Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Integrantes de la familia real que dejaron el título atrás y no viven como otros miembros de la realeza

Los miembros de la familia real británica, liderada por la reina Isabel II de Inglaterra, generalmente llevan el título de “Su majestad” o “Alteza real”. Además, sus actividades cotidianas y vidas constantemente son asediadas por la prensa y los paparazis del mundo. Sin embargo, algunos de los integrantes renuncian a tal honor. De esta forma, logran llevar una vida más privada y normal, por así decirlo, realizando actividades y cursando carreras académicas y profesionales como cualquiera de nosotros.

Genial.guru te presenta quiénes son y qué hacen los integrantes de la Casa de Windsor que abogan por un bajo perfil entre la farándula británica y las obligaciones reales.

1. Peter Mark Andrew Phillips

Peter es el nieto mayor de Isabel II. Cuando nació, sus padres rechazaron el título real ofrecido por la reina para él y su hermana, por lo que Phillips creció teniendo una vida normal. Tras graduarse en la Universidad de Exeter, se dedicó a los negocios, y ha trabajado para Jaguar Racing, Williams F1 y el Banco Real de Escocia. Actualmente trabaja en SEL UK, una agencia boutique de deportes y entretenimiento. Se ha caracterizado por mantener una vida simple junto a sus dos hijas y su exesposa, Autumn Kelly, de quien recientemente se divorció.

2. Zara Anne Elizabeth Tindall

Zara Tindall es la nieta mayor de la reina Isabel II. Al igual que su hermano, Peter, ella no obtuvo un título real por decisión de sus padres. Su vida profesional la dedicó al deporte ecuestre y al atletismo, ámbitos donde ganó varias medallas y premios. En 2006, fue elegida la Personalidad Deportiva del Año de la BBC, y fue nombrada Miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) en 2007. Zara está casada con Mike Tindall, un exjugador de rugby y capitán de Inglaterra, con quien tiene 2 hijas.

3. Sarah Ferguson, duquesa de York

Sarah Ferguson es la exesposa del príncipe Andrés, el tercer hijo de la reina Isabel II, por lo que se convirtió en la duquesa de York. Tras su divorcio, y pese al título que aún conserva, adoptó una vida normal, trabajando de forma independiente. Se ha dedicado a la literatura y escritura de libros infantiles. En sus cuentas de Instagram y de YouTube comparte videos de lectura de sus cuentos, tutoriales de cocina, ideas de manualidades, y parte de su trabajo filantrópico y humanitario.

4. La princesa Beatriz de York y su esposo, Edoardo Mapelli Mozzi

Beatriz es prima de los príncipes William y Harry. Junto con su hermana, tuvo una infancia lejos de las cámaras. Se graduó en Historia e Historia de las Ideas de la Universidad de Londres en 2011, y desde entonces ha seguido forjando su carrera. Actualmente es la vicepresidenta de la empresa de software Afiniti, donde también se encarga del programa de iniciativas de caridad para apoyar a mujeres y emprendedores en universidades de China, Europa, India y Estados Unidos.

Recientemente, Beatriz se casó con Edoardo Mapelli, quien es considerado un duque en la nobleza Italiana. Él también se ha forjado una carrera, y es el fundador y director ejecutivo de Banda, una empresa de desarrollo inmobiliario y diseño de interiores. También ayuda a su madre y hermano con la administración de otros negocios familiares.

5. La princesa Eugenia de York y su esposo, Jack Brooksbank

Eugenia completó sus estudios en Literatura Inglesa e Historia del Arte en 2012. Desde entonces, ha estado vinculada a exposiciones y actualmente es la directora de Hauser & Wirth, una galería de arte contemporáneo. Al igual que su hermana, Beatriz, realiza actividades de beneficencia, apoyando colectivos como Anti-Esclavitud y Project Zero. El esposo de Eugenia, Jack Brooksbank, provenía de una familia bastante normal y forjó su propia carrera antes de casarse. Es un empresario británico en la industria de los licores, y actualmente es embajador de la marca de tequila Casamigos.

6. El príncipe Eduardo, conde de Wessex

El príncipe Eduardo es el hijo menor de la reina Isabel II. Él exploró diferentes opciones profesionales, pasando por la formación militar en la Infantería de Marina Real, llegando hasta el mundo del espectáculo, donde trabajó en el teatro con la compañía Really Useful Theatre Company y fundó Ardent Televisión. Él y su familia mantienen el título de “Alteza real”. Debido a esto, recientemente, Eduardo se ha vinculado más a los deberes reales, ya que asumió algunas responsabilidades que su padre, el duque de Edimburgo, no puede cumplir por su avanzada edad.

7. Sofía de Wessex

Sofía poseía una carrera profesional en Relaciones Públicas e incluso tenía su propia agencia antes de casarse con el príncipe Eduardo. Luego de su matrimonio, que fue una boda de bajo perfil, tuvo que renunciar para cumplir con sus obligaciones como nueva integrante de la familia real. Además de los compromisos reales, ella apoya a más de 70 asociaciones benéficas, y continúa trabajando por la igualdad de género con la creación del Comité de Mujeres Empresarias y el Foro de Redes de Mujeres.

8. Lady Louise Windsor

Louise es la hija mayor de los condes de Wessex y la nieta más joven de la reina Isabel II. Por deseos de sus padres, ella y su hermano no llevan el título de príncipes, sino solo los títulos que se les dan a los hijos de un conde. Su madre, Sofía, intentó que la mayor parte de su infancia transcurriera fuera del ojo público para que ella tuviera una vida lo más normal posible. También declaró que Louise tomará una decisión sobre el uso de su título real cuando cumpla 18 años.

9. James, vizconde de Severn

James, el nieto más pequeño de la reina, y al igual que su hermana, no lleva el título de príncipe por decisión de sus padres. Ha tenido una vida bastante alejada de los medios. Entre sus pocas apariciones en actos reales están acompañando a sus padres a un viaje a Sudáfrica (2015) y el Great British Beach Clean con su familia, en apoyo de la Marine Conservation Society. Actualmente estudia en Eagle House School.

10. El príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, duques de Sussex

La vida del príncipe Harry pasó siempre por el lente de las cámaras y los medios de todo el mundo. Su esposa, Meghan, también era reconocida como una actriz de cine y televisión, por lo que para ella las cámaras no eran algo nuevo. La pareja se casó en 2018, y ambos asumieron los títulos de “Altezas reales y duques de Sussex”. Sin embargo, en 2020, decidieron abandonar el rol que desempeñaban en la familia real y el título de “Altezas” para volverse independientes económicamente. Actualmente conforman una empresa de medios creativos llamada Archewell Inc., y tratan de llevar una vida más tranquila con su bebé, Archie Mountbatten-Windsor.

¿Qué te parecen los intentos de estos integrantes de la familia real por llevar una vida “normal”? ¿Te gustaría ser parte de la realeza?

Compartir este artículo