o menos idénticos: por ejemplo, todos los cow-boy, todos los representantes de algunas subculturas, todas las personas de otras razas, etcétera. En este último caso, bajo ningún concepto será racismo, simplemente todavía contamos con el antiguo instinto, a través del cual dividíamos a la gente en los que son como nosotros y los que no.

3. El efecto de la sinestesia

En este estado, algunas imágenes visuales o táctiles pueden ir acompañadas de sensaciones auditivas y viceversa. Puedes oír colores y ver olores, por ejemplo, el número 3 puede ser para ti no simplemente azul, sino también peludo o pegajoso.

La prevalencia de la sinestesia no está exactamente definida: según algunas fuentes, la poseen una de cada 2000 personas. Para otras, una de cada 23. La dificultad aquí es que algunos individuos no se consideran sinestéticos y no se dan cuenta de que son diferentes del resto. La razón del fenómeno todavía sigue envuelto en misterio.

2. El efecto del valle misterioso

El atractivo de un robot aumenta cuanto más se asemeja a los seres humanos. Pero, cuando empieza a tener un aspecto muy parecido, la simpatía se sustituye bruscamente por el miedo y el asco.

Nuestro cerebro no entiende quién o qué está delante de nosotros. Para entender de qué hablamos pasa por este y este otro enlace. (Ten cuidado, a algunos redactores de Genial.guru se les pusieron los pelos de punta).

Por eso, vale la pena hacer robots muy distintos a los seres humanos o casi idénticos. En este caso, el efecto desaparece.

1. La teoría de los seis grados de separación

Según esta teoría, cada persona, de una manera u otra, está relacionada con cualquier otro habitante del planeta a través de una cadena de conocidos en común. Y consta de sólo cinco personas.

Pusimos a prueba esta teoría con ayuda de una popular red social y se confirmó. Y más de una vez. Resultó que el autor de este artículo y el primer ministro de un país concreto están separados sólo por 3 personas (¡aunque la segunda tiene menos de 20 amigos en Internet!). Bueno, parece algo imposible.

Comparte en los comentarios cuál de estos efectos experimentaste alguna vez.