14 Historias sobre la emocionante y divertida vida universitaria

Historias
hace 2 años

Los años universitarios no dejan indiferente a nadie. Porque, a diferencia de la escuela, en esta etapa los jóvenes ya tienen una relativa libertad de acción, gracias a la cual pueden disfrutar plenamente de las fiestas, de sus primeras relaciones románticas y, a veces, de una experiencia de vida única en una residencia estudiantil.

En Genial.guru leímos con una amplia sonrisa las encantadoras historias de usuarios de la red sobre lo que tuvieron que enfrentar durante sus días como alumnos universitarios. Estamos seguros de que estas anécdotas te harán sumergirte en los recuerdos de tus propios brillantes y llenos de energía días de estudiante.

  • Probablemente conozcas esa frase común de los profesores “No me juzguen, no soy un artista” que siempre dicen cuando dibujan algo en la pizarra. Bueno, mi profesor de física resultó estar por encima de eso y decía: “Todos aquellos cuyas habilidades artísticas no sean tan buenas como las mías, y esto es cada uno de ustedes, deben saber que, para hacer un círculo, es más fácil dibujar una cruz primero y rodearla después”. © awesome***peoplesay / Tumblr
  • Era el primer año de la universidad de medicina. Estábamos en la primera clase de latín, conociendo al profesor. Entró en el aula, se presentó y luego preguntó: “Chicos, ¿quién sabe algo en latín?”. Y entonces un sujeto dijo: “Exorcizamus te, omnis immundus spiritus”. El profesor detuvo al chico con una sonrisa de oreja a oreja y le dijo: “¡Espera, espera, espera! Por supuesto que puedo ser el diablo en raras ocasiones, pero es demasiado pronto para exorcizarme. ¡Aún tengo que enseñarles a ustedes!”. Fue y es el único profesor con sentido del humor y un carisma increíble. Todavía nos hace reír. © Habitación № 6 / VK
  • Vivía en una residencia estudiantil a fines de la década de 1990 y principios de los 2000. Casi nadie tenía refrigeradores. En invierno, el problema se resolvía con la ayuda de un balcón, y en verano todos compraban comida para una vez. Todos los días después del trabajo, el chico de la habitación de al lado iba a la tienda de enfrente y compraba una salchicha para la cena. Siempre a la misma vendedora. Fue antes del rápido desarrollo de los supermercados. Y una vez, ella se hartó.
    -¿No estás cansado de comprar una salchicha todos los días? Compra ya un kilogramo, ¡vienes a diario!
    -¡No hay problema! Dame un kilo, pero aparta mis salchichas en tu refrigerador. Vendré todas las noches y me llevaré una. No tengo mi propio refri.
    -¿Eres estudiante?
    -Sí.
    -Toma tu salchicha, ven mañana por la siguiente. © Kaa1980 / Pikabu
  • Ahora recién estamos en la segunda semana de estudio, pero ya puedo decir que nuestro historiador es mi favorito. Cuando envía correos electrónicos, siempre les adjunta una foto de su perro. El animal se llama Dodger, y es el chico más simpático. © ***-eat-cereal / Tumblr
  • Soy un estudiante universitario que vive en una residencia estudiantil. Mamá me escribió: “Papá nos preparó la cena” y me envió fotos de deliciosas hamburguesas y papas fritas caseras. Luego preguntó: “¿Y tú qué cenaste?”. Yo: “Galletas en forma de pescado”. © awesome***peoplesay / Tumblr
  • Estábamos en una clase que daba un profesor que era increíblemente aburrido, por lo que estaba quedándome dormida. Y luego me di cuenta de que mi compañero de clase de la primera fila estaba viendo El Señor de los Anillos en el teléfono. Como los bancos de nuestro auditorio están dispuestos en unos escalones y yo estaba sentada más arriba, podía ver todo. Luego él se dio la vuelta y, notando mi mirada, simplemente se sacó el auricular inalámbrico de la oreja y me lo pasó. Terminamos de ver la película juntos. Y luego, después de las clases, fuimos a un café y hablamos sobre el universo de Tolkien durante 2 horas. Asombroso. © Habitación № 6 / Vk
  • Un incidente en una lección de literatura.
    Chica: “Entonces, ¿qué pasó con todos estos dioses y diosas griegos?”.
    Profesor, confundido: “¿Te refieres a la historia?”.
    Chica: “No, ¿qué les pasó a ELLOS?”.
    Profesor: “Yo... no estoy seguro de entender lo que estás preguntando...”.
    Chica: “¿Por qué ya no están? ¿Todos murieron?”.
    El silencio en el aula era casi audible. © sunny_k11 / Reddit
  • Una vez, una de mis compañeras preguntó en clase: “¿Las piedras tienen ADN?”.
    Maestro: “No, no están vivas”.
    Ella: “¿Cómo se multiplican entonces? ¿Por qué hay muchas piedras y no una?”. © MHOpptimusPrime / Reddit
