Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Atractivos personajes históricos masculinos que nos habría encantado conocer

8-55
11k

No todas las personas están dispuestas a aprender sobre historia, y esto no se debe a que lo que se lea no sea interesante; después de todo, ¡son acontecimientos que cambiaron el curso del mundo! Incluso muchos de los sucesos que leemos inspiraron cientos de películas y documentales. El desinterés puede deberse a que, a menudo, muchos personajes históricos son ilustrados como personas maduras con barbas largas y rostros tan serios que nos hacen sentir ajenos a lo que nos cuentan sobre ellos. Pero tal vez no estemos viendo las fotografías correctas, ya que, en su juventud, muchos de los intelectuales más famosos fueron grandes modelos... ¡pero de belleza!

Genial.guru quiere enseñarte un poco de “historia de la belleza masculina”, por lo que recopiló imágenes de 15 modelos clásicos que pueden hacernos pensar que nacimos en la época y lugar equivocados.

1. Johannes Brahms

Por muy bellas que nos parezcan las facciones de Johannes, no fue un modelo o actor clásico, sino un pianista alemán en los años 1800. Era muy perfeccionista en su labor y amante de la naturaleza, por lo que daba largos paseos en solitario por los bosques. Su personalidad podía ser algo áspera; sin embargo, era amable con los niños, y les regalaba golosinas para contentarlos.

No se casó, pero si estaba apasionadamente enamorado de la pianista Clara Schumann, quién estaba casada con otro hombre. Incluso llegó a escribirle: “No puedo hacer otra cosa que pensar en ti... ¿Qué me has hecho? ¿No puedes deshacer el hechizo que me has lanzado?”. Y aunque habría sido muy difícil rechazar a un hombre que no solo tenía buena apariencia, sino un gran fervor en sus sentimientos, aun cuando ella enviudó años después, el matrimonio entre ambos nunca se concretó.

2. Charles Chaplin

Normalmente, todos recuerdan a Chaplin con su sombrero, rostro maquillado y bigote chistoso. Sin embargo, lo que no saben es que debajo de ese disfraz se encontraba un bello hombre con mucho carisma. ¿Imaginas verlo en la gran pantalla sin su personaje característico? Probablemente no habría sido tan icónico, pero hubiese sido un espectáculo muy agradable de ver.

3. Rupert Brooke

Rupert Brooke fue un poeta que, además de verse muy bien disfrazado del dios griego Comus, escribió bellos sonetos. Su belleza fue muy reconocida en su época: el poeta William Butler Yeats lo describió como “el joven más guapo en Inglaterra”, e incluso John Gillespie Magee, Jr. llegó a escribir un poema sobre él llamado Soneto a Rupert Brooke. Tuvo un largo historial de romances de distintos países y profesiones, pero así como el dios Comus era personificado como un ser joven, Rupert murió a temprana edad por algo tan simple como la picadura de un mosquito infectado cuando tenía 27 años.

4. Thomas Edison

Fue un inventor al que se le atribuye la creación de las bombillas eléctricas. En su juventud, como podemos ver, seguramente iluminó a más de una persona romántica con sus ojos brillantes y bello rostro.

5. Jack Kerouac

Jack fue un novelista que nació en 1922, y tenía tanta belleza como intelecto. Sin embargo, con un estilo de vida poco cuidadoso y tras incurrir en excesos, falleció de una hemorragia interna causada por cirrosis. Afortunadamente dejó muchas obras que pueden leerse en la actualidad. ¿Quién sabe? Quizás algunas de las ediciones incluyan sus fotos.

6. Mike Tiernan

No, no está posando como modelo recostado en la foto, más bien está practicando un deporte. Mike Tiernan era un jugador de béisbol famoso, ¡y vaya que podría habernos hecho cobrar interés en el juego con tal de poder mirarlo! Fue uno de los grandes bateadores del siglo XIX, y aún en el siglo XXI, sus fotos pueden provocar un “jonrón” en nuestros corazones.

7. Hermann Rorschach

Hermann fue el candidato ideal para conquistar a las personas a las que les gustaba ser escuchadas. Fue psicoanalista y psiquiatra en su época, conocido en la actualidad por crear el Test de Rorschach. Con su rostro, muchas pacientes se habrán vuelto locas de amor, y no podemos juzgarlas.

