Genial
Genial

19 Gatos y perros que firmaron un tratado de paz y viven en perfecta armonía

Los gatos y los perros han sido considerados desde siempre como enemigos jurados, pero en realidad pueden llevarse bien entre ellos. Además, algunos representantes de los “clanes en guerra” logran vivir en armonía y con amor e incluso se ayudan entre sí.

En Genial.guru con mucho gusto vimos las fotografías de gatos y perros que se hicieron amigos a pesar de todos los estereotipos.

“Tuvimos cachorros. Su mamá solo viene a alimentarlos. El gato Nuj se encargó del resto de las tareas”

“Mi amiga trajo una gatita y su perro la adoptó de inmediato. Siempre duermen así”

“Y el abuelo duerme allí, en el pasillo, sobre la alfombra”

“Mi vecina recientemente encontró un gato callejero y estaba preocupada por cómo se llevaría con su perro. Yo diría que están bien”

“Están obsesionados el uno con el otro y yo estoy obsesionado con ellos”

Un perro pastor anciano prácticamente revivió cuando trajimos al gato a casa

“Hace un año tenía problemas de salud y no se movía mucho, pero ahora hasta tenemos que frenar sus carreras por la casa”.

“Mi perro Bernie y mi gato Miko. Una día los salvé a los dos. Los amo mucho”

“Se adoran, pero esta es la primera vez que los encuentro abrazándose”

“Este gato de mi vecindario siempre protege a su pequeño amigo, un cachorro”

“Mi novia se mudó conmigo con su gata. Nosotros nos preocupamos en vano por cómo sobreviviría mi perro a esto”

“El pug de mi madre tuvo cachorros. ¡Qué hermosa familia!”

“Así es como los encontré esta mañana”

Casper e Iziumka son amigos desde el primer día que se conocieron

“Al principio no me parecía nada lindo, porque la gata atropellaba al cachorro, lo apretaba con sus patas y no lo soltaba. Tenía miedo: a lo mejor la gata pensaba que era un ratón y jugaba así hasta que se le diera por comérselo. Pero no, era amor a primera vista”.

“Mi gato y mi perro son mejores amigos”

“Muéstrame: ¿quién te intimida?”

Cuando apareció el gato, no era más grande que la cabeza del perro, y él lo percibía exclusivamente como una cena viva. Pero pasó un poco de tiempo y a estos dos ya no se los pudo separar

“Y Dios no quiera que alguien ofenda al gato, porque el perro corre inmediatamente a defenderlo”.

Oh, esas colas

“Al gato y al perro de mi amigo les encanta abrazarse”

“Mi perro Fly y el gato del vecino son amigos”

¿Tus mascotas son amigables entre sí o se llevan mal?

Imagen de portada panizosia / Pikabu
Compartir este artículo