Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Es uno de los mejores bateristas del mundo, está salvando a su localidad y sí, has visto bien, es una botarga

6-15
773

Japón es conocido por muchas cosas increíbles: su cultura, su comida, su arquitectura, su historia y claro, su gente. Sin embargo, también es famoso gracias a algunas excentricidades y peculiaridades que solo allá ocurren, por ejemplo, el hecho de que casi todo tiene una mascota o yuru-chara, como ellos las llaman.

Por las calles se puede ver a estas divertidas botargas representando casi cualquier cosa, desde el departamento de policía, hasta una localidad entera, lo cual hace todavía más único el visitar este país asiático. De entre todas esas mascotas, hay una que se ha ganado la fama mundial: Nyango Star, una manzana poseída por el espíritu de un gato que va tocando metal en su batería mientras promueve su ciudad natal, Kuroishi.

Suena loco, ¿no? Pues el equipo de Genial.guru te cuenta más sobre este felino rojo que, con su talento para tocar y simpatía, se ha ganado miles de fans en todo el planeta y ha puesto a su pueblo en el mapa.

Así es como surgió Nyango Star

Comencemos por su especial origen, el cual es contado en su página oficial. Shiro era un gatito que falleció a los siete años y sus amos lo enterraron en el jardín de manzanas detrás de su casa. Pasado el tiempo, el espíritu del felino se plantó en una de las frutas y dio vida a Nyango.

Nyango, orgulloso de su tierra y las manzanas

Ahora, este curioso gato tiene la tarea de promover la belleza de su tierra, la cual justamente es conocida como una de las mayores productoras de manzanas de la región y que desea atraer más el turismo, así como a nuevos pobladores pues con el tiempo, ya que su gente ha ido envejeciendo.

¿Por qué se llama así?

Su nombre es una mezcla entre “Nya”, el sonido que hacen los gatos; “Ringo” porque así se dice manzana en japonés y “Star”, por el baterista de The Beatles. La primera vez que su éxito salió de Japón fue hace un par de años, cuando uno de sus videos en YouTube comenzó a rondar por Internet hasta hacerse viral; sin embargo, no se sabía mucho sobre él.

Que no te engañe su tamaño, ¡es muy ágil tocando!

Con sus 1,70 metros de estatura y su morfología, uno podría pensar en las dificultades que tiene para moverse, pero nada está más alejado de la realidad pues. Así como recorre Kuroishi demostrando lo bella que es, también toca la batería como todo un grande, tanto que ya hasta tiene un dueto con Frédéric Leclercq, guitarrista de la banda metalera DragonForce. Leclercq y Nyango Star participaron juntos en este proyecto hecho para un canal de televisión japonés.

Conciertos y mercancía oficial, ¡claro!

Por supuesto, toda esta fama lo ha llevado a dar conciertos en diferentes partes de Japón, en donde reúne a cientos de personas en bares solo para escucharlo. Y claro, sus fanáticos también compran la camiseta, la taza y los muñequitos con su rostro, productos que se han vuelto parte fundamental para poder seguir de gira. Según cuentan sus managers en un mini documental sobre él, el dinero recolectado de la mercadería se usa para seguir ofreciendo shows.

¿Qué souvenir vas a llevarte a casa?

Eso sí, Nyango no está solo y, con su popularidad, también llegaron nuevos amigos: su banda Charamel a veces lo acompaña en algunas presentaciones y, al igual que él, también impresionan con la forma en la que ejecutan los instrumentos sin dificultad. ¡Sin duda un concierto que hay que ver en vivo un día!

¡Ellos son sus amigos!

¿Quién se encuentra dentro de la botarga de Nyango? Solo su gente más cercana lo sabe, pero eso da igual cuando lo ves subirse al escenario y tocar la batería, pues con su música hace olvidar que se trata solo de un disfraz.

Si así como a nosotros, te ha parecido increíble la historia detrás de Nyango, ¡no olvides compartirla y volverte fan de su música!

Imagen de portada Instagram/NyangoStar
6-15
773