Genial
Genial

Los elefantes maltratados ya tienen su propio hospital en la India y unas personas que los cuidan con mimo

Salvar elefantes cautivos, víctimas de la mano del hombre o de un desastre natural, de una nutrición inadecuada, curar los pies delicados con heridas e incluso hacerles la pedicura, animar a aquellos que sufren de ceguera u otras enfermedades: esta es la tarea de Wildlife S.O.S. en un país en el que abundan los paquidermos: la India. Tras más de 20 años de labor incansable en defensa de los animales, esta entidad ha puesto toda su alma en conseguir abrir un hospital, logrando atender y dar cobijo a casi una treintena de ejemplares.

Dicen que una buena noticia no es noticia, pero en Genial.guru estamos convencidos de todo lo contrario y por eso queremos compartir contigo esta iniciativa. No podemos arreglar el mundo de un día para otro, pero podemos hacerlo mejor difundiendo estas grandes ideas en pro de los animales.

Sus cofundadores

Estos son los cofundadores de Wildlife S.O.S., Kartick Satyanarayan y Geeta Seshamani, galardonados con el prestigioso premio Jeanne Marchig Animal Welfare Award 2017 tras toda una vida dedicada al cuidado de los animales, luchando por la conservación de la vida silvestre, la protección y el bienestar de los animales. Sin ellos, el proyecto nunca hubiera visto la luz al final del túnel.

Así empezó todo

Wildlife S.O.S. lleva años y años trabajando sin descanso, rescatando y salvando a diversas especies de animales salvajes de la India, ya sean osos, cocodrilos e incluso cobras. Su labor de rescate y rehabilitación de osos ha sido ampliamente reconocida en el mundo, al igual que pasa con los elefantes, aunque eso no ha frenado otros proyectos como ayudar a los leopardos y osos negros que se han visto “atrapados o involucrados en situaciones de conflicto entre los humanos y la vida silvestre” en la India.

Conociendo a los elefantes

Toda su vida está destinada a proporcionar a los animales un cuidado y mimo sin precedentes en la India. Por eso, los miembros de esta entidad están aprendiendo continuamente: su sueño es dar a estos elefantes una vida que se aproxime al máximo a esa que hubieran tenido en plena naturaleza.

Comenzaron su andadura en 1995, pero hasta 2008 no entraron en contacto con el mundo de los elefantes. Esto fue posible tras recibir una llamada en la que se alertaba de que un paquidermo había sido víctima de un accidente en la carretera. Acudieron en su ayuda de inmediato sin “tener ni idea”, según ellos, de cómo afrontarían este nuevo reto. Sabían que tenían que estar allí y había que salvarlo.

El bienestar de los elefantes cautivos y el rescate de estos es algo inherente a esta bella comunidad que ha creado Wildlife S.O.S. Su amplia dedicación y ardua tarea de concienciación, tanto en la India como en otros países, así como haber conseguido poco a poco el reconocimiento de las administraciones públicas y aumentado sus donaciones han hecho posible la puesta en marcha de este pionero hospital.

Buscan que alcancen una vida en plenitud

El éxito de la iniciativa viene avalado porque los animales, tras su tratamiento, acaban siendo trasladados a santuarios de elefantes de la propia asociación. Allí, se han creado las condiciones para que vivan la vida que tanto anhelan y que la mano del hombre les había impedido.

¿Con qué medios cuenta este hospital?

Este hospital de elefantes abrió sus puertas a finales del pasado año en el estado indio de Uttar Pradesh, en un espacio con máquinas ultrasonido, rayos X y salas de observaciones. Los paquidermos se quedan en sus instalaciones mientras se les aplica el tratamiento y son muchos los especialistas del resto del mundo que acuden allí para ver cómo estos gigantes de cuatro patas evolucionan. También se llevan a cabo investigaciones. En las instalaciones, de 4 000 metros cuadrados, se idean campañas para captar voluntarios y donaciones, ya que sin la implicación de la sociedad salvar a los elefantes se antoja imposible.

Y este es su día a día

Cuidado y cura de sus oídos

Todo listo para una buena ducha

O bañarnos, juntos

Feliz, tras un buen atracón de cacahuetes

Preparado para un buen festín

Una manta para no pasar frío y proteger así las heridas en tratamiento

Refrescándose en el campo de los sueños

Un hermoso paseo junto al río

Un merecido descanso

Y luego, a preparar las herramientas para rascarse

Cuidadores y elefantes se quieren como hermanos

Bono: las tres amigas

¿Qué te ha parecido esta iniciativa? ¿Crees que todavía queda mucho por hacer por y para salvar a los animales? Comparte tus reflexiones en los comentarios.

Imagen de portada Wildlife SOS
Genial/Animales/Los elefantes maltratados ya tienen su propio hospital en la India y unas personas que los cuidan con mimo
Compartir este artículo