Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Breve diccionario del comportamiento canino

--4-
57k

Si tienes o conoces bien a un perro, sabrás que al poco tiempo de convivir con él identificas fácilmente sus conductas y eres capaz de comprender qué es lo que quiere y cuáles son sus motivaciones. Es muy común el sentimiento entre amos y perros en donde sentimos que hay una conexión única y entendemos a nuestra mascota sin esforzarnos demasiado. Sin embargo, es posible que no hayas considerado lo importante que es establecer una relación de juego con tu perro. Para él este es uno de los aspectos más fuertes y definitivos de su vida social.

Genial.guru te explica por qué muchos de los gestos que asumimos como de dominación o sumisión son simplemente invitaciones al juego, y además te damos claves para comprender los 7 gestos más comunes de tu canino.

Marc Bekoff, profesor de la Universidad de Colorado, ha estudiado de cerca el comportamiento de los perros durante 40 años y logró desentrañar algunos de los códigos propios de sus acciones vivaces como los brincos, ladridos y pequeños mordiscos. Lo primero que Bekoff encontró es que nuestros caninos domésticos comparten una base de movimientos y patrones con lobos y coyotes. Todos tienen conductas basadas en la convivencia de manada, el liderazgo y la sumisión. Algunos de los rasgos que comparten son: doblar sus patas delanteras y saltar uno encima del otro. Lo segundo que encontró este científico es que las conductas caninas tienen un origen moral, donde los perros son capaces de experimentar un rango de emociones e, inclusive, de reconocer estas mismas emociones en otros caninos.

El juego, dentro de su espectro de actividades y formas relacionales, parece ser uno de los más importantes aspectos en la vida de los perros.  De acuerdo con un estudio realizado en 2008, los cachorros machos frecuentemente dejan que la hembra gane durante el juego, aún cuando él sea más grande y fuerte. Esto se debe a que les es más importante encontrar compañeros de juego que establecerse como dominantes frente a otros.

Dicho comportamiento puede extenderse a la relación con los humanos, en donde también es posible que un perro deje "ganar" a un humano durante el juego para que éste no se sienta débil o inferior y su relación siga siendo entrañable y amistosa.

Esta es una guía completa de los 24 movimientos en los que se codifica su conducta:


Las conclusiones de todos estos estudios muestran que quizá la mejor forma de mostrar nuestro amor al perro de la casa es jugando con él, mostrándole que somos sus compañeros de diversión y permitiéndole expresar su carácter saltarín y enérgico. Jugar con ellos es reforzar su lado más empático y sociable. 

Autor de idea: Lili Chin

--4-
57k