Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

9 Lugares mágicos de Escocia que cuesta creer que no pertenezcan al mundo de “Harry Potter”

8132
420

“Todo niño en nuestro mundo sabrá su nombre”. Bueno, la profesora McGonagall tenía razón. Harry Potter no solo fue famoso dentro de su historia, sino también en nuestro mundo. Son millones los pequeños (y no tan pequeños) que siguen fascinados con el mundo creado por J. K. Rowling. Y si eres uno de ellos, te gustará saber que existe un país donde puedes encontrar parte de su magia, desde lugares en donde ella escribió hasta castillos dignos de ser Hogwarts. Estamos hablando de Escocia.

En Genial.guru te invitamos a realizar un tour virtual para conocer los puntos escoceses que nos transportaron al universo de Harry Potter.

1. Café The Elephant House

Tal vez el más famoso de los lugares relacionados con Harry Potter en Edimburgo es una cafetería llamada The Elephant House, donde Rowling pasó largo tiempo escribiendo y donde, tiempo después, realizó una entrevista. Por ello, el sitio se ha vuelto muy popular: se convirtió en un verdadero centro de peregrinación para sus lectores, e incluso las paredes del baño están completamente cubiertas por grafitis escritos por potterheads, nombre que reciben los fanáticos de la saga.

2. Cementerio Greyfriars

The Elephant House da al Cementerio Greyfriars, cuya vista no hizo más que inspirar a J. K. Rowling. Es allí donde se encuentra la tumba del verdadero Thomas Riddle, nombre que la autora tomó para designar a Voldemort. Allí también yace un hombre llamado William McGonagall, de quien la escritora puede haber tomado el apellido para la querida profesora de Hogwarts.

3. Escuela George Heriot

Lauriston, Greyfriars, Raeburn y Castle. ¿Te suenan similares a Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin? Estas son las cuatro casas de la escuela George Heriot, una célebre institución educativa privada ubicada en Edimburgo. El colegio, aunque prestigioso y algo costoso (puede llegar a costar hasta 16 700 USD anuales) les abre la puerta a niños huérfanos y provenientes de familias con escasos recursos de forma gratuita, tal como Hogwarts le dio la bienvenida a Harry, un niño que había perdido a sus padres (aunque con un verdadero tesoro en Gringotts).

4. Castillos escoceses

La misma J. K. Rowling ha admitido que los lugares turísticos de Edimburgo sirvieron de inspiración para la creación de Hogwarts. Pero no solo la ciudad tiene edificios grandiosos, sino todo el país, ya que es posible encontrar castillos medievales escondidos en paisajes maravillosos, como el de Eilean Donan. Y si bien la autora tomó como inspiración la arquitectura de Edimburgo, estamos completamente seguros de que Hogwarts se encuentra en las montañas escocesas.

“Hogwarts es un lugar muy real para mí, y aunque no vivía en Escocia, siempre imaginé que estaría allí. No está dicho de manera explícita en los libros, pero si viajas hacia el norte por un día desde la estación de King’s Cross en Londres, terminarás en Escocia”, compartió en una entrevista.

5. Banco y museo The Mound

El Mound es un antiguo edificio de inicios del siglo XIX, el cual alberga la sede escocesa de Lloyds Bank, uno de los bancos más grandes del mundo. También es un museo que funciona como el hogar de una exhibición permanente de la moneda, economía y riqueza en general. El edificio nos recuerda al banco de Gringotts de Harry Potter. Ahora, ¿quiénes sirvieron como inspiración para los duendes que trabajaban en ese lugar? Esa es otra historia.

6. Victoria Street

Victoria Street es una calle en el centro histórico de Edimburgo, y lo que pareciera ser una copia muggle del callejón Diagon, la calle comercial mágica donde Harry compra sus útiles escolares, entre ellos, su varita. Victoria Street es conocida por sus edificios vibrantes, acera de piedra antigua, tiendas de todos los tamaños y de productos diversos. Ahora, la calle también cuenta con una tienda llamada Museum Context (antes Diagon House), que ofrece artefactos y recuerdos de Harry Potter, un negocio bastante apropiado para el lugar.

7. Tren Jacobita a vapor

Claro está que Hogwarts no está dentro de una ciudad. A la escuela de magos se llega a través del Expreso de Hogwarts, pues se necesita atravesar un área rural amplia, pasar lagos, cruzar ríos y puentes. Este tren tiene un hermano gemelo: el “Jacobite Steam Train” (Tren Jacobita a vapor). Este parte de Fort William hacia Mallaig, en el norte de Escocia.

Si te aventuraras en esa travesía disfrutarías del pintoresco paisaje, incluyendo el viaducto de Glenfinnan, el cual aparece en la segunda entrega de la saga. Ron y Harry pasan por encima (y por debajo) de este puente. También podrías disfrutar de Loch Shiel, la inmensa laguna que figura como el lago negro que rodea a Hogwarts en las películas.

8. El Geneva bonnet

El Sombrero Seleccionador tiene algo en común con el Geneva bonnet de la Universidad de Edimburgo. En contraste con otras universidades, donde a los graduados se les otorgan los diplomas al subir al escenario, en esta casa de estudios, las cosas se hacen de manera distinta.

Después de ser anunciado por el rector, el estudiante sube al escenario y su cabeza es golpeada levemente por el Geneva bonnet. Se cree que ese gorro fue hecho de la ropa interior de John Knox, el fundador de la iglesia presbiteriana, la religión tradicionalmente dominante en Escocia.

9. Gladstone’s Land

Quizás recuerdes la casa de los Black, una construcción señorial antigua con múltiples habitaciones. Pues Gladstone’s Land es similar. Este patrimonio de Escocia les perteneció a familias opulentas, como el caso de Thomas Gledstanes, un comerciante mercantil. Es la única construcción que queda en la zona del siglo XVI.

¿Qué países están en la lista de los que te mueres por visitar? ¿Cuál ha sido el lugar turístico que más te ha gustado?

8132
420