Tomó un taxi pero dudó en subirse pues alguien más viajaba allí, hasta que supo la conmovedora razón

Historias
hace 7 meses

En medio del bullicio urbano, florece una tierna historia de amor que desafía el paso del tiempo. Cuando la fidelidad hacia alguien es inmensa, se está dispuesto a hacer lo que sea para protegerlo, y este taxista de Nuevo León, México, lo comprende a la perfección.

Pero esta historia comienza con una chica, una pasajera, que se encontró con el taxista de manera casual y decidió compartir este momento con las redes sociales.

En medio de la rutina diaria, las ciudades esconden un sinfín de historias fascinantes que rara vez llegamos a presenciar. En las calles transitadas, se desarrollan narrativas únicas y personales que pasan desapercibidas ante nuestros ojos. Sin saberlo, hay amores que florecen en silencio.

“En la mañana estaba en la parada de pabellón esperando un taxi y este señor me pitó y me preguntó que si quería taxi, le dije que sí pero no me acerqué porque vi que iba una persona con él y enseguida el señor me gritó que era su esposa”, compartió Brenda Vázquez a través de su cuenta de Facebook.

“Como noté que eran dos viejitos, no dudé en subirme y en el transcurso del viaje el señor me venía contando que su esposa tenía Alzheimer y que él tenía que llevarla con él todos los días porque sus hijos no la querían cuidar”.

Brenda finalizó: “Me puse a pensar en cuánto debe querer el señor a su esposa para llevarla con él a su trabajo día con día. Espero que si algún día los llegan a ver, así como hice yo no duden en subirse con este par de viejitos”.

El relato rápidamente se volvió viral, ya que numerosos usuarios han afirmado haber visto al taxista y su esposa. La publicación ha sido compartida más de 68 mil veces y ha recibido más de 120 mil reacciones en Facebook.

La historia del señor taxista y las palabras finales de Brenda nos invitan a reflexionar sobre el amor incondicional, recordándonos que realmente existe y que se sobrepone a cualquier circunstancia.

Imagen de portada Brenda Vazquez / Facebook

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas