Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Después de 4 días de esta escritura terapéutica te sentirás mucho mejor

De vez en cuando, todos tenemos contratiempos y pasamos por algunas desgracias. Es imposible acostumbrarse a eso. Las personas sabias recuerdan que con el tiempo las preocupaciones y la angustia ceden, pero ¿cómo sobrevivir la etapa cuando aún te duele mucho?

Genial.guru decidió contarte sobre el método de James Pennebaker, esperando que lo recuerdes la próxima vez que necesites restablecer el equilibrio emocional.

¿Qué necesitas para empezar?

  • Un bolígrafo o lápiz.
  • Una hoja de papel.

O

  • una computadora.

¿Qué debes hacer?

  • Pon el temporizador de tu móvil a 15 minutos.
  • Abre tu cuaderno o un editor de texto en tu computadora.
  • Empieza a escribir sobre lo que sucedió o lo que sientes.

¡Importante!

  • No pienses en la ortografía ni en tipografías bonitas.
  • No pienses en la secuencia de los eventos: escribe lo que se te venga a la mente.
  • No intentes elegir bien las palabras: escribe las expresiones que se te ocurren.
  • Si ya no sabes qué más escribir, vuelve al principio y repite lo mismo con otras palabras hasta que se acabe el tiempo.
  • Detente en cuanto suene la alarma.
  • Repite el ejercicio durante 4 días: escribe durante 15 minutos al día sobre los eventos que te causaron el dolor o te provocaron angustia. Habla de tus emociones.
  • 4 días después, desecha todo lo que habías escrito o cierra el archivo y presiona "Borrar".

¿Cómo funciona?

El psicólogo estadounidense James Pennebaker formuló este método en los 1970's después de haber superado una depresión. Luego de su divorcio, se aisló de todo el mundo y solo un mes después logró reunir sus fuerzas para levantarse de la cama y sentarse frente a su máquina de escribir. No sabía qué hacer, simplemente la estaba mirando y luego empezó a escribir sin parar. Unos días después sintió que por fin empezaba a sentirse mejor: empezó a ver nuevos objetivos y oportunidades en su vida.

Este método ha sido comprobado con el tiempo y con cientos de voluntarios: las personas escriben sobre lo que los inquieta desde hace años y su estado emocional e incluso físico poco a poco mejora.

Este truco eficiente comprueba que incluso si la desgracia es muy fuerte, la vida aún no se acaba.

Imagen de portada Summit Entertainment