Genial
Genial

9 Tradiciones conocidas de países que parecen salidas de un cuento de hadas

Cada país tiene sus costumbres y rituales propios que forman parte de su cultura. Para quienes viven en tales lugares, muchas cosas que a nosotros pueden sonarnos extrañas o descabelladas, a ellos les resultan de conocimiento común y son prácticas que se transmiten de generación en generación. Mientras que muchas de estas pueden sonar familiares, otras pueden parecer una verdadera locura para quienes no están familiarizados con la idiosincrasia de esos territorios.

¿Cuál es la costumbre que más te impresiona de tu país? ¿Qué cuentos solían contarte tu madre o tu abuelita?

1. En México dicen que colocar tijeras debajo de la almohada protege de los malos espíritus

En México y en otras regiones de Centro y Sudamérica, se acostumbra poner tijeras abiertas debajo de las almohadas a modo de amuleto, con el fin de proteger a los niños de las brujas que quieran secuestrarlos. Esta costumbre se originó en las culturas paganas; las tijeras en forma de cruz imitan la silueta de una espada, la cual, en la antigüedad, era el arma para luchar contra el mal.

2. En varios países se cree que señalar un arcoíris provoca que te salgan verrugas en las manos

Una superstición que conecta a varios países es la idea de que señalar un arcoíris puede provocar verrugas, hinchazones o úlceras en las manos. Esta se remonta tanto a América del Norte como a partes de Australia, África o Sudamérica.

Se cree que se debe a que los arcoíris son considerados fenómenos sobrenaturales, que deben ser tratados como tal y no ser señalados.

3. La tradición de evitar levantarse con el pie izquierdo se remonta a la Antigua Roma

La expresión “me levanté con el pie izquierdo” o asociar todo lo relativo al lado izquierdo con la mala suerte es algo ya prácticamente asumido por la sociedad. Su origen se remite a la Antigua Roma, e incluso se dice que los marineros preferían subir al barco por estribor, que quedaba del lado derecho, pese a que era más incómodo que ingresar por babor, que era por el lado izquierdo.

Según dicen, esta superstición surgió debido a la palabra “siniestro”, la cual proviene del latín sinister, cuya traducción es “izquierda”.

4. En Dinamarca se rompen platos contra la puerta de los seres queridos cuando llega Año Nuevo

Que se rompa un plato o una taza en una casa suele ser una desgracia, debido a que son elementos que más tarde pueden faltar a la hora de las comidas. Sin embargo, en Dinamarca, esto no resulta un gran problema, ya que, cuando llega el Año Nuevo, una de sus costumbres consiste en romper platos en la puerta de los seres queridos como deseo de buena voluntad y amistad hacia el dueño del hogar.

5. En Brasil se surfean las primeras siete olas del año en Año Nuevo

En Brasil, una costumbre común cuando llega el Año Nuevo es bajar a la playa y saltar las primeras siete olas que vengan del mar, pidiendo un deseo para el año que acaba de llegar en cada una. Esta actividad forma parte del Yemayá, una antigua tradición en la que se le rinde tributo a la deidad del mar brasileña.

6. En Inglaterra se pasaba al bebé recién nacido por el centro de un anillo de queso

Una tradición que solía ser muy común en Inglaterra era pasar al bebé recién nacido por el centro de una rueda de queso. Este ritual, denominado “Groaning cheese” (“queso que gime”, lo que simbolizaba los ruidos emitidos por la mujer durante el parto), formaba parte de varias supersticiones europeas medievales que relacionaban la comida con la nueva vida.

En este caso, se traía una rueda grande de queso en el momento del nacimiento, y pasaban la cabeza del bebé por ella el día de su bautismo.

7. El ocho es el número de la suerte en China

En China, el número ocho es asociado con la suerte y la riqueza, al nivel de que hay ciudadanos dispuestos a pagar dinero extra para que la dirección de su hogar, la matrícula de su auto o los dígitos de su celular tengan esta cifra. Incluso los Juegos Olímpicos que se disputaron en Beijing en 2008 iniciaron el 8 de agosto (8/8) a las 8 de la noche con 8 minutos y 8 segundos.

Esto se debe a que, en mandarín, su pronunciación es similar a la de , que significa fortuna y prosperidad.

8. En Argentina se creía que el séptimo hijo varón se convertiría en hombre lobo

Un mito europeo que terminó trasladándose principalmente a Argentina era la creencia de que el séptimo hijo varón de cada familia estaba destinado a convertirse en hombre lobo al llegar a la adolescencia.

Esta leyenda fue propagada por los migrantes europeos que llegaron a la región en el siglo XIX, y tuvo tanto eco que incluso hay una ley que establece que el presidente del país puede ser el padrino de estos niños.

9. En España se comen doce uvas para recibir el año

Una costumbre muy común en España es que cada familia coma doce uvas cuando llegan las campanadas que anuncian el Año Nuevo. El origen de esta práctica se remonta a diciembre 1882, cuando un grupo de madrileños se paró en frente de la Puerta del Sol a comer uvas para ironizar las cenas de las clases altas de la época.

Esta acción llena de rebeldía se extendió a todo el país, y hoy en día es una práctica infaltable cuando un nuevo año llega.

Genial/Curiosidades/9 Tradiciones conocidas de países que parecen salidas de un cuento de hadas
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos