Un bosque misterioso en Japón donde los árboles crecen en círculos

Lugares
hace 7 meses

“Oh, eso es muy raro”, dice Susi, mirando un árbol con una venda amarilla atada a él. Lleva una hora caminando por un extraño bosque del sur de Japón. Y parece que se ha perdido. Colgó la venda en el árbol hace 30 minutos y empezó a caminar desde ahí. No giró hacia ningún lado. Estuvo caminando en línea recta. Y luego, media hora más tarde, volvió a este árbol. Susi no pudo alejarse mucho del asentamiento más cercano. Ella siente que el bosque está tratando de engañarla. Los árboles se mueven para no dejarla salir de este lugar.

Todo esto parece una película de terror. Al llegar la noche, un misterioso monstruo invisible aparece y cuelga de las ramas unas espeluznantes artesanías hechas con palos. Cualquiera habría entrado en pánico y empezado a gritar pidiendo ayuda. Pero no Susi. Ella sonríe ante cualquier peligro. Además, su teléfono e internet están encendidos, así que todo está bien. Da unos pasos hacia un lado y ata una venda azul a otro cedro. Luego, comienza a caminar por un estrecho sendero, alejándose cada vez más del árbol marcado. Se da cuenta de algo. El camino tiene una forma ligeramente curvada. Susi empieza a correr hacia delante y vuelve al árbol marcado 10 minutos después. Durante todo este tiempo, estuvo caminando en círculo. Susi se aleja hacia otro árbol y se da cuenta de que aquí hay otro camino curvo. Toma su teléfono, abre los mapas en línea y mira su ubicación a través de fotos de satélite.

Es increíble. Los árboles de este lugar crecen formando círculos concéntricos. Hay varias capas aquí. Se parece a los misteriosos patrones circulares que alguien dejó en los campos de todo el mundo. Conmocionada, Susi se graba con su teléfono para informar a sus seguidores que encontró una extraña anomalía natural. Mientras filma, oye que alguien se ríe. Es un sujeto sonriente que está a su lado. A él le hace gracia que ella hable en serio de este bosque. Le dice que no hay nada inusual en este lugar. Los árboles crecen en círculos gracias a la gente.

En 1973, plantaron cedros de esa manera con un propósito y crearon 10 círculos verdes concéntricos. Lo hicieron como un experimento para averiguar cómo crecerían los árboles en esas condiciones “redondas”. Lo llamaron “silvicultura experimental”. Los árboles empezaron a crecer de forma convexa, abriéndose en abanico de forma simétrica. Esto demostró que el tamaño de los huecos entre los árboles afecta a su crecimiento. Al principio, tuvieron que cortar los árboles, según el plan. Pero el lugar se ha hecho popular entre los turistas y los lugareños. Les encanta tomar fotos bonitas con drones y pasear por los caminos redondeados de este pequeño laberinto.

Susi se molesta un poco. Informa a los suscriptores que aquí no hay nada misterioso. El sujeto que le habló de los círculos le ofrece visitar el misterioso Bosque Torcido en Polonia. Ahí es donde definitivamente verá un extraño fenómeno. Pero antes de ir, decide mirar otro lugar emocionante en Japón. Llega al pueblo pesquero de Aoshima. Los primeros habitantes que Susi conoce son los gatos. Hay más de estos que personas. Están por todas partes. Viven aquí gracias a un montón de peces. Hace tiempo, este lugar estaba lleno de ratones que estropeaban los barcos de pesca.

La gente trajo gatos a este lugar para luchar contra los roedores. Cuando todos los ratones desaparecieron, los gatos se quedaron aquí. Desde entonces, las personas los consideran ciudadanos de pleno derecho. El video con gatos es el que recibe más “me gusta” en el canal de Susi. Pero ahora, como prometió, es hora de ir a Polonia. El bosque tiene un aspecto extraño, gracias a los árboles curvos. Las partes inferiores de sus troncos están dobladas, lo que hace que parezcan barrigas. También es extraño que todos apunten solo hacia el norte. Susi recorre todo el lugar y cuenta unos 400 árboles. Parece que la gente cambió sus formas. Pero por ahora, no hay evidencia de esto. Se cree que plantaron los árboles en los años 30 y los dañaron durante su crecimiento, a una edad temprana. Nadie puede decir por qué. Había un pequeño pueblo cerca del bosque. Sus habitantes probablemente conocían el secreto, pero por desgracia, el pueblo fue destruido hace más de 70 años. La clave del misterio desapareció junto con él.

