Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Maneras de borrar de tu cabeza los pensamientos que te atormentan una y otra vez

Tal vez cada adulto conoce esa sensación cuando, después de una separación, sigues pensado una y otra vez sobre lo sucedido y no puedes quitar de tu cabeza los pensamientos que te hacen daño.

Genial.guru encontró algunos consejos de psicólogos que ayudan a superar este tipo de situaciones dolorosas. No solo los desamores, sino cualquier tipo de sucesos que "no nos dejan ir".

1. Hablar menos y hacer pausas

Hablando con una persona que te provoca una tormenta de emociones, intenta hacer pausas. Así tienes tiempo para enfriar la cabeza y ver desde otro ángulo lo que piensas decir. Dirás menos palabras por las que luego te arrepentirás. Y, con el tiempo, la ira y la irritación pueden desaparecer.

2. Espera y mira lo que sucederá después

Sentimos la necesidad de reaccionar a una situación, a las palabras y a la gente de inmediato. Y por eso cometemos muchos actos imprudentes. Los psicólogos aconsejan: no te apresures, tómate tu tiempo. Y mira lo que sucederá después.

3. Deja de buscar culpables

Un constante análisis del pasado con el fin de encontrar al culpable o culparte a ti mismo muy pocas veces da algún resulado. Por lo general, en lo sucedido está implicada una serie de eventos y todo acontece según el principio de domino. Simplemente acepta: lo pasado, pasado. Ahora debes encontrar una salida.

4. No intentes "meterte" en la cabeza de otros

Pregúntate: ¿si los demás intentan entender lo que piensas y cuáles son tus motivos, tendrán razón? Lo más probable es que no tengan ni la menor idea de lo que está sucediendo en tu cabeza en realidad. Lo mismo funciona con las relaciones con las demás personas, las posibilidades de sacar conclusiones erróneas y gastar tiempo en vano son muy altas.

5. Primero soluciona el problema más grande

Sin importar lo que haya sucedido, el mayor problema, por lo general, es tu propia ira. Literalmente te llena de emociones y te desvía lejos de la solución del problema. Intenta apagar tu ira con meditación, un paseo o ejercicio físico. O cualquier otro pasatiempo que sea capaz de calmarte.

6. Desarrolla nuevos hábitos y haz ejercicio

Cuando tu cerebro se enfoca en aprender algo nuevo, los pensamientos innecesarios poco a poco retroceden y desaparecen. Cada vez que estudias algún proceso nuevo, te concentras en él y empiezas a pensar menos. Por cierto, también funciona el ejercicio físico.

7. Expresa tus pensamientos negativos sobre un papel y destrúyelo

Científicos demostraron que, al expresar tus pensamientos negativos sobre papel y destruirlo, te descargas emocionalmente y eliminas la incomodidad provocada por estos pensamientos. Expresar tus sentimientos sobre papel te ayuda a entenderlos mucho mejor, mientras que pensar lo mismo una y otra vez no te aporta nada.

8. Recuerda que nuestros pensamientos no son hechos

La realidad y nuestros pensamientos no son lo mismo. Nuestras emociones se reflejan en nosotros físicamente: estrés, ansiedad, tensión y miedo. Sentimos esto con todo el cuerpo, lo cual nos hace percibir estos pensamientos como hechos. Pero no es así.

9. Entender lo que nos puede enseñar esta experiencia y cómo nos puede ayudar en un futuro

Piensa qué tipo de lecciones te ha dado la relación terminada y tómalas como una experiencia. Si entiendes para qué necesitabas esa relación, para qué te sirvió, te será más fácil poner un punto final. Cualquier tipo de fracaso es una oportunidad de corregir tu futuro y pasarte a un nuevo nivel de desarrollo interno.

10. No revivas el pasado una y otra vez

Cuando pensamos en el pasado, a menudo imaginamos cómo podíamos haberlo dicho de otra forma para prevenir lo sucedido. Pero es lo mismo que intentar cambiar las cosas que pasaron hace mil años o más . Es simplemente imposible.

11. No te prohibas pensar en lo que quieres olvidar

Actúa de otra forma: llena el espacio con otro tipo de pensamientos. Los psicólogos dicen que las experiencias intensas nos ayudan a detener el flujo de pensamientos negativos. Podemos imaginarnos los sucesos más interesantes del día o planear algo divertido en una fecha próxima.

12. Recuerda quién eras antes de esa relación

Sueles extrañar a tu "yo" del pasado. A lo que eras antes de entrar en esa relación dolorosa. ¡Recuerda cómo eras "antes" y entonces obtendrás la oportunidad de volver a ser esa persona fabulosa!

Imagen de portada leoblagovest