Genial
Genial

Una perrita pitbull rescatada recibe una sesión de fotos de maternidad y brilla de felicidad

Encontrar un hogar para una sola perrita de la calle es bastante desafiante, ¡pero hacerlo para una pitbull embarazada de 2 años de edad parecía imposible! Pero esta transformación de una perra rescatada llena de miedo a una madre radiante, cariñosa y agradecida revivirá tu fe en los milagros.

En Genial.guru nos hemos encariñado con mamá Pickles y no podemos esperar a compartir su hermosa historia contigo.

En septiembre, unas personas encontraron a una perra de 2 años en las calles cercanas a Fort Mill, Carolina del Sur. Estaba en un estado avanzado de embarazo y por ello necesitaba ayuda. El sistema de control de animales la llevó a un refugio local y contactó a la familia de la perra, pero lamentablemente, no querían aceptarla de regreso.

La pobre futura madre necesitaba más ayuda especializada de la que el refugio podría brindarle, pero afortunadamente, pronto fue recibida por los voluntarios de rescate de Pits & Giggles Rescue, quienes se encargan de perritas embarazadas y lactantes, así como de sus cachorros.

Tal como los voluntarios la describieron, al conocer por primera vez a sus nuevos amigos del refugio, la perrita pitbull preñada era realmente juguetona, amigable, bastante dócil y no sabía lo que era el espacio personal. Inmediatamente se les ocurrió un nuevo nombre para ella: Pickles. La pequeña no podía dejar de saltar por todos lados y sobre los voluntarios, tratando de llamar su atención y besándolos a pesar de su enorme barriga. ¡Y definitivamente no era tímida con la cámara!

Tan pronto como llegó mamá Pickles, los voluntarios supieron de inmediato que sería una modelo perfecta para una sesión de fotos de maternidad. Resulta que, más de la mitad del tiempo, los voluntarios en los refugios no se dan cuenta de que las madres caninas están embarazadas hasta el último minuto. Entonces, con mamá Pickles, el equipo estaba feliz de tener suficiente tiempo antes de que ella diera a luz.

Durante la sesión de fotos, organizada por la voluntaria (la propietaria del estudio fotográfico Enchanted Hills Photography) Lauren Casteen Sykes, la perrita Pickles resultó ser una diva, mostrando las poses más feroces, mezclándolas con miradas inocentes y movimientos de estómago.

Unas semanas más tarde, después de que Pickles diera la bienvenida a 8 hermosos cachorros, la asociación de rescate Pits & Giggles Rescue decidió organizar una sesión de fotos para los recién nacidos como continuación de la historia. Pickles se ve aún más alegre junto a sus adorables bebés.

¡Cuando los miembros de la organización compartieron con nosotros estas fotos, mamá Pickles y todos sus cachorros ya habían encontrado un hogar! Pickles tiene un hermano pitbull ¡y pasan la mayor parte del tiempo acurrucados en el sofá!

Los voluntarios admiten que, como en Carolina del Norte no hay leyes de esterilización o castración y ya que ocupa el tercer lugar en los Estados Unidos en eutanasia, es especialmente gratificante ver la transformación y el florecimiento de esta joven mamá y de sus cachorros al verlos encontrar un hogar permanente. En caso de que desees ayudar a la asociación Pits & Giggles Rescue, puedes comprar algo para ellos de su lista de Amazon o hacer una donación directa.

¿Haces sesiones de fotos divertidas con tu perro? Si no tienes uno, ¿estarías dispuesto a adoptar un perro de un refugio? ¡Estaremos encantados de saber tus comentarios a continuación!

Compartir este artículo