  • En mi primer año, demostré ser un terrible compañero de cuarto debido a un incidente. Estaba constantemente muy cansado, por lo que a menudo me sentaba en el piso del baño y me echaba agua de la ducha. Bueno, una vez me quedé dormido accidentalmente sobre el desagüe y lo tapé. Esto provocó una inundación en toda nuestra habitación y en la de los vecinos de abajo. © Amedais / Reddit
  • Al comienzo de mi segundo año, uno de mis amigos se mudó a una nueva ubicación y celebró una gran fiesta en la casa. Todo salió genial y fue tremendamente divertido, pero, por supuesto, hicimos un lío allí. Aproximadamente 5 meses después, pasé por su casa nuevamente y noté que la sala de estar se había mantenido en el mismo estado que después de la fiesta. Casi nada se había limpiado, los platos estaban cubiertos de moho y un hongo estaba creciendo en la pared del baño. Le pregunté por qué no habían quitado nada y él respondió: “Bueno, pensamos que tendríamos otra fiesta pronto, así que ¿por qué limpiar?”. © AndyVale / Reddit
  • Mi papá, siendo estudiante en una institución ferroviaria, hizo una pasantía como conductor de tren. Una noche en el camino, un grupo de pasajeros le preguntó cuánto faltaba para su estación. Papá dijo: “Yo les aviso, no se preocupen”, y se fueron. Después de un rato, él miró su reloj y se horrorizó: tenía que bajarlos de forma urgente. Corrió hacia ellos y rápidamente los hizo descender en una estación en medio de la nada. Tan pronto como el tren volvió a arrancar, se dio cuenta de que los había dejado en el lugar equivocado. Horrorizado, comenzó a gritarles a través de la ventana: “¡Esperen aquí! ¡Otro tren pasará a las 5 de la mañana!”. Los hombres dijeron: “No te preocupes, son cosas que pasan...”. © Oídoporahí / Vk
  • Estaba en primer año. Tenía química; era un grupo nuevo, nadie se conocía todavía. Llegué temprano para una clase y estaba parado, esperando. Noté a una hermosa chica cerca del aula y comenzamos a hablar. Le dije que no me gustaba mucho química y que tenía un poco de miedo. Ella estuvo de acuerdo y dijo que no era fácil para nadie. Comenzó la lección. Mientras todos se sentaban, la encontré con la mirada y saludé con la mano. Ella me devolvió el saludo con dulzura, luego subió al púlpito y...
    -¡Hola, estudiantes! Soy su profesora, dictaré la materia de química orgánica. © TOVSTUN / Pikabu
  • En nuestra universidad pusieron una caja para tarjetas de San Valentín. Estuvo allí durante varios días, llenándose de confesiones de los estudiantes. Todos estaban esperando el día X... ¡Y en la mañana del 14 de febrero, la caja desapareció! La señora de la limpieza la tiró. ¡La señora de la limpieza! Destructora de destinos ajenos. © Oídoporahí / Vk
  • Cuando comencé a estudiar en la universidad y vivía en una residencia estudiantil, al principio no teníamos refrigerador en la habitación.
    Por lo tanto, yo compraba un mínimo de comida y me comía todo el mismo día. Otro compañero de cuarto también cocinaba para una sola vez. El tercer compañero era el más inteligente. Ponía la comida en una bolsa y la colocaba fuera de la ventana. Pero luego se volvió nervioso, parecía otra persona. Nos hablaba de una manera muy extraña. Bueno, allá él. Una vez estábamos todos juntos, charlando. Entonces escuchamos algo crujiendo fuera de la ventana. Él fue corriendo... y notamos a un gran cuervo que salía volando con un buen trozo de queso.
    Nosotros: “¿Qué pasó?”.
    Él: “Es imposible guardar las cosas aquí. Los cuervos devoraron todo mi queso”.
    Después de un tiempo, me di cuenta de que al principio él había sospechado de nosotros e intentaba de todas las formas posibles averiguar quién estaba robando sus productos. Pero resultó que había estado dos meses alimentando a los cuervos con queso, salchichas y otros embutidos. © EdokPechenek / Pikabu

¿Ya recordaste un par de tus propias historias de tu época de estudiante? Compartámoslas entre todos en los comentarios.

Comentarios

Recibir notificaciones

Mi mejor época de mi vida fue la de estudiante universitario compartíamos música y té con los africanos y los vietnamitas hasta bien entrada la madrugada. En cierta ocasión me enamoré de un compañero de otra clase y en el receso aprovechaba para mirarlo, cuando sonó el timbre, no me había dado cuenta y entré cantando al aula, el profe me dijo canta usted muy bien señorita.

-
-
Responder

No entiendo cómo un universitario puede hacer la pregunta de los dioses griegos XD

-
-
Responder

Lecturas relacionadas