Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Famosas que fueron rechazadas inicialmente por no ser consideradas hermosas

No es raro encontrar una película en la que la protagonista “no agraciada físicamente” es todo, menos fea. Ni los anteojos gruesos ni la ropa poco favorecedora logran engañar a los espectadores. Y aunque esa visión de “fealdad” puede hacernos sentir ajenos a los cánones de belleza, lo cierto es que muchos íconos del mundo del espectáculo transitaron por lo mismo al no cumplir con las exigencias estéticas requeridas por la industria.

Genial.guru cree que la belleza que irradiamos al mundo se encuentra en el interior, y por eso ha hecho una lista de 10 mujeres que, con su talento, embellecieron la sociedad en la que vivimos.

1. Meryl Streep

Es difícil creer que alguien haya podido negarle un papel a Meryl Streep en el pasado, ya que su talento y prestigio son sinónimos de un éxito garantizado. Pero sí, eso sucedió. ¿En qué cinta se dieron el lujo de rechazarla? Resulta que Meryl estaba interesada en ser la mujer a la que King Kong secuestra y lleva a lo alto de un edificio en la película homónima de 1976. Según contó la misma actriz, el hijo del director se la presentó a su padre, pero cuando este la vio dijo en italiano: “¿Por qué me traes esta cosa fea?”. Claro, el sujeto no sabía que Meryl comprendía el idioma y había entendido lo que había dicho.

Al recordar ese acontecimiento, la actriz dijo: “Aquella malintencionada opinión podría haber roto mis sueños de convertirme en actriz o forzarme a recomponerme y a creer en mí misma. Tomé aire y dije: ‘Siento que pienses que soy demasiado fea para tu película, pero la tuya es solo una opinión entre miles’”. Con sus 21 nominaciones a los premios Óscar y 3 galardones de la Academia en su haber, demostró que ese fallido intento de conseguir un papel solo fue un rechazo, pero no un fracaso.

2. Kesha

Esta cantante de hermosa voz fue criticada por su productor al inicio de su carrera, quién la comparó con un refrigerador y la obligó a seguir dietas severas, las cuales le provocaron una bulimia nerviosa que tuvo que tratar en 2014. Actualmente, habiendo superado esa etapa en su vida, a menudo publica en redes sociales fotos en donde se la ve “al natural”, transmitiendo la necesidad de amarnos como somos, con defectos y virtudes.

Sin embargo, usualmente es criticada en Instagram debido a su físico, a lo que ella ha respondido manteniéndose fiel a su estilo: “Veo que quieren que sepa que piensan que soy fea (...). Bueno, entiendo que esa es su opinión, pero no estoy de acuerdo. No seré perfecta, pero soy mágica”.

3. Winona Ryder

Esta conocida actriz trabajó en películas icónicas de la década de 1990, y actualmente interpreta personajes entrañables como Joyce Byers en Stranger Things. En una entrevista admitió que, cuando era adolescente y estaba realizando un casting, fue interrumpida por el director de la cinta, quien le dijo: “Escucha, niña. No deberías ser actriz. No eres lo suficientemente bonita. Deberías volver de donde vienes e ir a la escuela”.

Esas palabras pudieron haberla hecho renunciar, si no fuera por sus padres: “Esto es un testimonio de mis papás y de cómo me criaron (...). Siempre me inculcaron que era mucho mejor ser un individuo único que mezclarse con la mayoría”.

4. Reese Witherspoon

¿Cómo es posible que la actriz que interpretó a una mujer despampanante en Legalmente rubia pudiera no ser considerada bella? Reese ha afirmado que, en sus primeras audiciones, fue rechazada porque no la consideraban lo suficientemente alta o delgada para ser una estrella de Hollywood, lo que provocó que se sintiera insegura con su apariencia por años. Al respecto, ella dijo: “Realmente no me importaron sus opiniones. Soy terca”. Además, agregó: “Tienes que estar enfocado y ser duro porque se necesita una personalidad tenaz para lidiar con el rechazo”.

5. Lea Michele

Cuando tenía trece años, una gerente le dijo que apenas cumpliera quince debería hacerse un retoque en la nariz si quería convertirse en alguien importante en la industria del espectáculo. Lea dijo que, aunque tuvo la intención de seguir ese consejo, nunca consiguió el permiso de su madre. A pesar de que esa negativa no le resultó grata en su momento, actualmente, su decisión la llena de orgullo. Ella ha dicho: “No es necesario parecerse a los demás. Debes amarte por lo que eres”.

6. Pink

Pink contó que, cuando entró a la industria de la música, la mayoría de las personas le dijeron: “Nunca estarás en portadas de revistas porque no eres lo suficientemente bonita”. La cantante les respondía diciendo: “Estoy totalmente cómoda con eso. Conozco mis puntos fuertes: trabajo duro, tengo talento, soy divertida y soy una buena persona”, y fue esa seguridad la que le permitió aparecer en numerosas plataformas en las que resaltan sus mejores rasgos y, sobre todo, su humildad.

Además, en un discurso habló acerca de la inquietud que le generó escuchar a su hija diciendo que no se sentía hermosa. La conclusión que obtuvo de esa conversación con la pequeña fue: “No somos nosotras las que debemos cambiar, es la gente la que debe hacerlo para descubrir otras formas de belleza”.

7. Lady Gaga

La cantante ha revelado que, al iniciar su carrera, tenía como impedimento que su físico no era el adecuado para una industria que buscaba un determinado perfil de figura femenina, lo que la llevó a sentirse muy insegura de sí misma. Sin embargo, eso también la llevó a esforzarse más para demostrar todo el talento que tenía para ofrecer y que la hacía única.

Posteriormente llegó a la conclusión de que “no quería ser como las demás, sensual como otras mujeres. Quería tener su propia imagen”, y que su belleza emanaba de su interior. “Creo que lo que me hace bella es ver felicidad en mis fanáticos. Cuando me dicen que la música que hago ha cambiado sus vidas de alguna manera, eso es lo que me hace hermosa”.

8. Barbra Streisand

Barbra dijo que, durante su infancia, tuvo que tolerar el hecho de que ni siquiera su madre pensaba que era hermosa, y que cuando comenzó a buscar trabajo como actriz era constantemente rechazada por no tener las características físicas solicitadas. Pero lejos de rendirse, y pese a la insistencia de su mamá, decidió luchar. “Tuve que salir al mundo y demostrar que era alguien y que, de alguna manera, me recordarían’’. Así que se dijo a sí misma que, si no podía triunfar como actriz, ingresaría al mundo del espectáculo como cantante, y, tras grabar una canción, logró enamorar a productores y al público con su voz.

Posteriormente interpretó roles en películas en las que demostró su talento multifacético, por lo que no teme asegurar lo siguiente: “Yo puedo estar en Vogue, en Harper’s Bazaar, puedo llegar a donde ha llegado cualquier modelo o estrella simplemente por ser quien soy”.

9. Nia Vardalos

Cuando Nia notó que, al querer iniciar su carrera como actriz no recibía ninguna oferta de trabajo, decidió preguntarle a su agente la razón, y este le respondió: “No eres lo suficientemente bonita para protagonizar algo ni lo suficientemente gorda para ser una actriz de carácter”. Así que decidió escribir un guion para una obra de teatro que ella protagonizaría y que luego se convirtió en una película: Casarse... está en griego.

Sin embargo, cuando la cinta se lanzó, los ejecutivos del estudio y críticos informaron sobre las dudas que tenían sobre la apariencia de la actriz: “Me etiquetaron con palabras como sobrepeso y poco atractiva. Oye, solo di gorda. Me encanta esa palabra. Utilicé la palabra ‘fat’ (gordo) en el título de la película en inglés. En realidad, no es algo malo. Lo que sucede es que le damos un poder que no tiene. Entonces, soy gorda. Vaya cosa”. Y, pese a todas las dudas, la película fue tan exitosa que hasta tuvo una secuela.

10. Sally Field

Al igual que lo que le sucedió a Nia, la propia agente de Sally no creyó en ella cuando la actriz quiso dejar de trabajar en series para buscar proyectos en la pantalla grande. Esta le dijo: “No puedes hacer eso, no puedes participar en películas. No eres lo suficientemente bonita”.

Lejos de rendirse, lo primero que Sally hizo fue despedirla, porque claramente no era la agente que necesitaba si quería triunfar. Pero ese rechazo fue el primero de muchos: “Era un momento muy difícil para las mujeres que querían trabajar en el mundo del cine. La mayoría de ellas eran modelos altas y hermosas, y yo no era bonita”. Sin embargo, encontró una motivación y siguió adelante: “Si estás ocupado pensando ‘Dios mío, no soy lo suficientemente guapo o inteligente’, tu espíritu estará desnutrido”. Y, tras reflexionar sobre su carrera, dijo: “Ya no estoy tan preocupada por lo que piensan los demás. Estoy empezando a dejar de lado la sensación de que necesito esforzarme para hacer cosas que no quiero hacer, un impulso que siempre ha estado vinculado a la sensación de que no soy suficiente”.

¿Te sorprendió ver a alguna famosa en la lista? ¿Qué historia te pareció más inspiradora? Cuéntanos en la sección de comentarios a continuación.