Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Personas que pensaron que eran muy buenas en algo hasta que se toparon con un verdadero gurú

En algún momento, muchos de nosotros tuvimos que enfrentarnos a la verdad: no importa lo que hagamos, en el mundo siempre habrá alguien que lo hará mejor que nosotros. Estos son los casos que compartieron los usuarios de Reddit.

En Genial.guru, creemos que estos repentinos “descubrimientos” ayudan a la superación personal, por lo que te sugerimos que leas estas historias para inmediatamente comenzar a mejorar tus habilidades en lo que haces.

  • Mi papá se vuelve loco por la jardinería y las flores frangipani. Tiene más de 30 ejemplares de esta especie. Hace poco, encontró un club de la flor frangipani en Facebook y asistió a una reunión. Resulta que papá era el único que tenía menos de 100 flores. Ahora mi madre dejó de quejarse de que tenía demasiadas. © TheLastBison
  • Canto y redacción musical. Cada vez que siento que finalmente estoy llegando a un nuevo nivel, me encuentro con compositores realmente talentosos. © MIRAGES_music

  • Siendo un amante de las aves de 23 años, me siento realmente avergonzado junto a un jubilado de 70 años que puede descubrir a los pájaros donde parecen no estar... ¡y reconocerlos por sus respectivos nombres! © ProfessorGigs

  • Dibujo y pintura. Ser artista es cuando tu confianza en ti mismo todos los días sufre un atentado. Yo solía enseñar arte en la escuela secundaria, y los niños eran increíbles, tan increíbles que a veces sentía que el alumno debería ser yo. © CaptainWisconsin

  • La decepción alcanza literalmente a todos los que tocan la guitarra. Townsend y Clapton querían suicidarse después de ver tocar a Hendrix. © flyover_liberal

  • Manejar. Casi todo el mundo piensa que es un excelente conductor. Pero solo hace falta subir al coche junto a un instructor profesional e intentar hacer lo mismo que él para darse cuenta de la triste realidad. © juneypur
  • En algún momento, me vi a mi mismo como un experto en Microsoft Excel, ya que no tenía igual entre los que me rodeaban. Pero, una vez, conocí a alguien que realmente sabía cómo usarlo, me di cuenta de que solo sabía lo básico. © gamerplays
  • Videojuegos. Ni bien empiezo a sentirme bueno en el juego, encuentro un amigo que es 100% mejor que yo. © NotCato
  • Esquí. ¡Durante mucho tiempo pensé que era el más rápido entre aquellos que anhelan líneas paralelas perfectas sobre la pista y viven la vida al límite! Pero no. Los chicos del equipo de esquí pasaron a mi lado como si fueran un rayo cuando justo pensé que yo iba a mil. Resulta que solo soy un bufón parado en dos tableros. © i_fuckin_luv_it_mate
  • Hacer el amor con mi esposa. Resulta que tampoco soy el mejor. © Insecurity-Guard
  • Evitar el trabajo. Pensé que lo hacía muy bien. Pero luego tuve hijos que me dieron una clase magistral. © ClownfishSoup
  • Tocar el piano. Hay muchos concursos en los que hay un niño asiático que toca 93 832 veces mejor que tú. He practicado todos los días durante 10 años y ni siquiera puedo acercarme ni una pizca a sus resultados. © Comrade_Danielle
  • Me consideraba increíblemente inteligente porque había estudiado en un colegio para niños con talentos excepcionales. Luego ingresé a la facultad de derecho. Allí, todos eran mayores que yo, tenían experiencia en la vida real y resultaron ser increíblemente instruidos. Hacían preguntas tan perspicaces que no podía creer que hubiéramos leído los mismos libros. Me di cuenta de que un diploma de escuela secundaria y un título avanzado no son garantía de la genialidad. Por lo tanto, tuve que comenzar de cero a desarrollar mis habilidades de aprendizaje. El primer año en la facultad de derecho fue como una patada en la cabeza. Pero aun así me las tuve que arreglar. © PDXgoodgirl
  • Cocinar. Antes de conocer a mi esposa, me gustaba cocinar. Lo hacía de manera intermitente ya que a mi familia no le gustaba la abundancia de especias o nuevos sabores, sin embargo asumí que me estaba yendo muy bien en esta función. Entonces conocí a mi futura esposa. Su nivel convierte todo lo que cociné antes en una basura humeante. Desde entonces, las cosas han mejorado para mí, pero ahora tenemos un trato inquebrantable: ella cocina pero yo limpio. © MacheteSupreme
  • Creo que soy un buen escritor. Pero de vez en cuando me encuentro con novelas cuyos autores me hacen pensar de ellos así: “Por supuesto, te adoro, pero ¡vete al infierno!”. © Portarossa
  • Me entrené durante un buen tiempo armando el cubo de Rubik, logré a hacerlo en tan sólo 30 segundos. Luego, me encontré con un video de un récord mundial donde una extraña lo logra en 4,9 segundos. Es deprimente. © Im_Nubelz
  • Tenis de mesa. Cometí el error de meterme a jugar con un anciano que estaba pasando el rato en un bar; maldita sea, ¡ese señor prácticamente me aniquiló! Ni siquiera estaba cerca de la victoria, mientras él cómodamente atajaba mis mejores tiros respondiéndome con saques con efectos de rotación. Luego me dio buenos consejos y me dijo que jugando me apresuro demasiado. Le invité un trago y me fui a sentar con mis amigos todo avergonzado. © InRustWeTrust
  • Senderismo. Honestamente pensé que era uno de los tipos más rudos por haber rechazado la comodidad de mi hogar para hacer un recorrido por los amplios senderos de Escandinavia, las islas Feroe e Islandia con solo una mochila y durmiendo al aire libre. Luego conocí a un chico que acababa de regresar de Groenlandia de una caminata de 700 kilómetros con las temperaturas rozando los —40 °C. © raibk

¿Qué te motiva a superarte día a día?

Compartir este artículo