11 Famosos comparten las escenas que más se arrepienten de haber hecho

Arte
hace 8 meses

Cuando vemos algunas de nuestras películas favoritas, podríamos soñar con lo emocionante que sería grabar algunas de sus más icónicas escenas, ya sean romances intensos o aventuras extremas. No nos damos cuenta de que quizá para ellos no fue algo ni sencillo, ni agradable.
De hecho, algunos de los actores en esta lista, recuerdan estas escenas como las más difíciles de grabar en sus carreras.

1. Kate Winslet en Titanic

Muchos de nosotros conocimos a Kate gracias a su papel como Rose en Titanic. Una de las escenas más icónicas de la película fue cuando vimos a Leo DiCaprio dibujar aquel boceto que se convertiría en la pista principal para encontrar a la dueña del “Corazón del Océano”.

Quizá por eso muchos fanáticos de la película siguen acercándose a ella con imágenes de esta icónica escena para que se las autografíe. Kate dijo en una entrevista que le parece muy incómodo seguir encontrando este dibujo después de tantos años y que la gente siga esperando que lo firme.

“Yo no firmo esa imagen. Se siente muy incómodo ¿Por qué harías eso? Aún así la gente me pide mucho que lo haga. También hay una foto que alguien sacó de un fotograma de la película. Estoy como ¡No! No quise que fuera una fotografía que terminaría viendo tantos años después. Todavía me persigue.”

2. Dakota Johnson en 50 Sombras de Grey

Podríamos pensar que Dakota Johnson se habría acostumbrado a las escenas íntimas que tuvo que grabar durante la creación de la trilogía de 50 Sombras de Grey, pero no fue así. En una entrevista ella admitió que jamás se volvió más sencillo de sobrellevar: “En el transcurso de las tres películas, nunca fue más fácil. No fue como, ’Oh, esta cosa vieja’, ¿sabes?”. Además agregó que grabar una escena de este tipo no tiene nada de sensual: “Simplemente es sudoroso y no es muy cómodo”.

Por suerte siempre contó con el apoyo de su coprotagonista, ella agregó: “Afortunadamente, Jamie y yo estábamos muy cómodos el uno con el otro y nos sentimos seguros y protegidos, aún así es un ambiente que da miedo”.

Pero ella no es la única que se siente incómoda mientras graba este tipo de escenas, en este artículo Liam Neeson nos cuenta lo difícil que son también para él.

3. Rupert Grint y Emma Watson en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte

Una de las parejas ficticias más aclamadas de los 2000´s fueron Hermione Granger y Ron Weasley de las películas de Harry Potter, sin embargo; nos mantuvieron en suspenso por 8 películas en las que vimos como su amistad se convertía en algo más.

Sin embargo para los actores que se conocieron desde los 9 años, esta relación no les parecía nada natural y grabar la escena del esperado beso fue más difícil de lo que creían según lo que el mismo Rupert afirmó en una entrevista.

“Nunca miro esa escena. Conozco a Emma desde que tenía literalmente 9 años y teníamos esta relación muy hermano-hermana y se sintió muy surrealista. Tengo un recuerdo de su rostro cada vez más cerca. Como, ‘Oh, Dios mío’. Realmente no puedo recordar nada aparte de eso”.

Le preguntaron también si habría cambiado algo de esa escena pero respondió: “Una toma fue suficiente. Fue un momento tan grande y había tanta expectativa. Mucha presión en realidad”.

Si te gustaría conocer más sobre el detrás de escenas de Harry Potter te recomendamos esteeste articulo.

4. Eva Mendes en El Mexicano

Eva en realidad no se arrepiente de haber grabado esta escena, su arrepentimiento surgió por la manera en que la hizo, sin embargo entendemos por completo sus razones.
Casi al final de la película y antes de terminar con su enemigo, ella le roba un beso que le cuesta la vida al agente.
Al respecto Eva comentó: “Todos mis besos en la pantalla han sido los mejores, aunque lamento no haber besado a Johnny Depp por más tiempo. Estaba tan intimidada por él. Era la primera vez que trabajaba con un actor del que me había enamorado cuando era niña”.

5. Chris Hemsworth en Thor

Durante las primeras tres entregas de Thor, Chris se quejó de tener que hacer escenas sin playera, ya que desde su punto de vista no tenían nada que aportar a la trama, sin embargo las hizo a petición del director.

Sin embargo, para la última entrega de Thor: Love and Thunder, las cosas subieron de nivel ya que le pidieron hacer una escena en la que Thor aparece completamente desnudo frente a todos los dioses. Pero como siempre Chris se lo tomó con humor e incluso bromeó diciendo que todos en la producción se habían solidarizado con él (incluyendo a Russell Crowe en su papel de Zeus) y se habían quitado los pantalones mientras filmaban la escena. Aunque quizá esto lo habría hecho aún más difícil para todos.

Por aquí te dejamos un artículo con todos los detalles ocultos en la última película de Thor, seguro que varios te pasaron desapercibidos.

6. Natalie Portman en Cisne Negro

Cuando Natalie obtuvo el papel para protagonizar Black Swan, el director le pidió que sugiriera a alguna actriz para hacer el papel antagónico, debía ser alguien que tuviera una edad y físico parecido a la actriz, así que ella sin dudarlo sugirió a su amiga Mila Kunis.

Lo que no tomó en cuenta fue que tendrían que actuar como enemigas durante la filmación de la película, situación que el propio director trató de llevar a otro nivel. En una entrevista Natalie comentó que el director de la película las hacía hacer el entrenamiento de ballet a diferentes horas para que no supieran como lo estaba haciendo la otra y después les decía cosas como: ¨Mila lo está haciendo muy bien" o “Natalie va mucho mejor que tu”. Ellas trataban de recordarse que la competencia no era real, que solo era una película, pero se los hacían muy difícil.

