Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Una meditación de 5 minutos que cambiará tu vida

Vivimos en un mundo que nos deja poco espacio para la introspección y en donde la meditación y el contacto con la espiritualidad está cada vez más relegado debido a que no es directamente productivo. Siempre estamos ocupados en alguna actividad afanosa y tenemos poco tiempo para el ocio y la relajación. Sin darnos cuenta, hemos migrado nuestras costumbres para convertirnos en seres ansiosos que conviven con situaciones estresantes cada día.

Si comparamos el ritmo de vida y la velocidad a la que nos movemos hoy, con la que tenían nuestros abuelos u otras generaciones anteriores, será fácil descubrir que los estímulos a los que estamos expuestos y los factores de tensión que recibimos a diario son muchísimo mayores en la actualidad. Sin embargo, en medio de este no tan alentador panorama, han surgido corrientes de pensamiento y estilos de vida que promueven prácticas de meditación y ejercicios para conectar nuestro cuerpo, mente y emociones, y llevar una cotidianidad más equilibrada y tranquila. 

En Genial.guru sabemos que, aunque esto sería muy interesante, para incursionar en el mundo de la meditación no tienes tanto tiempo disponible y seguramente entre tus planes no está convertirte en un maestro del silencio y la espiritualidad. Por eso te traemos esta sencilla técnica que sólo te tomará 5 minutos al día y al cabo de 8 semanas comenzarás a ver el impacto que tiene en tu vida, estado de ánimo y actitud frente al mundo. 

Con esta meditación aprenderás a enfocarte en lo importante más que en lo urgente; podrás comenzar a pasar tiempo de calidad con quienes amas y contigo mismo; afianzarás lazos personales y generarás convicciones de vida cimentadas en la tranquilidad y el desapego material.  

Todo esto gracias a que, aunque sea por un corto lapso de tiempo, cada día te permitirás profundizar en tus pensamientos y establecer prioridades de manera trascendental, trazando objetivos relacionados con la plenitud de tu propio ser y no en función de hacer felices a otros o satisfacer necesidades artificiales a corto plazo.

Puedes hacer esta meditación en cualquier momento de tu día, pero te recomendamos que lo hagas cuando te levantes y si es cuando el sol está saliendo, tanto mejor. Esto es porque si comienzas tu día poniendo en orden tus pensamientos, durante el resto del día, aunque no seas consciente de ello, tu mente funcionará de manera más organizada y tranquila, y trabajará duro en aquellas cosas que estableciste como prioridades en las primeras horas del día. Estos son los pasos que deberás seguir para llevarla a cabo:

  • Programa tu reloj para que timbre en 5 minutos.
  • Busca un lugar tranquilo y silencioso en donde puedas sentarte con la planta de los pies apoyada en el suelo y la espalda recta y relajada. El borde de tu cama o una silla con cómodo espaldar son ideales. 
  • Sitúa una mano en tu estómago y otra en tu pecho, y cierra tus ojos.
  • Inhala permitiendo que el aire que tomas entre no sólo a tu pecho, sino a la parte baja de tus pulmones y hasta tu vientre. Si alguna vez has meditado o intentado hacerlo, sabrás que la respiración es una de las claves para aquietar tus pensamientos y conectarte con el aquí y el ahora. Si respiras de manera superficial (hinchando solo el pecho) el aire no podrá renovarse y la energía permanecerá estancada en tu cuerpo. Marca una pauta respiratoria que le permita a tu cuerpo inhalar y exhalar más profundamente a lo largo de todo el día. Confía en la memoria de tus pulmones, ellos sabrán recordar el bien que les hiciste a primera hora. 
  • Ahora exhala lo más despacio que puedas. Intenta hacer que el aire salga de tu cuerpo durante 10 segundos. Cuando hagas esto imagina que de todo tu cuerpo sale un aire denso y negro, que lleva consigo el estrés que has acumulado y las cosas que te procupa enfrentar en el día que comienza. 
  • Una vez que hayas incorporado esta manera de respirar, deja de visualizar el aire denso que sale de tus pulmones y concéntrate en el que entra. Imagina que éste es cristalino y que está cargado de aquellas cosas fundamentales y valiosas para ti. 
  • Es fundamental que durante este último paso pienses en personas, situaciones y metas que son importantes para ti a largo plazo y de forma trascendental. Así permitirás que de manera inconsciente tu mente trabaje en ellas y direccione tus acciones para alcanzarlas. 

    En poco tiempo tu reloj sonará, habrán pasado tan solo 5 minutos en tu día, pero para tu cerebro y cuerpo este instante será uno de los más importantes. Comenzarás tu rutina fresco y renovado, habiendo relativizado las situaciones cotidianas que tienden a absorber tu mente con preocupaciones a corto plazo. 

Foto de portada: Gettyimages