Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Dúos de animales casi idénticos que son muy fáciles de confundir

Hay miles de animales con apariencias distintas que ni siquiera podemos imaginar. También es posible que estemos ignorando la existencia de muchas más especies, y no porque estén escondidas en sitios que escapan de nuestra vista. ¿Quién sabe? Tal vez están cerca nuestro, pero las desconocemos por el simple hecho de que pensamos que son otro animal y los llamamos por el nombre equivocado.

Genial.guru te muestra las diferencias de 15 grupos de animales para que no te tomen desprevenido y sepas cómo distinguirlos.

1. Camello y dromedario

Muy probablemente las personas que han visto alguna vez fotografías de dromedarios pensaron que eran camellos, y si nuestra conjetura es cierta, es más probable aún que solo cuando leyeron este artículo se enteraron de que existía una especie llamada dromedario. Tranquilos, en parte no estaban tan equivocados, son una especie de la familia camello, pero tienen cosas que los difieren mucho.

Visualmente se pueden distinguir porque el cabello del camello es más largo y por la cantidad de jorobas que tiene cada uno, los camellos tienen dos jorobas y los dromedarios solamente una. Genial ¿cierto?

2. Llama y alpaca

Se ven muy similares porque vienen de una misma familia animal, que ya nombramos antes... ¿Adivinaste? ¡Sí! Son parientes de los camellos de la rama llamada camélidos (podríamos decir que comparten el mismo apellido). Pero tienen diferencias muy notorias, la llama es más grande que la alpaca, también tiene la cara más alargada y las orejas paradas. Además, mientras que la llama tiene la cara más regordeta, la alpaca tiene lana esponjosa y suave. ¡Debe ser un placer poder acariciarla! Bueno, si te lo permiten, ya que es una especie muy tímida.

3. Oveja y cabra

Bueno, definitivamente las ovejas y las cabras no son parientes de los camellos, ellos pertenecen a la subfamilia Caprinae. Dado que dependiendo de la raza de oveja o cabra puede variar su apariencia, un rasgo muy característico que te puede ayudar a distinguirlas es su hocico, si el puente de su hocico se curva es una cabra, y si el puente es recto y corto estás viendo a una oveja.

Si la oveja tiene cuernos, puedes distinguirlos porque sus cuernos suelen ser redondeados, con forma de espiral, mientras que en las cabras se ven ovalados y achatados, dependiendo de la especie.

4. Pulpo y calamar

Aunque el calamarpulpo vivan en el agua no son iguales. Por empezar, los pulpos tienen 4 pares de brazos, y los calamares 8 tentáculos y 2 que se consideran brazos. Además, salvo algunas excepciones, los calamares son mucho más pequeños que los pulpos.

5. Pato y ganso

Ambos se ven muy simpáticos y encontrarse con cualquiera de ellos debe ser muy agradable, pero sería mucho mejor si se los pudiese distinguir, ¿verdad? Para que puedas diferenciarlos hay que comparar sus medidas, los gansos son más grandes y tienen el cuello más largo que los patos.

6. Hormiga y termita

Está bien, no es difícil distinguir si hay una termita o una hormiga, si una u otra invade tu casa o atacarán tus muebles de madera o se robarán tu azúcar, de cualquier manera notarás su presencia por más pequeñas que sean.

Pero si deseas distinguir a simple vista cuál es tu invasora, debes saber que cuando estos insectos tienen alas podrás identificarlos por sus cinturas y antenas. Las termitas tienen cintura gruesa y sus antenas son rectas, mientras que las hormigas tienen cintura más holgada y sus antenas se tuercen. De cualquier manera, cualquiera de las dos que te visite, a menos que te gusten mucho los insectos, no estarás muy feliz de encontrarlas merodeando entre tus cosas.

7. Sapo y rana

Las ranas y los sapos no son tan parecidos como pensamos, pueden diferenciarse fácilmente. Las ranas son más pequeñas y tienen la piel lisa, además, los sapos suelen ser más robustos, musculosos y con piernas más cortas que las ranas que tienen una anatomía más alargada, incluyendo sus patas.

8. Mono y chimpancé

¿Mono y chimpancé no son sinónimo? No, no lo son. Las razas que abarcan los monos no incluyen a los chimpancé, ni a los gorilas que son considerados simios (palabra que también se usa como sinónimo de “mono”, pero en zoología pertenece a otra rama de estudio). Puede notarse que los monos son más pequeños y peludos. Además, el rasgo más característico es que los chimpancé, a diferencia de los monos, no tienen cola.

9. Búho y lechuza

Se los confunde a menudo, pero se los puede distinguir porque el búho tiene las plumas levantadas de tal manera que parecen orejas, pero no lo son (sus verdaderas orejas se encuentran al costado de la cabeza, lateral a los ojos), además el iris de los ojos tiene tonalidades naranja y amarillas. Así que si ves un ave con todas esas características, ¡te habrás topado con un búho!

Tal vez este sea un buen momento para decir que Hedwig en Harry Potter es una lechuza blanca y no un búho como muchos suelen decir.

10. Panda rojo y mapache

Si no fuera por el color tan llamativo del panda rojo sería muy fácil que pueda camuflarse como mapache, ya que son muy parecidos con su cola rayada, y la costumbre que tienen de trepar los árboles. Pero además, tal como podemos ver en las imágenes, el hocico del panda rojo es más achatado que el del mapache y las manchas al rededor de sus ojos no son negras, sino blancas.

11. Paloma y tórtola

Son muy similares y pertenecen a la misma familia que es Columbidae y aún con dificultad se pueden distinguir por su tamaño, ya que las tórtolas son significativamente más pequeñas que las palomas.

12. Camaleón e iguana

El rasgo que más puede diferenciar a estos dos reptiles son sus ojos. Los ojos de los camaleones, a diferencia de las iguanas, están ubicados en las zonas laterales de la cabeza y tienen “ojeras” con párpados unidos entre sí, fusionados con el globo ocular de tal manera que forman una circunferencia perfecta.

13. Marmota y perro de la pradera

¿Acaso son gemelos? Bueno, si prestas atención, seguramente podrás notar que no lo son, aunque pertenezcan a la misma familia Sciuridae. Los perros de la pradera son más pequeños y tienen las patas más cortas que las marmotas; además, estas últimas tienen la cabeza más aplanada y son más robustas.

14. Mariquita y chinche de la malva arbórea

Seguramente para distinguirlos tendrás que acercar mucho la vista, ambos son pequeños insectos de colores rojos y negros. ¡Pero no te dejes engañar! Como puedes ver, la chinche de la malva arbórea tiene una figura más alargada que la mariquita, antenas largas y patas más notorias. Además, la mariquita tiene dibujos circulares en sus alas, mientras que la chinche posee más formas geométricas, a tal punto que sus alas parecen pintadas.

15. Zorro y chacal de lomo negro

Con una apariencia tan similar hasta en la punta de sus orejas tendrás que esforzarte más para decir cuál es cuál. La manera más sencilla de distinguirlos es por medio de sus colores, solo el chacal de lomo negro (a diferencia del zorro), tiene aquel detalle característico al que hace alusión su nombre decorado también con manchas blancas.

¿Alguna vez te equivocaste de animal y lo identificaste con otra especie? ¿Cuál te cuesta diferenciar más?