Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Señales de que tu vida no te pertenece

Todos dependemos de las personas que nos rodean. Algunos más, algunos menos. Pero existen límites de dependencia que no deberías cruzar para no perderte a ti mismo.

Genial.guru decidió contarte cuáles son las señales de que estás cerca de cruzar estos extremos. Deberías ponerte a pensar si...

10. Has cambiado tu círculo de amigos por voluntad ajena

Tú eres la única persona que decide quiénes son tus amigos. Por eso no permitas que los demás controlen tu círculo social.

9. Sueles reconciliar a otras personas

Si estás entre dos personas que se pelearon, sólo aceleras el proceso de su separación o reconciliación. Pero al mismo tiempo, gastas muchas fuerzas emocionales y te arriesgas a convertirte en el chivo expiatorio.

8. Controlas tus sentimientos incluso estando en casa

Es entendible que muchas personas intenean no mostrar sus emociones enfrente de los demás. Sin embargo, en su propia casa cada persona debe tener la oportunidad de dejar salir sus sentimientos y emociones.

Por lo tanto, si en tu hogar te prohíben llorar o reírte, vale la pena pensar cómo podrías cambiarlo.

7. Has probado al menos 3 dietas a la moda

No sólo tus amigos o la pareja pueden controlarte. Hasta los medios de comunicación y algunos famosos pueden hacerlo.

Si estás intentando cambiar tu cuerpo para encajar en los estereotipos de belleza, piensa si el resultado vale que dejes de ser tú misma.

6. Sacrificas tu descanso por la diversión de otra persona

Tienes derecho a no querer reunirte con nadie en tu tiempo libre. Y tampoco es tu obligación trabajar por alguien.

Así que si alguien intenta modificar tus planes para el descanso, no inventes pretextos y no te avergüences de decir que prefieres, por ejemplo, simplemente leer un libro.

5. Hace mucho que no tienes tiempo para tu hobby

Los hobbies y los intereses personales son una parte importante de cualquier persona. Si nos olvidamos de esto, perdemos una parte de nuestra individualidad. Por lo tanto, intenta encontrar al menos un par de horas por semana para algo que te encanta hacer.

4. No puedes poner una contraseña a tu móvil

¿Entre la pareja no debe haber ningún secreto? En realidad, todos necesitamos espacio personal y nadie tiene derecho a invadirlo.

Muchas veces tal espacio personal es el móvil y tú tienes toda la autoridad para establecer una contraseña para guardar ahí tus selfies malas, notas personales o conversaciones de Whatsapp sin temer que alguien los pueda ver.

3. Trabajas en un lugar prestigioso, no donde realmente quisieras trabajar

Muchas veces nos convencemos de no dejar el trabajo tan prestigioso que tenemos para probar lo que nos gustaría hacer.

Es peor aún cuando esta decisión no es tuya, sino de los demás. Así te alejan de lo que eres en realidad.

2. Estás disponible a cualquier hora del día

El empleado que contesta las llamadas y los mensajes 24 horas al día es un hallazgo tanto para los clientes como para el jefe. Pero ¿es buena esta disponibilidad para el empleado mismo? No pierdas tu derecho a tener tiempo libre.

1. Te dicen qué debes hacer

Todos a tu alrededor saben qué debes hacer y estás de acuerdo incluso si sientes que no estás preparado para esto.

Recuerda que sólo tú decides cuándo tener hijos, casarte y pedir aumento. Nadie tiene el derecho de presionarte.

¿Cómo devolver el control sobre tu vida?

Cada vez que tengas que hacer algo que no te gusta y hacer lo que no quieres, pregúntate de quién es esta decisión.

Todos tenemos etapas difíciles en la vida, pero si no ves la necesidad de ir en contra de tus deseos, no dejes que te convenzan de hacerlo y defiende tu postura. Esto te ayudará a no perderte a ti mismo, ni perder la esperanza de ser feliz.

Imagen de portada Depositphotos, Depositphotos