Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Países que cambiaron su nombre y cuánto cuesta hacerlo

Debido a separaciones, guerras, cambios de gobierno, independencias, o simplemente para facilitar la pronunciación en el extranjero, algunos países han decidido cambiar su nombre. En ciertos casos, lo hicieron hace muchos años, y nosotros los conocemos por su nombre actual. Pero otros lo hicieron hace muy poco, y todavía nos cuesta llamarlos por su nueva denominación. El proceso para modificar el nombre de un país no es algo simple, ni mucho menos económico. Pese a todo, varios lugares del mundo decidieron animarse a hacerlo.

Genial.guru recopiló para ti 11 países que modificaron su nombre, además de contarte por qué lo hicieron. Lee hasta el final, pues encontrarás un bono que explica cuánto cuesta hacer semejante cambio.

1. Holanda cambió a Países Bajos

Como una medida para unificar a todas las provincias que forman parte de los Bajos, y también por una cuestión de marketing, ya no se llamará Holanda a las dos regiones que llevaban ese nombre: Holanda Meridional y Holanda Septentrional. Desde enero de 2020, se les dirá Países Bajos, como al resto. Esto implica realizar muchos otros cambios, por ejemplo, modificar el nombre del equipo de fútbol.

2. Ceilán cambió a Sri Lanka

La antigua Ceilán, hoy conocida como Sri Lanka, cambió su denominación en 1972. Aunque se independizó del imperio Británico en 1948, fue años después cuando el gobierno de la isla decidió hacer el cambio. En 2011, se suprimieron todas las referencias a Ceilán de los organismos oficiales y empresas que aún llevaban el nombre antiguo.

3. República de Macedonia cambió a República de Macedonia del Norte

La antes llamada República de Macedonia cambió su nombre a República de Macedonia del Norte a principios de 2019. La principal razón de este cambio fue formar parte de la OTAN, y también para diferenciarse de su vecino, Grecia, el cual tiene una región llamada Macedonia. Los habitantes seguirán llamándose “macedonios”, y el idioma oficial seguirá siendo el “macedonio”.

4. República Checa cambió a Chequia

Con el propósito de facilitar el nombrar al país en eventos deportivos, materiales de marketing y en el resto del mundo, República Checa cambió su nombre a Chequia en abril de 2016. La medida fue discutida durante 20 años, hasta que al final se decidió acortar el nombre para que la pronunciación fuera sencilla. Aunque el 80% de la población habla checo, en las calles se escuchan el eslovaco, ruso, ucraniano y hasta vietnamita, idiomas de las minorías extranjeras residentes en el país. Incluso, se oye el inglés y alemán.

5. Suazilandia cambió a Esuatini

En abril de 2018, el rey de Suazilandia, nación ubicada en África, emitió un comunicado declarando que el nombre del país cambiaría a Esuatini (Eswatini). El cambio no sorprendió a los habitantes, puesto que así era como ya lo llamaban. Suazilandia es la traducción de Esuatini, que, en la lengua local, significa “tierra de los suazis”. Además, el nombre antiguo se prestaba a confusión, pues muchos lo relacionaban con Suiza, que en inglés se dice Switzerland.

6. Alto Volta cambió a Burkina Faso

Para celebrar uno de los aniversarios de su independencia, Alto Volta pasó a llamarse Burkina Faso, que, en la lengua local, significa “tierra de hombres íntegros”. El cambio se realizó en 1984, junto con la modificación de la bandera y del himno nacional. El nombre anterior hacía referencia a uno de los ríos principales de la región.

7. Birmania cambió a Myanmar

En 1989, el gobierno militar que lidera el país decidió cambiar el nombre de Birmania a Myanmar (oficialmente "República de la Unión de Myanmar") en un intento por conservar la forma en la que se escribe en el idioma local: Myanma. Sin embargo, no todos están de acuerdo. Por eso, en algunos lugares del mundo siguen refiriéndose al país asiático como Birmania.

8. Siam cambió a Tailandia

El cambio de nombre de Siam a Tailandia (oficialmente "Reino de Tailandia") no es tan reciente. Fue realizado en 1939, por el rey que gobernaba el país en ese momento y nuevamente en 1949, luego de la Segunda Guerra Mundial. En el idioma local, el nombre se pronuncia Prathet Thai, que significa “el país de la gente libre”, y hace homenaje a los primeros pobladores que llegaron buscando libertad desde China.

9. África del Sudoeste Alemana cambió a Namibia

Cuando el país se independizó del control alemán en 1990, pasó a llamarse Namibia. Tiempo después, también se cambiaron los nombres alemanes de ciudades y regiones. A los habitantes no les gustó mucho la propuesta, puesto que ya estaban familiarizados con los nombres antiguos.

10. Cabo Verde cambió a República de Cabo Verde

Otro cambio reciente fue el de Cabo Verde a República de Cabo Verde, el cual se produjo en 2013. Los marineros portugueses que descubrieron la islas en el siglo XV las llamaban Cabo Verde, porque estan muy cerca de una península africana con ese nombre.

11. Estado Libre Irlandés cambió a Irlanda

En 1937, con el propósito de eliminar todo vínculo con el Reino Unido (con quien el país mantuvo una feroz guerra durante dos años), el Estado Libre Irlandés pasó a llevar el nombre de Irlanda, o Éire, en el idioma local.

Bono: ¿cuánto cuesta cambiar el nombre de un país?

La mayoría de los países mencionados cambiaron su nombre como una medida para borrar el pasado y acercarse a su verdadera identidad, mientras que otros lo hicieron para promover el turismo, como sucedió con Holanda. Sin embargo, no todo es tan sencillo como parece. Y tampoco es barato. Cada nación pagó millones de dólares, o su equivalente en moneda local por cambiar su nombre.

No es cuestión de hacer borrón y nombre nuevo. La Constitución, papelería oficial y hasta el dinero deben cambiar también. Los organismos oficiales y todo aquello que lleve el nombre antiguo del país, como los mapas, banderas e himnos, deben borrarlo y colocar el nuevo. Esto, por supuesto, lleva su tiempo.

Y después están los habitantes acostumbrados a llamar a su país de una manera, los que tienen que familiarizarse con escribirlo y nombrarlo de otra. Los cambios no se logran de un día para otro, pero finalmente terminan aceptándose, aunque muchos se pregunten si eran realmente necesarios.

¿Tú cambiarías tu nombre? ¿Te parece bien que estos países lo hayan hecho? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios! Y comparte el artículo con tus conocidos si te pareció interesante.