Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Telenovelas mexicanas que conquistaron el mundo entero

9137
14k

El melodrama que acompaña las historias de amor empañadas por terribles villanos en las telenovelas ha sido, desde sus inicios, motivo para que las familias se reúnan frente al televisor. México es uno de los principales exportadores de telenovelas, y las tramas de estas son tan intrigantes que pueden hacer soñar a personas en cualquier lugar del mundo.

Es por ello que Genial.guru creó una lista con algunas telenovelas mexicanas que han tenido un éxito impresionante más allá de su origen. Además, hay un bono especial con menciones honoríficas al final del artículo. ¡No te lo pierdas!

Historias que traspasan fronteras

El éxito de las telenovelas mexicanas ha cruzado océanos y llegado a rincones del mundo insospechados. Aunque inicialmente fueron patrocinadas por empresas que vendían jabón y detergentes, pues creían que sería una buena forma de promover sus productos entre las amas de casa, las telenovelas se convirtieron en un fenómeno cultural que tiene un impacto en la vida cotidiana de las personas.

Aunque México no es el único país productor de telenovelas, sí es el que marcó la tendencia que otras naciones seguirían después, y ha tenido un éxito comercial que se traduce en grandes ganancias monetarias y el reconocimiento internacional de historias y sus protagonistas. De hecho, la UNESCO también apoyó la llegada de telenovelas a países de bajos recursos con el fin de promover la planificación familiar, salud reproductiva y equidad de género.

Rosa Salvaje (1987)

Su guion es una fusión de las radionovelas La indomable La gata, y cuenta la historia de Rosa (Verónica Castro), una muchacha ingenua, de clase humilde y sin mucha educación que conoce a Ricardo (Guillermo Capetillo), un joven rico quien se casa con ella solo por rebelarse contra su familia. Con el tiempo, él cae en su propia trampa al enamorarse de Rosa

Esta telenovela le permitió a la empresa Televisa llegar por primera vez a Alemania, uno de los más de cien países donde se transmitió. A pesar de que han pasado más de 30 años desde su estreno, esta producción sigue gozando de mucha popularidad en países como Ucrania, Kazajistán​​ y Moldavia.

Simplemente María (1989)

La historia de una mujer joven de escasos recursos que queda embarazada y tiene que lidiar sola con los retos que ello implica conmovió a millones de personas en todo el mundo. El personaje protagónico, interpretado por la actriz Victoria Ruffo, inspiró a muchas mujeres al pasar de ser una muchacha pobre a una respetada diseñadora con su propia casa de moda.

Es considerada una de las telenovelas mexicanas más exitosas internacionalmente, y no es para menos, ya que la gente se volcó en Moscú para recibir a Victoria Ruffo. Recientemente, incluso se dio a conocer la historia de una mujer de Angola que se declaró fanática de la actriz y dijo haber aprendido español gracias a esa y otras telenovelas mexicanas.

Trilogía de las Marías

La actriz y cantante Thalía adquirió fama internacional, en gran parte, gracias a la trilogía conocida popularmente como Las tres Marías, tres telenovelas distintas que tenían una línea argumentativa bastante parecida: una muchacha pobre conoce a un hombre rico y se enamoran, pero deben de sortear varios obstáculos antes de poder estar juntos.

María Mercedes (1992)

Es el personaje que le dio fama y fortuna a Thalía, además de hacerla acreedora de varios premios y de un reconocimiento mundial inesperado en naciones donde ni siquiera se habla español. Esta telenovela también marcó el inicio de una época en la que muchas niñas recién nacidas eran nombradas “María Mercedes”, “Marimar”, o incluso “Thalía”, sobre todo en México.

Marimar (1994)

Algunos la consideran la más exitosa de las tres, ya que rompió récords de audiencia en más de 40 países como Ucrania, Rusia e Indonesia. Incluso en las naciones árabes tiene el récord de mayor cuota en pantalla, pues el capítulo final fue sintonizado en 97 de cada 100 hogares que veían la televisión en ese momento.

De hecho, en Costa de Marfil, el furor fue tal, que las mezquitas adelantaron el horario destinado a las oraciones para que los creyentes pudieran ver la telenovela. Además, la gente se reunía en bares para verla, y los periódicos que incluían resúmenes de los capítulos aumentaron su tiraje.

María, la del Barrio (1995)

Esta telenovela nos regaló momentos que se volvieron virales gracias a Internet, e inmortalizó a la villana Soraya Montenegro en la cultura pop. De hecho, es una adaptación de la telenovela mexicana Los ricos también lloran (1979), otra producción muy exitosa.

La usurpadora (1998)

Esta es una versión de la telenovela venezolana del mismo nombre transmitida en 1972, y relata cómo unas gemelas que fueron separadas al nacer se conocen siendo adultas e intercambian identidades. Esta producción le dio a su protagonista, Gabriela Spanic, fama internacional, además de convertirse en una de las novelas con más retransmisiones en todo el mundo, ya que fue doblada a más de 25 idiomas.

Un dato curioso es que desde hace años circulan rumores de que, inicialmente, Thalía fue considerada para protagonizar la historia, pero lo rechazó porque tenía una gira de conciertos, lo que le dio la oportunidad a Spanic de estelarizar la historia con sus personajes más icónicos, la dulce Paulina Martínez y la malvada Paola Bracho. ¿Te imaginas a Thalía siendo “la usurpadora”? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Amor Real (2003)

Ambientada en el México posindependiente, al ser una telenovela de época, requirió una gran producción que fue bastante elogiada por sus vestuarios y recreaciones. De hecho, se requirieron más de mil actores, extras, técnicos y artesanos para llevarla a cabo. Fue tan popular en México, que se retransmitió solo cuatro meses después de la emisión original.

También fue un éxito internacional, y en Estados Unidos incluso superó en audiencia a las principales cadenas de televisión del lugar, a pesar de no tener subtítulos en inglés. Dos años después de su estreno, se lanzó su versión en DVD, y se convirtió en la primera telenovela en ser publicada con subtítulos en inglés, lo que le permitió llegar a más naciones.

Rebelde (2004)

Si de telenovelas juveniles hablamos, Rebelde es mención obligada. Es una adaptación de Rebelde Way, de origen argentino, pero ambientada en el “Elite Way School”, un colegio privado donde estos jóvenes viven historias de amor, amistad, música y mucha rebeldía. La telenovela se convirtió en todo un fenómeno, y en las calles mexicanas era común encontrar en venta la corbata característica de este colegio ficticio. Parecía que todo mundo quería sentirse al menos un poco “rebelde”.

A raíz de esta producción se lanzó el grupo musical RBD, integrado por los mismos protagonistas, el cual logró vender millones en artículos de merchandising y múltiples discos de platino y oro, además de presentarse en escenarios de gran importancia en Latinoamérica y Europa para cantar algunos de sus éxitos como “Solo quédate en silencio” y “Sálvame”.

Rubí (2004)

Esta historia está basada en una historieta romántica de 1963 escrita por Yolanda Vargas Dulché, y rompió esquemas al tener una protagonista bastante atípica. Rubí (Bárbara Mori), tan bella como peligrosa, es una mujer ambiciosa a la que no le importa hacer lo que tenga que hacer para alcanzar la fortuna que tanto anhela, incluso si eso implica sacrificar el amor verdadero.

En medio de historias en las que la protagonista era siempre buena e ingenua, un rol como el de Rubí fue una bocanada de aire fresco que sigue vigente gracias a sus retransmisiones. De acuerdo con las tendencias de búsqueda en Internet, es la favorita en países como República del Congo y Camerún.

La madrastra (2005)

Daban las 9:00 p. m. en México y la gente se sentaba frente al televisor con la esperanza de que ese capítulo respondiera a la pregunta “¿quién es el verdadero asesino de Patricia?”. Debido a ese crimen, la protagonista, María (Victoria Ruffo), es encarcelada injustamente por veinte años, pero regresa buscando justicia y recuperar a su familia.

La telenovela se transmitió también en Estados Unidos y países de Latinoamérica y Europa, como Rusia. Cuando se retransmitió en México en 2007, la producción decidió dar una nueva experiencia a los televidentes y grabar nuevas escenas para crear un final alternativo con un asesino diferente al original, así que logró mantener al público al filo del asiento de nuevo.

Bono: menciones honoríficas

En 1958, en México se produjo Senda prohibida, la primera telenovela con la estructura como la conocemos ahora. Desde entonces, se han creado historias que muchos recordarán, algunas de las cuales son:

  • Cuna de lobos (1986).

  • Lazos de amor (1996).

  • Mirada de mujer (1997).

  • El privilegio de amar (1998).

  • Rosalinda (1999).

  • Nunca te olvidaré (1999).

  • Carita de ángel (2000).

  • Ramona (2000).

  • Salomé (2001).

  • María Isabel (2001).

  • Abrázame muy fuerte (2002).

  • Alborada (2005).

  • Amor en custodia (2005).

  • La fea más bella (2006).

  • Teresa (2010).

¿Te gustan las telenovelas? ¿Cuál es tu favorita? ¿Cuáles de esta lista viste y cuáles te gustaron más? Cuéntanos en los comentarios.

9137
14k