Además y como cereza del pastel, tuvieron que grabar escenas íntimas juntas, lo cual fue algo que pensaron pondría en mayor riesgo su amistad “Realmente no pensé en el hecho de que iba a tener que grabar esas escenas con ella”, admitió. Pero también reveló que a pesar de la incomodidad, contar con una amiga cerca lo hizo todo más fácil pues podían bromear al respecto y superarlo juntas.

7. Anne Hathaway en Love and Other Drugs

Anne Hathaway se considera una mujer bastante reservada, de hecho creció en medio de una familia con creencias religiosas bastante arraigadas. Ella misma admitió en una entrevista que alguna vez pensó en hacerse monja pero que en el fondo siempre supo que quería ser actriz.

Con el paso del tiempo y después de haber interpretado papeles icónicos como Mia en El Diario de la Princesa, supo que parte de su crecimiento como actriz solo sucedería si aceptaba papeles que la impulsaran a salir de su zona de confort.

Así fue como decidió aceptar el papel de la extrovertida Maggie, una mujer de espíritu libre que además estaría envuelta en una intensa relación amorosa.
“Lo hice, pero fue toda una montaña rusa de emociones grabar esta película. Estaba interpretando a un personaje fuera de mi zona de confort. Toda esa intimidad simplemente no soy yo”.

8. Cameron Diaz en Sex Tape

Cuando le preguntaron a Cameron Diaz si se había sentido incomoda sobre sus escenas intimas durante la grabación de esta película , ella admitió que realmente no había estado tan mal, de hecho su momento más vulnerable lo vivió mientras grababa la escena del parto.

“Me encontraba en una habitación en medio de la nada en Massachusetts a las 11 de la noche haciendo una escena de parto, y todos se gritaban unos a otros: Jason, los camarógrafos, el director. Y yo actuando como si estuviera tratando de sacar una pelota de baloncesto de mi cuerpo. Suena loco, ¿verdad? Y es que siempre me tomo un momento para decir: ’Tenemos suerte. Este es un gran trabajo. Un trabajo divertido’”.

Aún así esta escena la hizo recapacitar sobre su decisión de no tener hijos: “Es mucho más trabajo tener hijos. Tener vidas además de la tuya de las que eres responsable, no quiero eso. Esta escena me facilitó las cosas”, admitió.

Un dato curioso es que después de todo, terminó arrepintiéndose con su decisión sobre la maternidad y se convirtió en madre a los 47 años como puedes leer aquí.

9. Josh Brolin en Avengers Infinity War

Es difícil imaginar a un villano que quiere acabar con la mitad del universo, sintiendo empatía por sus enemigos, pero esto pasó por la mente de Josh Brolin mientras interpretaba al temible Thanos.

Admitió que se sintió mal de tener que acabar con un personaje que Tom Hiddleston había interpretado por largo tiempo y se había convertido en uno de los favoritos de los fans.

Mientras que Tom se esmeraba por hacer que su última escena fuera memorable, Josh sentía que grabar esa escena no estaba bien.

“Tom había interpretado ese personaje durante tanto tiempo. Y es muy elogiado por hacerlo. Él era tan vulnerable en ese momento. Así que estrangularlo no fue lo más divertido que he hecho”.

Aún así, disfrutó la intensidad con la que los fanáticos recibieron la película en su momento: “En Instagram, la gente publica cosas como ’Te odio’ y es fantástico. Soy, como el único tipo que sonríe cuando ve eso. Es como, ’Funcionó’ ”.

10. Reese Witherspoon y Robert Pattinson en Agua para Elefantes

En ocasiones, cuando vemos una película romántica, en especial las escenas de los besos, desearíamos estar en la piel de los actores. En el caso de Reese Witherspoon, besar a su coprotagonista no fue uno de sus mejores momentos, de hecho se convirtió en uno que le dejó un terrible sabor de boca, literalmente.

Robert Pattinson admitió que mientras grababan este apasionado beso, él estaba bastante enfermo de gripa así que tenía un severo escurrimiento nasal.
“Esta escena, la estaba haciendo cuando tenía un resfriado muy fuerte. Mi nariz estaba goteando por todos lados y Reese tenía puesta una peluca, literalmente me estaba limpiando la nariz con ella”.

Cuando le preguntaron a Reese sobre esto solo añadió: “Sí, tenía mucho escurrimiento nasal. No era atractivo, no fue agradable”.

11. Elliot Page en Juno

Juno es una película de los 2000´s que se convirtió en un clásico adolescente, aunque en realidad contenía escenas y diálogos que no estarían bien vistos en la actualidad. Algo de lo que su protagonista Elliot Page está consciente.

En una entrevista admitió que su carrera no está libre de manchas. Una de las escenas de las que se arrepiente fue justamente en Juno, cuando en medio de una discusión para escoger el nombre del bebé, decide rechazar una de las opciones por “sonar gay”.

“No fue algo que registré totalmente en ese momento, pero, por supuesto, ahora que soy mayor lo hago”, dice él. “Tantas películas que amaba cuando era niño están plagadas de homofobia, transfobia y bifobia, y no me estoy excusando de ninguna manera”.

Sin embargo, él esta haciendo todo por evitar este tipo de papeles, de hecho; durante una rueda de prensa en la que se leyó el guion de la película, él se negó a decir esa línea.

Si quieres saber más sobre su transformación de Ellen a Elliot Page, te recomendamos este artículo.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas