12 Dúos de animales que comparten un gran parecido, pero en realidad son muy diferentes

La mayoría de los animales en el planeta están fuera de nuestra vista. Eso provoca que algunos solo podamos conocerlos en imágenes de Internet o libros. Pero esto puede llevarnos a confundirnos con aquellos que son muy parecidos, pues no convivimos con ellos. Sin embargo, la ciencia ha logrado dividir y subcategorizar a cada especie descubierta, aún con todas las similitudes que tienen a simple vista. Entonces, ¿cuál es cuál?

Genial.guru te mostrará las diferencias entre 12 grupos de animales para que puedas distinguirlos sin ningún problema.

1. Guanaco y vicuña

A pesar de ser bastante similares, los guanacos son más grandes: llegan a pesar hasta 90 kilos, mientras que las vicuñas pueden pesar menos de 70. La fibra animal del guanaco se considera muy inferior a la calidad de la vicuña, quien a pesar de producir menos de un kilo cada año, puede costar hasta más de 10 000 MXN por kilo.

2. Alce y reno

El alce es el segundo más grande entre las especies de ciervos, con una altura de más de 2,5 metros a la cruz y un peso que alcanza los 480 kilos. Se encuentra muy por encima del reno, que puede medir 1,5 metros a la cruz y pesar de 90 a 210 kilos. El alce muda sus astas anualmente y estas vuelven a crecer en la próxima temporada. Además, crecen más de 2 centímetros por día. Las astas del reno poseen un pelaje aterciopelado que las cubre y son más grandes en comparación con las del alce.

3. Ciervo y corzo

Los ciervos pueden llegar a medir de 1,75 a 2,50 metros de longitud y pesar hasta 240 kilos. Un corzo podría medir solo 1,30 metros y pesar entre 20 y 30 kilos, por lo que es el más pequeño de los dos. Mientras los ciervos pierden sus cuernos en primavera, a los corzos les ocurre durante noviembre, para estar formados otra vez entre marzo y abril.

4. Loro y guacamayo

Los loros normalmente son pequeños: miden entre 30 y 40 centímetros. Por otro lado, los guacamayos son de mayor tamaño y tienen una cola más larga que puede medir hasta 95 centímetros. El color más común en un loro es el verde, mientras que en los guacamayos se encuentran tonos más brillantes como azul, rojo, verde o amarillo.

5. Impala y gacela

Los impalas pueden tener una altura de 95 centímetros y un peso de 65 kilos. Solo los machos poseen cuernos y pueden medir hasta 90 centímetros de largo. Además, son conocidos por sus grandes saltos, que han llegado a más de 10 metros de longitud. Las gacelas pueden medir hasta 1,50 metros y tener un peso de aproximadamente 60 kilos. También tienen un par de cuernos anillados en forma de espiral, diferentes a los de las hembras, que son más cortos.

6. Bisonte y yak

Los bisontes llegan a medir hasta 3 metros de largo y a pesar hasta 1350 kilos. El color de su pelaje es marrón oscuro durante todo el invierno y cambia a un marrón claro en el verano. Por otro lado, los yaks tienen comúnmente manchas de color marrón oxidado y pueden llegar a pesar de 350 a 585 kilos.

7. Boa y pitón

La boa constrictora puede llegar a los 4 metros de longitud, no tiene huesos en su cabeza y posee menos dientes. Además, al reproducirse desarrolla un pequeño saco dentro de su cuerpo del cual nacerán de 30 a 60 crías. Por otro lado, la pitón puede medir hasta 10 metros, tiene su cabeza bien definida y cuenta con más dientes que la boa. Pone huevos, los cuales incuba proporcionándoles calor para que se desarrollen totalmente.

8. Hámster y conejillo de Indias

Un conejillo de Indias es más grande que un hámster, ya que puede pesar entre 600 gramos y 1 kilo. Mientras que un hámster promedio podría pesar entre 30 a 280 gramos. Esta diferencia provoca que el primero de estos necesite un espacio mucho más grande para poder vivir adecuadamente.

9. Ñandú y avestruz

El ñandú puede alcanzar una altura de 1,80 metros, aunque las hembras suelen ser más pequeñas. Estas llegan a poner hasta 40 huevos, que son de los más grandes del mundo. También puede correr a velocidades de hasta 60 km/h. El tamaño en el avestruz marca la diferencia, ya que pueden medir 3 metros y pesar 180 kilos. Además, también pueden recorrer altas velocidades de casi 70 km/h. Aunque comparten una característica: pueden correr sin parar por media hora.

10. Visón y nutria

Los visones son más pequeños que las nutrias, tienen una longitud de 45 cm y una cola de 25 cm. Puede pesar cerca de 1,5 kg y tiene la nariz puntiaguda. Por otro lado, una nutria adulta puede ser más grande que un gato y pesar hasta 12 kg. Y su nariz, diferente a la del visón, está redondeada.

11. Dugongo y manatí

Los manatíes y dugongos son muy parecidos físicamente, por eso es muy fácil confundirlos. Sin embargo, los primeros tienen colas en forma de paletas, y los segundos la tienen en forma de aleta, como una ballena. El manatí puede vivir en agua salada y dulce, mientras que el dugongo solo puede estar en agua salada.

12. Avión y golondrina

El cuerpo de una golondrina es blanco, su cola está ahorquillada y sus extremos son muy alargados, los cuales forman una “V”. Las alas de un avión común son más rectas, y en comparación con la golondrina, su cola es mucho más cerrada.

Bono: Son lo mismo, pero se llaman diferente

A pesar de que el escorpión y el alacrán son lo mismo, estos reciben distinto nombre dependiendo del país en que se encuentren o de que sean o no venenosos. Además existen de 13 a 20 familias de escorpiones, lo cual representa muchas diferencias entre cada uno.

De los casi 1500, solo algunos son venenosos. Para esto se ha usado como referencia (sin tomarse como información exacta) el color de cada uno, ya que los tonos claros como blanco, beige o amarillo representan a los venenosos, es decir, a los alacranes. Por otro lado, los negros o pardos son inofensivos y se les dice escorpiones.

¿Qué animales te cuesta más trabajo diferenciar? ¿Conoces algunos otros que también se parezcan mucho?

Compartir este artículo