Genial
Genial

¿El color del pelo de los gatos determina su carácter? Los estudios lo revelan

Los gatos, además de llenar nuestros días de mucho amor, ronroneos y aventuras, en realidad, a veces siguen siendo un verdadero misterio para sus humanos. Sabemos que son curiosos y juguetones por naturaleza; sin embargo, si les preguntamos a distintas personas, probablemente cada una de ellas describa a sus amigos peludos con un carácter especial y comportamientos peculiares.

En Genial.guru, hemos decidido averiguar si el color del pelo de los gatos tiene algo que ver con su personalidad y compartirte todo lo que dicen los estudios al respecto.

El primer estudio sobre el tema

En 2012, la Universidad de Berkeley, en California, realizó un estudio para determinar si el color del pelo de los gatos realmente podría determinar su carácter y la forma en la que se relacionan con las personas. Para obtener un resultado, los investigadores hicieron una encuesta con 189 dueños de felinos.

La mayoría de las personas catalogaron a los gatos naranjas como los más amistosos, los blancos fueron etiquetados como “distantes” y, sobre los gatos carey (de pelaje blanco, anaranjado y negro), llegaron a la conclusión de que eran los que mostraban más actitud.

Un segundo estudio con más participantes arrojó nuevos resultados

Debido a que el primer estudio no abarcaba todos los colores de pelaje ni era lo suficientemente extenso para obtener una conclusión confiable, este tema seguía despertando interés en los investigadores. Así que decidieron realizar una nueva investigación, ahora en la Universidad Davis, de California, haciendo una encuesta más completa con 1274 participantes.

En esta ocasión, a los dueños se les preguntó sobre el comportamiento de los gatos en casa, mientras los sostenían y durante sus visitas al veterinario. Los gatos más agresivos en los tres escenarios fueron las hembras con pelaje gris y blanco, blanco y negro o naranja, y gatos blancos con manchas anaranjadas y negras. Los gatos de color gris con blanco mostraron los niveles más altos de agresividad durante las visitas al veterinario.

La encuesta también reveló que los gatos blancos con negro tenían más probabilidades de reaccionar negativamente cuando se los tocaba, mientras que los gatos calicó (de tres colores) presentaban más posibilidades de irritarse. Los gatos negros, blancos, grises y atigrados obtuvieron la calificación más baja en la escala de agresividad.

A pesar de que ambos estudios mostraron algunos datos interesantes sobre la personalidad de nuestros amigos felinos, lo cierto es que deberíamos tener en cuenta que se trata de las experiencias de sus dueños y que, al igual que con las personas, cada humano tiene diferente relación con su mascota y percibe sus comportamientos a través de su propio criterio. Una prueba de eso es que los gatos anaranjados mostraron distintos resultados en las dos encuestas.

Otros factores que influyen en la personalidad de los gatos

Ahora que ya sabemos que no podemos apurarnos al juzgar a los gatos por su color, aún nos queda la duda sobre cómo podemos guiarnos para determinar la personalidad de nuestro minino. Lo cierto es que hay varios factores que condicionan su carácter y comportamiento tanto hacia nosotros como hacia los demás animales.

1. La vida social del gatito en su primera etapa de vida es clave

La forma en la que se relacionan los gatitos con los humanos depende mucho de su interacción durante el periodo entre las 3 y 9 semanas. Si los gatitos mantienen contacto con las personas durante esta etapa, no desarrollarán miedo hacia ellas. Sin embargo, si la primera interacción se retrasa, es probable que se conviertan en gatos temerosos o tímidos. Aunque eventualmente superen su miedo, es posible que en su vida adulta continúen sintiéndose incómodos con extraños.

2. Los gatitos también heredan rasgos de sus padres

Al igual que ocurre con los niños, los gatitos cachorros también heredan características de la personalidad de sus padres. Si uno o ambos padres son tranquilos y amigables, sus gatitos también podrían poseer esos rasgos. De igual manera, si los gatos adultos son tímidos o nerviosos, aunque sus hijos interactúen con personas mientras son pequeños, podrían heredar el comportamiento de uno de sus padres.

3. El color sí influye en algunos rasgos físicos y problemas de salud

Los estudios han encontrado que los gatos de algunos colores son más propensos a padecer ciertos problemas de salud, lo cual también podría verse reflejado en su personalidad, al igual que ocurre con los humanos. Un ejemplo de ello son los gatos blancos y su predisposición a la sordera.

Los investigadores encontraron que solamente del 17 al 22 % de los gatos blancos con ojos que no son azules nacen sordos. El porcentaje aumenta al 40 % si el gato tiene un ojo azul, mientras que entre el 65 y el 85 % de los gatos completamente blancos con ambos ojos azules son sordos. Algunos de estos gatos son sordos de un solo oído. Curiosamente, si un gato blanco con un ojo azul es sordo de un solo oído, ese oído estará invariablemente en el mismo lado de la cabeza que el ojo azul.

Otra peculiaridad es que la mayoría de los gatos naranjas suelen ser machos, ya que el cromosoma que aporta este color es el X. Las hembras tienen dos cromosomas X, por lo que necesitan dos copias de este gen para convertirse en naranjas, mientras que los machos solo necesitan una.

Por otro lado, con los gatos tricolores, el caso es el opuesto, siendo la gran mayoría hembras. Según las investigaciones, solamente uno de cada tres mil gatos tricolor es macho, y suele ser estéril. Esto se debe a que los colores negro y naranja solamente aparecen en el cromosoma X, por lo que el gato macho solamente tendría uno de los dos colores. Cuando tiene los tres, se debe a una anomalía genética que hace que el macho tenga tres cromosomas, XXY, y deriva en esterilidad y otros padecimientos.

4. La conducta de los dueños también tiene que ver con el carácter del felino

Al igual que con las personas, el entorno es importante para el desarrollo de los gatitos. Si el dueño es una persona de carácter neurótico, puede que el animal se vuelva desconfiado y nervioso. En cambio, un ambiente relajado, en el que dejamos que nuestros gatos disfruten de su propio espacio y libertad, podrían hacer mucha diferencia en su comportamiento.

Es importante comprender que, al igual que nosotros, cada gato es único y especial. Aunque no podemos predecir su personalidad ni comportamiento con exactitud, lo que sí sabemos con seguridad es que será una gran alegría en nuestro hogar, y lo mejor que podemos hacer es disfrutar de su compañía tal y como es.

¿Qué prefieres, los gatos o los perros? ¿Qué crees que es lo más importante a la hora de elegir una mascota?

Genial/Animales/¿El color del pelo de los gatos determina su carácter? Los estudios lo revelan
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos