Cómo una mujer con síndrome de Down dio a luz a un niño con la misma condición y lo crió como madre soltera

Crianza
hace 9 meses

Contra todo pronóstico y las expectativas de la sociedad, una mujer con síndrome de Down dio a luz a un niño. Y no solo eso, asumió el papel de madre soltera, afrontando los retos junto a su precioso hijo, que comparte la misma condición. Con mucho amor y cariño, esta mamá lleva 27 años criando a su hijo.

La gente se alejó de ella cuando se quedó embarazada

A lo largo de la historia, las personas con síndrome de Down han sido juzgadas por los demás en relación con la paternidad. En el pasado se les esterilizaba a la fuerza y, aunque ahora las leyes lo impiden, el estereotipo persiste. A pesar de que Lisa tenía 30 años, un trabajo estable y un novio, cuando sus amigos se enteraron de que se había quedado embarazada, cortaron los lazos con ella. La veían como una “mala influencia”.

Contra todo pronóstico, nació Nic

Al igual que Lisa, su bebé también nació con síndrome de Down. El padre, novio de Lisa por aquel entonces, tenía 25 años y también compartía esta condición. La pareja se conoció en el trabajo y empezaron a salir. Estuvo al lado de Lisa cuando dio a luz, pero pronto se separaron.

La madre de Lisa le cubría las espaldas

Patti, la madre de Lisa, recuerda la sorpresa que se llevó cuando su hija le reveló que estaba embarazada. “Estaba comprobando mis mensajes en el trabajo y había un mensaje de Lisa que decía: ’Hola, mamá. Solo quería llamarte para decirte que vas a ser abuela’”. Lisa vivía entonces de forma independiente y Patti era consciente de su relación, pero tenía la impresión de que los hombres con síndrome de Down eran estériles.

“Mucha gente, incluso amigos íntimos, me dijeron: ’Patti, no deberías aceptar esto, puedes hacer una adopción abierta y seguir formando parte de la vida del bebé”, recuerda Patti, que entonces tenía 48 años. Al final, optó por mudarse cerca de su hija y ayudarla a criar a su hijo, aunque hacía poco que se había vuelto a casar y planeaba viajar por el mundo.

Las dos mujeres se repartieron los papeles. Lisa se encargaba de la bolsa de los pañales de Nic, mientras que Patti le daba notas sobre lo que tenía que meter en la maleta. Lisa cambiaba los pañales de Nic y lo bañaba bajo la supervisión de Patti. Durante dos semanas, Lisa amamantó a su bebé y más tarde cambió a leche artificial.

Nic está agradecido de tener “dos mamás”

Nic, que ahora tiene 27 años, se ha criado principalmente con su abuela Patti, de 75 años. Mientras tanto, Lisa reside en un apartamento cercano, manteniendo una estrecha conexión con su hijo, que experimentó una pérdida significativa a la edad de 5 años cuando su padre murió debido a una enfermedad cardíaca. Norm, el esposo de Patti, a quien Nic llamaba cariñosamente papá, falleció tristemente en 2021.

Cada vez que Nic habla de su querida madre Lisa, se le ilumina la cara y no puede evitar destacar lo “cariñosa y atenta” que es. Su vínculo se fortalece a través de momentos alegres en los que juegan juntos y pasean tranquilamente, creando recuerdos entrañables que profundizan su conexión.

En palabras de Nic, Patti es una “gran cocinera”, y él reconoce con orgullo sus habilidades culinarias. A cambio, Patti expresa su sincera gratitud por tener a Nic a su lado, especialmente ahora que Norm ya no está. La presencia de Nic le aporta un apoyo y una ayuda inestimables, ya sea ayudándola a alcanzar objetos o a enfrentarse a tarros difíciles de abrir.

“Me considero afortunado porque tengo dos mamás increíbles”, dice Nic con agradecimiento, reconociendo el amor y el apoyo únicos que recibe de Lisa y Patti.

La historia de Lisa demuestra que, con amor y determinación, todo es posible. Y no es la única madre con síndrome de Down que está rompiendo estereotipos. Un padre con síndrome de Down ha saltado a los titulares por educar a su hijo como médico, ¡y no podemos sino saludar a estos espíritus fuertes!

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas