Genial
Genial

10 Animales de adorable apariencia nos enseñan que todo en este mundo tiene un lado oscuro

¿Quién no ama a los animales? Ellos son seres adorables y tiernos, y a menudo los consideramos indefensos y necesitados de protección. Pero lo que ocurre es que les estamos viendo su lado “humano”, y esto es lo que suele maravillarnos y provocarnos amor. Sin embargo, son seres complejos y sus conductas en su propio reino, y lejos de nuestra mirada, muchas veces van por un carril completamente distinto al que imaginamos. Algunos de estos comportamientos responden a temas de supervivencia, pero otros sumergen en un mar de dudas hasta al más avezado científico.

1. Catarina arlequín

Su nombre de teatro, sus colores llamativos y su fama de ser el símbolo de la buena suerte podrían tratarse de una mera trampa. La Harmonia axyridis, tal es el nombre científico de la catarina arlequín, no es de tan buen augurio como se dice, ni su realidad es tan simple como su divertida apariencia.

Es el escarabajo asiático más buscado de Gran Bretaña y fue introducido en Europa continental para controlar las plagas de los cultivos. Sus características: adopta distintos aspectos (de allí el mote de “arlequín”), se reproduce más rápido que otras especies de la misma familia y es caníbal. Sí, este “gracioso” animalito, además de pulgones, se come a sus propios hermanos.

Aún no queda del todo claro si esta práctica es beneficiosa o perjudicial para su especie, pero lo cierto es que resulta un dato por lo menos llamativo.

2. Loris perezoso

Ojos redondos y brillantes, nariz de botón, cuerpo peludo y regordete; parece un adorable muñeco de peluche que cualquier niño elegiría tener. Sin embargo, detrás de su aparente inocencia, el loris perezoso esconde un nivel de agresividad sorprendente. Se trata de uno de los pocos mamíferos del mundo que es venenoso, y sus víctimas son en general otros loris perezosos.

Su mordedura canina, cuya fuerza alcanza para cortar un hueso, está cargada de un veneno tan letal como doloroso. Lo llamativo es que para producirlo, este primate levanta los brazos por encima de la cabeza en una actitud que bien podría identificarse como de entrega. Es allí, en la parte superior de los brazos, donde guardan su arma mortal. Sí. Este “juguetón” perezoso tiene, literalmente, un as en la manga.

3. Delfín

Los delfines son sin duda el estereotipo de la criatura inofensiva y amigable. Sin embargo, esta representación podría ser un poco exagerada. Su inteligencia es muy cercana a la de los humanos y, quizás por esto mismo, a veces se comportan como malvados. Si bien es cierto que pueden ser adorables, no lo es menos que si no están de humor, pueden intimidar a cualquier ser vivo que se les cruce.

Tanto en el Atlántico como en el Pacífico se han registrado ataques brutales de estos cetáceos a delfines más pequeños, e incluso a sus propias crías. El objetivo no parece ser el de competir por el alimento, por ejemplo, sino más bien un modo que tienen los delfines jóvenes de descargar la frustración. También se los ha registrado acosando hembras en grupo e incluso queriendo deshacerse de las crías.

4. Ornitorrinco

El ornitorrinco, tan extraño como adorable, tiene espolones venenosos en sus patas traseras. Si bien los efectos del veneno se describen como poderosos, no son letales para los humanos. Sin embargo, sus consecuencias son potencialmente mortales para otros mamíferos, como perros y gatos.

5. Pitohui

Reside en Nueva Guinea y su bella apariencia es indiscutible. Pero lo cierto es que sus brillantes y llamativas plumas están cubiertas de una poderosa neurotoxina que entumece el sistema nervioso. Los lugareños saben que es mejor mantenerse lejos de esta ave, sobre todo si sus plumas son rojas y negras: entonces el poderoso veneno se encuentra más condensado. Se piensa que la naturaleza elige este color intenso para alertar a posibles depredadores y hacerles dar marcha atrás.

6. Nutria

Aunque su aspecto gracioso y amigable es inigualable, los científicos señalan que las nutrias pueden ser malvadas en algunas circunstancias. En efecto, se ha observado que tienen el extraño hábito de atacar a las crías. Esto se registró específicamente en las nutrias marinas macho, que intentan aparearse con las crías y a menudo les producen graves lesiones.

Esta actitud fallida podría tener como causa la competencia de la propia especie. Si un macho no puede encontrar pareja por ser muy joven o incapaz de ahuyentar a otros competidores, podría buscar una “hembra sustituta”, y es allí donde a sus ojos adquiere brillo la desdichada cría.

7. Pingüino

¿Quién no se ha conmovido al ver grupos de pingüinos moviéndose graciosamente hacia el agua? ¿No es verdad que te resulta irresistible tomarte una selfi junto a ellos? Bueno, la actitud de estas aves marinas no es siempre tan intachable como pueden contarnos los guías turísticos.

Lo que sucede aquí es que a menudo las mamás pingüino que pierden un bebé secuestran a una cría de otra mamá pingüino y se la llevan durante algún tiempo, que puede durar desde unas horas hasta una semana. Después de este lapso, pierden el interés en el retoño y simplemente lo dejan librado a su suerte.

Aunque el motivo de este comportamiento no está aún del todo claro, un estudio atribuye el extraño hábito a subidones de prolactina, una hormona que influye en los impulsos de crianza de los pingüinos y que podría llevar a las aves a robar polluelos.

8. Chimpancé

Aunque puede ser muy divertido ver el comportamiento de estos animalitos tan parecidos a los humanos, es mejor hacerlo de lejos, y con cautela. Ellos pueden ser agresivos y comenzar una pelea sin motivos o razones aparentes. Y aunque se vean más pequeños que nosotros, se ha demostrado que son aproximadamente cuatro veces más fuertes.

Incluso se han registrado casos de canibalismo entre chimpancés enemigos, pero también dentro del mismo grupo. Los científicos no encuentran una razón natural para tal comportamiento, porque claro está que matar a miembros de la propia tribu no es beneficioso para el futuro colectivo de la especie.

9. Suricata

¿Cómo olvidar a Timón, la adorable suricata de Disney? Estos pequeños mamíferos viven en el sur de África, en comunidades de hasta 50 integrantes, y se mantienen colectivamente alertas frente a posibles amenazas externas. Pero entre ellos forman sociedades que distan mucho de ser democráticas y en las que impera un modus operandi tan curioso como sorprendente.

Una hembra dominante reina sobre el resto y dicta trabajos y derechos de reproducción a sus subordinados. Si alguna suricata osa desobedecer y tener cría, las represalias llegan rápidamente. Entonces las afligidas madres tendrán dos opciones: abandonar la colonia o ganarse el sustento siendo nodrizas de la descendencia de la hembra dominante, que sí está autorizada a reproducirse.

10. Búho

Son más majestuosos que tiernos, y hace unos años se ha registrado, específicamente en el búho nival, una actitud algo macabra, claro, si la miramos con ojos humanos.

En el invierno boreal de 2013-2014, estas aves nocturnas decidieron elevar al punto máximo su creatividad al llevar a sus nidos los cuerpos de quienes habían sido sus víctimas, un gran número de roedores, y así alimentar a su futura descendencia. Por ese entonces, los investigadores encontraron setenta cuerpos tan solo en un nido de búho nival.

¿Cuál es el animal salvaje que más te gusta? Si pudieras convertirte por un día en uno de ellos, ¿cuál serías y por qué?

Genial/Animales/10 Animales de adorable apariencia nos enseñan que todo en este mundo tiene un lado oscuro
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos