Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Posturas que te ayudarán a superar el estrés en dos minutos

La psicóloga social Amy Cuddy afirma que nuestros gestos determinan qué piensan los demás sobre nosotros. Además, también influyen en nuestra autoconfianza. ¡Resulta que existen posturas que ayudan a programar el cerebro a ganar!

Genial.guru te muestra qué tipo de posturas debes tomar por tan solo dos minutos para reducir el nivel de estrés y creer en el éxito.

El lenguaje corporal influye en el resultado de eventos tan importantes como un acenso en el trabajo, hablar en público o una entrevista. Además, nuestros gestos y posturas influyen en nosotros mismos, en nuestros pensamientos y sentimientos.

Existen gestos que son propios de personas que sienten su fuerza. Amy les dice "expresiones de autoridad y dominio no verbales". En el mundo animal es el "aumento": los animales tienden a ocupar más espacio, esponjan su pelaje, extienden sus alas, etc.

Las personas hacemos lo mismo. En el momento de triunfo levantamos los brazos y, ligeramente, el mentón. Y cuando nos sentimos impotentes, nos encerramos, nos abrazamos, nos hacemos bolita y queremos ser invisibles.

Nuestra mente influye en nuestro cuerpo. Las personas influyentes son más seguras de sí mismas y más optimistas, se arriesgan más y no dudan de que vayan a ganar en los juegos de azar. Entre las personas fuertes y débiles existen diferencias también en el nivel hormonal: las personas fuertes tienen un nivel alto de testosterona (hormona del liderazgo) y un nivel bajo de cortisol (hormona del estrés). Esto significa que son autoritarias, insistentes y, al mismo tiempo, tranquilas y resistentes al estrés.

Amy Cuddy llevó a cabo un experimento: los participantes durante 2 minutos adoptaron "posturas de fuerza" y "posturas de debilidad". Resulta que incluso en ese tiempo tan corto el nivel de testosterona en aquellos que permanecían en "la postura fuerte" aumentó un 20%, mientras que en aquellos que guardaban una "postura débil", su nivel disminuyó un 20%. El nivel de cortisol también era notablemente diferente: en el primer grupo, bajó un 25%; y en el segundo, creció un 15%.

Estos cambios hormonales programan nuestro cerebro, ya sea para ser insistente, seguro y fuerte, o para sentir tensión y timidez.

El siguiente experimento de Amy imitaba una entrevista de trabajo: algunos participantes antes de la entrevista adoptaron posturas "fuertes", mientras que otros, "débiles". Luego todos pasaban por una entrevista de cinco minutos muy intensa que fue grabada en video. Los expertos independientes veían los videos y decidían a cuáles participantes habrían contratado. Como resultado, eligieron a aquellas personas que antes de la entrevista adoptaron posturas "de fuerza".

¿Podemos usar esto en la vida real? Sí. Y esto es lo que Amy aconseja hacer si te espera un discurso o una entrevista donde te van a evaluar: antes de la situación de estrés, aíslate (en el baño, elevador o un cuarto vacío) y adopta durante dos minutos una postura "de fuerza".

El cuerpo cambia nuestra conciencia, la conciencia cambia nuestra conducta y nuestra conducta puede influir en el resultado de una situación importante para nosotros. ¡Recuérdalo y gana!

Fotógrafo: Román Zakharchenko, Modelo: Diliara Faizullina para Genial.guru
Basado en material de TED