8. Almanzo Wilder

Este hombre es conocido principalmente por ser el esposo de la escritora Laura Ingalls, quién se inspiró en él para escribir el libro Farmer Boy. ¿Y quién no podría encontrar inspiración en esos ojos claros? Fue un granjero y padre de familia que, tras veinte años de esfuerzo, construyó para su esposa “la casa de sus sueños”. ¡Qué romántico! Incluso acompañó a Laura en los eventos que la requerían como autora, por lo que podemos decir que fue un hombre muy humilde, pero de un corazón millonario, quien sabía cómo hacer feliz a una mujer.

9. James Stark

James Stark fue un reconocido actor de 1819, aunque solo de teatro, por lo que no tenemos más que esta foto para poder apreciar su rostro. ¿No habría sido agradable ver su sonrisa en la gran pantalla?

10. Andrew Irvine

Andrew era un montañero británico que amaba las aventuras y los deportes de riesgo. Además de atleta, se lo describió como “bondadoso, expresivo, tímido y creativo”. Habría sido la pareja perfecta para cualquier alma aventurera como él. Sin embargo, lamentablemente, desapareció en la tercera expedición británica al Everest. Nunca se supo si llegó siquiera a la cima. Sus amigos dijeron: “Irvine no vivió mucho tiempo, pero vivió bien. En su corta vida, él atestó una medida que se desborda de actividad, la cual encontró su punto culminante en su maravilloso año pasado, un año en el que él remó en el victorioso barco de Oxford, exploró Spitsbergen, se enamoró del esquí, y, quizás, conquistó el Everest. El amor inglés es, más bien, para vivir bien que para vivir mucho tiempo”.

11. Yonejirō Noguchi

Con suaves facciones asiáticas, Noguchi Yonejirō podría conquistarnos tanto con su rostro como con sus palabras, ya que fue un popular escritor japonés que también vivió en Estados Unidos y viajó por el mundo conociendo países como Inglaterra y Francia. Vaya, habría sido genial poder ser sus compañeros de viaje.

12. Josef Waitzer

No, no es la perfecta escultura griega de El discobolo. Este hombre realmente existió y fue un atleta alemán que compitió en los Juegos Olímpicos de 1912. Era muy bueno, principalmente en el lanzamiento de jabalina, el disco, y en conquistar a todos con su belleza.

13. Francis Parkman

Ahora que vemos bien el rostro joven de Francis Parkman, ¿no te recuerda a Joaquin Phoenix, al menos un poco? Pero él no era actor, ni mucho menos ganó un Óscar. En realidad, fue un historiador y horticultor (quienes se dedican al cultivo de huertas por regadío) que nació en una familia adinerada. Pese a la opulencia, y lejos de caer en la tentación de despilfarrar su dinero, vivió modestamente usando sus recursos para investigaciones. Enviudó a temprana edad, por lo que se dedicó a criar a sus hijas él solo, y, por si no fuera poco, tuvo que enfrentar varias enfermedades que posteriormente le impidieron ver y caminar. Sin embargo, amaba su vocación, por lo que se las ingenió para poder seguir desarrollándose profesionalmente.

14. Anthony Fokker

Este constructor de aviones puede hacernos llegar hasta las nubes con tan solo ver su fotografía. A los 20 años construyó su primer avión, y años después hasta tuvo su propia empresa de aviones. No tenemos la menor duda que, con ese rostro, muchas habrán querido ser sus compañeras de viaje.

15. Ernest Hemingway

Ernest no solo era una cara bonita, también fue un exitoso periodista, novelista y cuentista del siglo XX. Aunque era muy decidido en su profesión, lo cierto es que, como esposo, era todo lo contrario a Almanzo Wilder, quien le construyó una casa a Laura Ingalls. Y es que no encontró la felicidad ni en su primera esposa, ni en la segunda, ni mucho menos en la tercera. Vivió sus últimos días con su cuarta esposa, con la que estuvo unido por 15 años hasta que murió en 1961.

¿Cuál de estos hombres te resultó más atractivo? ¿Conoces a otro personaje que debería estar en este listado? ¿Qué virtud debería tener un caballero para ser ideal para ti? Cuéntanos en los comentarios.

8-55
11k