Genial
Genial

20+ Lectores de Genial cuyas mascotas crecieron y les dijeron: “¡Sorpresa! No me veo como esperabas”

Las mascotas han entrado a nuestra vida para convertirse en una parte importante de nuestro día a día. En algunos casos, hay quienes sueñan con una mascota que se vea de algún modo en particular y, al principio, creen que así será. Con el paso del tiempo, se dan cuenta de que algunas cosas no ocurren según lo planeado, pero para entonces, el amor incondicional de sus animalitos hace que ese detalle insignificante pase a un segundo plano.

Genial.guru ha recopilado varios comentarios de sus lectores, quienes han decidido compartir las fotos de sus peludos amorosos que no se ven como ellos esperaban.

1. “Supuestamente era Shih Tzu con cocker. Me dijeron que no crecería mucho, pero... Sigue siendo el bebé de la casa y aún no llega ni al año”

2. “Acá está el french poodle que le regalaron a mi mamá y ahora es nuestra adoración”

3. “Me dijeron que era un chihuahua y me lo creí, a todo el mundo se lo decía y se reían, fui a la veterinaria y no era chihuahua. Igual no lo cambio por nada”

4. “Ella es Milly, la adoptamos pensando que era una french poodle. Creció y no sabemos si es caniche, chihuahua, salchicha, pero es muy querida, ¡eso sí!”

5. “Úrsula llegó a sus 2 meses de vida pesando 2 kg. Hoy tiene 5 meses y pasaron cosas...”

6. Cuando el amor va más allá de lo físico

“Se llama Galleta, es la perra-hija de mi hermana menor. De pequeña era linda, pero no sé qué le pasó, parece que anda dormida todo el tiempo, sin embargo es la adoración de su mamá. (Nos reímos de mi hermana, pero aun así la presume en su Facebook)”.

7. “Ella es siamesa, de las chicas y flacas que pesan 3 o 4 kilos. En un año, pasó a pesar 8 kilos, es grande y sigue creciendo”

8. “Él es Simón, mi hija lo trajo a casa como caniche toy negro. Hoy es gris y pesa 12 kilos de puro amor”

9. “Yo quería otro perro pequeño que le sirviera de compañía a Dimas y adoptamos a Lola. ¿Que ya no crecería? Creo que se nos esponjó un poquito. Lo peor es que se cree chihuahua”

10. “Mi supuesta rottweiler, no sé con qué sea la cruza, pero ya tiene unos 35 y tantos kilos de puro amor”

11. El mejor regalo

“Me lo regalaron, me dijeron que era cocker, y lo creí porque yo fui por él, la mamá salió con todos los cachorros y ella sí era cocker, ¡estaba hermosa! Fue pasando el tiempo y nada que le crecía el pelo, solo tiene cara de foca, dicen mis primos, ¡jajaja! Su pelo es muy brillante y suave, pero cocker no es. Cuando me enojo con él, le digo que lo voy a echar a la calle a ver quién lo recoge y mueve su colita. ¡Sería incapaz de hacerlo!”.

12. “Al ser cruza de husky, me esperaba un perro alto (talla grande), pero... solo creció a lo largo y me llega a la rodilla. Ahora parece más un husky-pastor alemán-salchicha”

13. “Encontrado en la calle. ’Será mediano’, me dijeron. Tengo un poni en mi cama”

14. “Nos dijeron que era un tacita de té, pero empezó a crecer”

15. “La yorkie que le regalaron a mi esposo, ¡jajaja! Pero no la cambiaría por nada”

16. Cuando la sorpresa incluye pelo

“Yo preguntándole al veterinario: ’No va a tener mucho pelo, ¿verdad? Es que los gatos de pelo largo necesitan mucho mantenimiento y yo los prefiero de pelo corto’.

El veterinario: ’No, para nada, y no va a ser muy grande, es una gatita criolla normalita’.

Hoy, casi dos años después, tengo a Eva, una angora color humo de raza pura... y un montón de pelo, aunque no la cambio por nada”.

17. “Cuando la adopté, me dijeron que era cruce de Pinscher y que de 3 kg no pasaría. Va por 7,5 kg y tiene 6 meses”

18. “Cuando me dieron a Marvel, se suponía que era de raza Sharpei. Pesa 40 kg y es mi mejor compañero”

19. “Me dijeron que no crecería. Como mucho, tendría el tamaño de un french poodle. Ahora nos alcanza a los hombros con sus patitas, mas es una adoración”

20. “El papá de Sakura es un dogo argentino, y yo la adopté sin verla, pensando que se parecería al papá. No fue así, pero igual es mi doga hermosa”

21. “A nosotros nos regalaron a esta perrita como una caniche con labrador. Era pequeñita y no crecería mucho, la verdad. No creció mucho, pero se convirtió en un minotauro. Ya lleva 15 años con nosotros”

22. “Mi amiga me dijo que sería Shih Tzu”

23. “Mi gata ’persa’”

24. “Mi cruza de pitbull

25. “Me mandaron una foto cuando tenían unos días de nacidos y me dijeron que eran cruza de malamute-husky, pero creo que a la mamá se le atravesó un yorkie. Igual son mis mejores amigos”

26. “Les juro que es un golden retriever, solo que en las pesadillas sale pequeño”

27. “Esto resultó la tacita de té”

28. “Me dijeron que era un doberman pinscher. De doberman no tiene nada, pero aun así es un amor; terrible, juguetón, cariñoso, cuidador, fiel. Amo tanto a mi Blacky Chan”

¿Cuál ha sido la mayor sorpresa que ha llegado a tu vida? ¿Cómo reaccionaste?

Imagen de portada Mirella Bolaños / Facebook
Compartir este artículo