Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Elige una raza de gato y descubre qué personalidad tienes

Existe una gran variedad de razas de gato y cada una tiene su temperamento y rasgos distintivos. Tal como los humanos. Los felinólogos afirman que elegimos a nuestras mascotas no por casualidad, sino según ciertas reglas.

Nosotros en Genial.guru descubrimos cuál es la relación entre la raza del gato y la personalidad de su dueño.

1. Gatos siameses

Personalidad del gato: social. Cuando están solos, los siameses se aburren. Necesitan la atención constante de sus dueños. Son ruidosos y cariñosos.

Personalidad del dueño: adora la libertad. A los dueños de los gatos siameses no les gusta depender de nadie, prefieren ser independientes en todo. Pueden sentirse a gusto tanto en grupos de personas como en soledad. Son inteligentes, tienen un gusto sofisticado y saben muchas cosas. Pero tienden a ser rencorosos. Aunque a veces pueden sacrificar sus principios y buscar una reconciliación.

2. Gatos británicos

Personalidad del gato: equilibrada. Los británicos son moderadamente activos, tranquilos, se comportan bien y no son pegajosos. Son amistosos con los niños y otras mascotas.

Personalidad del dueño: tranquila. Los dueños de los gatos británicos, al igual que las mismas mascotas, son muy equilibrados. Tienen sus propias reglas para tratar a las personas alrededor: no dejan que nadie se les acerque mucho, pero intentan aprovechar la interacción al máximo. Son buenos interlocutores, tienen mucho tacto, son amigos de confianza. Sus intereses son muy variados y saben llevar conversación casi en cualquier tema.

3. Gatos esfinges

Personalidad del gato: fiel. Miran directamente a los ojos de su dueño, adoran el contacto físico y quieren que la gente los cargue para sentirse más calentitos.

Personalidad del dueño: extraordinaria. Los dueños de los esfinges son excéntricos, inteligentes y tienen un buen gusto. Les gustan las sensaciones táctiles y exploran el mundo a través del tacto. No son nada agresivos.

4. Gatos abisinos

Personalidad del gato: curiosa. Les gusta correr y jugar, exploran su casa sin miedo alguno. Estos gatos son universales: pueden vivir tanto en familias numerosas como con personas solitarias.

Personalidad del dueño: extravagante. No le gusta ir con la corriente. Prefiere hacerlo todo a su manera. Son bondadosos, equilibrados, abiertos, no guardan rencores, se adaptan a todo tipo de circunstancias y se llevan bien con cualquier tipo de personas. Muchas veces sus decisiones son determinadas.

5. Gatos persas

Personalidad del gato: tranquila. Le gusta explorar el mundo con calma. Sienten un vínculo fuerte con su dueño. No suelen hacer travesuras.

Personalidad del dueño: flemática. Las personas que prefieren a los gatos persas no soportan estar solos, necesitan a alguien que les regale cariño, amor y calor. Están dispuestos a corresponder con lo mismo, pero son tan tímidos que solo se abren con las personas en las que tienen confianza absoluta. Son caseros, les gusta crear comodidad en su hogar. No guardan rencores.

6. Fold escocés

Personalidad del gato: humilde. Son bondadosos, sensibles y obedientes. Muy confiados, se llevan bien tanto con la gente como con otras mascotas.

Personalidad del dueño: artista. Las personas que prefieren a estos gatos suelen ser creativas, extraordinarias y llamativas.

7. Azul ruso

Personalidad del gato: optimista. Son amistosos, poco exigentes, tranquilos. Su personalidad es parecida a la de los británicos.

Personalidad del dueño: emprendedor. Los amantes de estos gatos son calculadores, muchas veces tienen suerte en sus negocios y siempre tienen dinero. Son tranquilos y piensan con la cabeza fría, saben evaluar las situaciones sin prejuicios y resolver cualquier tipo de problema. Estas personas solo forman relaciones si pueden obtener algún beneficio, ya sea material o emocional.

8. Gatos exóticos

Personalidad del gato: amistosa. Les permiten a los niños a jugar con ellos, se pueden educar, son muy limpios.

Personalidad del dueño: resistente al estrés. Los amantes de los gatos exóticos son como unos niños grandes: alegres, abiertos, activos. Siempre están rodeados de mucha gente y están al tanto de las últimas novedades en las diversiones. Resuelven con facilidad cualquier situación difícil. No se apegan mucho a nada ni a nadie, pueden cambiar fácil y rápidamente cualquier trabajo, entorno y domicilio. Pero sí pueden enamorarse para toda la vida.

9. Gatos siberianos

Personalidad del gato: seria. Son tranquilos, respetan a su dueño pero también le exigen el mismo respeto. A veces no les gusta que los toquen.

Personalidad del dueño: pacífica. Por lo general, a estos gatos los eligen los amantes de la naturaleza, turistas y viajeros.

10. Maine Coone

Personalidad del gato: cariñosa. A pesar de su tamaño gigante, los Maine Coone son amistosos y cariñosos. Fieles a sus dueños. Son unos compañeros excelentes.

Personalidad del dueño: segura. Los dueños de los Maine Coone son tranquilos y amistosos. Son capaces de ser objetivos, evaluando cualquier situación. Se integran fácilmente en cualquier grupo nuevo. Les gusta viajar.

11. Gatos sin raza

Personalidad del gato: impredecible. Combinan muchos rasgos distintos.

Personalidad del dueño: es una mezcla incombinable. Los dueños de los gatos sin raza pueden ser diferentes: fieles y a la vez adorar la libertad, puntuales y procrastinadores. Se sienten cómodos en cualquier tipo de condiciones. Con su carácter fuerte pueden tanto inspirar a su pareja como oprimirla.

Cómo elegir a un gato perfecto

No tomes este pronóstico muy en serio. Por cierto, esto también funciona al revés: si apenas estás pensando en elegir un gato, busca la descripción de personalidad que más se parece a ti y revisa cuál es la raza que se te recomienda. Tal vez esto te ayude a elegir bien. Y si la raza del animal no te importa en absoluto, recuerda que hay muchos gatitos callejeros que serían felices de formar parte de tu familia.