Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Cómo calmarte con un par de respiros: una efectiva técnica de los monjes tibetanos

Cómo calmarte con un par de respiros: una efectiva técnica de los monjes tibetanos

Genial.guru encontró para ti algunos ejercicios sencillos que en tan solo un par de inhalaciones calmarán tus nervios alterados. Estas técnicas fueron puestas en práctica y demostraron ser muy eficientes.

Cualquier ejercicio respiratorio, cuyo fin es ayudar a relajarse, se basa en una respiración profunda y bien medida.

Reglas básicas para realizar ejercicios de respiración y aliviar tu estrés

  • Realiza cualquier ejercicio respiratorio de pie o acostado para que tu espalda esté totalmente recta.
  • Es mejor realizar estos ejercicios con los ojos cerrados, acudiendo a la técnica de meditación, imaginando paisajes bonitos y diferentes panoramas agradables.
  • Es importante que te concentres completamente en el proceso de inhalación y exhalación.
  • No solo debes limpiar tu mente de los pensamientos negativos sino también relajar todos los músculos. Pon atención especial a los hombros, cuello y rostro donde los músculos experimentan mucha tensión.
  • Para calmar tus nervios haz los ejercicios 5-10 veces. No te sobreesfuerces tampoco.
  • En el proceso de inhalación hay que imaginar cómo todo tu cuerpo junto con el oxígeno se llena de nueva energía pura y tranquilidad.
  • A veces durante los ejercicios respiratorios hay que repetir las afirmaciones "Estoy tranquilo", "Me estoy calmando", "Me relajo", "Me siento tranquilo".

1. Para quitar el estrés rápidamente

Haz una inhalación corta pero relativamente profunda. Luego aguanta la respiración durante 4 segundos y haz una exhalación completa, profunda y larga. Después de esto, haz una pausa de 5 segundos y vuelve a llenar tus pulmones de oxígeno.

2. Para relajarte y purificar tu mente

Pon una mano en la frente, otra en la nuca. Esta posición contribuye al flujo sanguíneo en estas áreas de la cabeza ayudando a purificar la conciencia y la mente de ansiedad, tensión, abriendo nuevos caminos de solución de problemas durante situaciones estresantes. Sin quitar las manos, inhala y exhala tranquilamente manteniendo la respiración.

3. Para calmar tus nervios

  • Inhala profundamente, luego exhala a través de tus labios mientras los aprietas. Debes soltar el aire lentamente en exhalaciones cortas y sentir cómo lo expulsas desde adentro.
  • Tendrás que provocar el bostezo artificial. Al abrir la boca al máximo, para que se sienta la tensión en la mandíbula inferior, haz una inhalación suave sintiendo cómo tus pulmones se llenan de aire. Retén la respiración durante 2 segundos, luego exhala lentamente.
  • Haz una inhalación completa sin guardar la respiración y suelta el aire por la boca. Los labios deben formar un círculo. Suelta el aire en exhalaciones cortas. La fase inicial debe ser la más larga, poco a poco la cantidad del aire saliendo de tus pulmones debe disminuir. Espera unos 5-10 segundos y repite el ejercicio.

Estos sencillos ejercicios te enseñarán que para estar completamente tranquilo tan solo un par de respiraciones son suficientes. ¡Cuida tus nervios!

Imagen de portada Columbia Pictures
Basado en material de domadoktor.ru