Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Se pueden apreciar los Himalayas por primera vez en 30 años, y 14 eventos más de los que no oímos hablar todos los días

A veces, la naturaleza nos ofrece eventos naturales que son dignos de un éxito de taquilla de Hollywood. Y, cuando eso sucede, podemos considerarnos afortunados, ya que deben existir una serie de condiciones para que ocurran ciertos fenómenos raros. Este tipo de maravillas, como una cascada arcoíris, puede hacer que incluso nos preguntemos si estamos en un planeta diferente o si nos encontramos dentro de un cuento de hadas.

En Genial.guru nos encanta que la naturaleza nos sorprenda. Es por eso por lo que hoy queremos hablarte de algunos eventos que nos hicieron maravillarnos, una vez más, del mundo en el que vivimos.

1. El cometa Hale-Bopp fue visto sobre el antiguo monumento Stonehenge

El cometa Hale-Bopp rodeó el Sol en 1997, y se convirtió en uno de los más brillantes de la historia. Fue un regalo duradero que cruzó el cielo, ya que pudo verse a simple vista durante más de 18 meses (un récord).

2. Un agujero en las nubes

Imagina que es un día frío y el horizonte está lleno de densas nubes. De repente, ves un gran agujero por el que puedes ver el cielo. Esto no es un anuncio de la llegada de un ovni, sino un skypunch, o un agujero en las nubes. Ocurre cuando una gran cantidad de pequeños cristales de hielo se rompe en la capa de estas, haciendo que las gotas se evaporen. Todo es un proceso físico, pero totalmente mágico.

3. Un arcoíris de niebla que parece albino

Al ver este fenómeno, puedes pensar que has perdido la capacidad de diferenciar los colores. Mantén la calma y disfruta, ya que se trata de un arcoíris de niebla, una especie de hermano albino de los arcoíris normales. En lugar de estar hecho de gotas de agua, está formado por pequeñas partículas de niebla. Como son más pequeños, solo reflejan un color blanquecino que nos da una imagen espeluznante y misteriosa.

4. No es el mar, es lava en una playa hawaiana

En mayo de 2018, el volcán Kilauea, en Hawái, hizo erupción de manera explosiva. Comenzó a lanzar cenizas a más de 9 000 metros en el aire y arrojó fuentes de lava espesa que alcanzaron el océano Pacífico. La lava también viajó grandes distancias desde su origen, destruyendo el lago natural de agua dulce más grande de Hawái. También llegó a las playas, como la bahía de Kapoho, y se extendió creando nueva tierra a medio kilómetro dentro del mar.

5. El cometa West cerca del Sol en 1976

El cometa West fue descrito como uno de los objetos más brillantes en atravesar el sistema solar interno en 1976. Su núcleo se dividió en 4 fragmentos, ofreciendo una imagen espectacular de su larga cola. Esta fue, en esa época, una de las pocas rupturas de cometas observadas por los humanos.

6. Flujo piroclástico generando un rayo volcánico

Ver un volcán en erupción es abrumador e inusual, pero hay otro evento extraordinario que podemos agregar a este espectáculo. Cuando un volcán hace erupción, arroja flujo piroclástico, una corriente rápida de gas caliente y cenizas. A veces, la fuerza con la que se unen esos materiales, combinada con las temperaturas extremadamente altas, genera un espectáculo lumínico sorprendente.

7. Una rara cascada arcoíris atrapada en el Parque Nacional de Yosemite

Solo unos pocos afortunados fueron testigos en vivo de cómo el salto Bridalveil, en el Parque Nacional de Yosemite, se convirtió en un arcoíris. Este es un ejemplo sorprendente de cuando la luz solar se refleja en las gotas de agua bajo circunstancias específicas. Parece una foto retocada, pero solo es la naturaleza sorprendiéndonos con sus colores e imaginación.

8. Olas congeladas en la costa de Croacia

En 2012, una tormenta feroz azotó estas olas monstruosas, las cuales luego se congelaron, en la costa de Senj, Croacia. El mar se estrelló sobre bancos y postes de luz en un paseo peatonal marítimo y se congeló en el impacto.

9. El desierto volvió a la vida y experimentó una explosión de flores

Las superfloraciones en California generalmente ocurren una vez cada 10 años. Requieren una tormenta llena de perfectas condiciones: lluvia constante, temperaturas cálidas y vientos bajos. El desierto se convierte en una pintura colorida cuando miles de flores silvestres florecen aproximadamente al mismo tiempo en ese lugar. Un maravilloso regalo para nuestros ojos.

10. Pilares solares sobre el hielo marino en el mar de Chukotka

El reflejo de la luz en pequeños cristales de hielo que están suspendidos en la atmósfera puede crear un pilar solar. Si la luz proviene de una puesta del sol, este evento puede congelarnos en un momento hermoso.

11. Una superluna de sangre azul elevándose detrás del Partenón en 2018

Los eclipses lunares que caen en las superlunas son relativamente raros. En el siglo XXI, tendremos 87 eclipses lunares totales, de los cuales solo 28 serán superlunas. En esta ocasión, los observadores de estrellas pudieron ver una “superluna” hinchada y un eclipse lunar combinados por primera vez en décadas, mostrando la Luna bañada en una luz roja brillante.

12. Nubes iridiscentes

Si vemos que el cielo brilla como si hubiera burbujas de jabón gigantes flotando en él, no es que tengamos una alucinación, sino que estamos presenciando nubes iridiscentes. Este efecto, el cual parece ser de otro mundo, solo ocurre cuando unas gotas de agua muy uniformes difractan la luz del atardecer.

13. Los Himalayas fueron vistos por primera vez en 30 años

En abril de 2020, la disminución drástica de los niveles de contaminación devolvió la espléndida vista de la cordillera de Dhauladhar. Estas cumbres son parte de la cordillera del Himalaya, y ahora pueden observarse incluso desde Jalandhar, a más de 230 kilómetros de distancia.

14. Nevadas en primavera en Tokio

Ver nieve en Tokio no es excepcional, pero lo que lo hizo realmente sorprendente es que sucedió en abril, mientras florecían los cerezos. Aproximadamente, esta ciudad ve la nieve caer 7,6 veces por temporada, principalmente en enero y febrero. Esta fue la primera nevada en primavera en 32 años.

15. Puesta del sol a medianoche reflejándose en una cascada en Islandia

Durante los meses de verano, en Islandia, el Sol permanece visible hasta la medianoche (hora local), así que, presenciar una puesta del sol a la 1:30 a. m. puede dejarte totalmente sorprendido. Capturar este momento, con solo el crepúsculo iluminando los más de 59 metros de la cascada Seljalandsfoss, debe haber sido simplemente impresionante.

¿Has visto algunos de estos espectaculares regalos de la naturaleza? ¡Cuéntanos sobre los eventos más inusuales que has tenido la suerte de ver con tus propios ojos! Te esperamos en la sección de comentarios.