Por supuesto, los científicos tenían hipótesis, pero todas fueron rápidamente refutadas. Tal vez esta forma curva fue causada por una anomalía genética. Hay árboles con troncos similares en otros bosques del planeta. Pero aquí, las curvas parecen demasiado perfectas y pulcras. Es como si un artista hubiera trabajado en ellas. Esto sugiere que algo del entorno los afectó. Se pueden encontrar árboles similares en todo el mundo. Pero la mayoría son solitarios y nunca crecen en grupos tan grandes. Tal vez, la nieve cae sobre las copas cada invierno. Los troncos de los árboles se doblan bajo un peso tan grande. Pero ¿por qué solo cambia la parte inferior? ¿Y por qué los demás árboles del bosque lucen normales?

Además, no se explica por qué estos árboles apuntan al norte. ¿Hay algún propósito? La teoría más plausible dice que los agricultores locales cambiaron las formas de los árboles para crear muebles y detalles para la fabricación de barcos. Es rápido y fácil hacer una cesta con un árbol así, por ejemplo. Por cierto, manipular el crecimiento de los árboles era una práctica común entre algunas tribus antiguas de América. Deformaban los troncos para navegar y comunicarse en los bosques. Todo eso es interesante, pero ahora Susi quiere ver algo escalofriante. Uno de sus suscriptores le aconseja que visite un bosque espeluznante. Este lugar se encuentra en una isla a ~27 km al sur del centro de Ciudad de México.

Susi llega aquí en un pequeño barco. En cuanto pisa tierra, enciende la transmisión en directo de su teléfono. Graba a las muñecas que cuelgan de los árboles por toda la isla. Tienen diferentes ropas, tamaños y caras. Hay una docena de juguetes espeluznantes en cada árbol. La lluvia y el sol caliente han deformado los rostros de los juguetes. Están cubiertos de musgo y vegetación y han adoptado formas espeluznantes. “Hay rumores de que cobran vida por la noche. ¿Quieres comprobarlo?”, escribe uno de los suscriptores. “No hay problema”, acepta Susi.

El sol se pone bajo el horizonte, la oscuridad cae sobre el bosque. Susi pasea entre los árboles. La luna ilumina su camino. Hace una fogata para calentarse. En ese momento, escucha un sonido extraño. Nota algunos movimientos con el rabillo del ojo. El teléfono se apaga. Susi levanta la vista y ve que uno de los muñecos, iluminado por las llamas, gira la cabeza en su dirección. Grita y huye del lugar. Por supuesto, el muñeco no se movió. Se puede observar un pequeño pájaro sentado detrás de la cabeza del juguete.

Unos días más tarde, Susi descubrió que uno de los habitantes de Ciudad de México se había mudado a la isla en los años 50 y la había llenado de juguetes. Recogía muñecos de los vertederos y canales de la isla. Pasó varios años decorando cada árbol. Al principio, resultaba extraño y emocionante para los turistas. Luego, cuando los muñecos empezaron a envejecer y pudrirse, este lugar se volvió más atractivo para la gente. Hay varias leyendas sobre las razones de su obsesión. Bien, Susi ya tuvo suficiente de estos misterios y lugares espeluznantes. Ahora, quiere admirar algo majestuoso que fue creado por la naturaleza.

Llega al parque nacional de las Secuoyas, en California, donde crecen los árboles más gigantes del mundo. Mira con la boca abierta el más grande del mundo: una secuoya gigante. Se llama General Sherman y tiene unos 2000 años. El volumen de este árbol es casi la mitad del tamaño de una alberca olímpica. A pesar de su edad, no es el más antiguo. En el parque hay secuoyas que aparecieron hace 3000 años. Y el árbol más alto del mundo crece aquí, en California. Es uno que pertenece a la familia de las secuoyas. Se llama Hyperion, ¡y su altura alcanza los ~115 m! Esto es un tercio de la altura de la Torre Eiffel. Imagínate la vista que puedes tener desde la copa del árbol.

Ahora Susi está en la isla de Madagascar. Va a ver árboles baobab únicos. Parece que algo los arrancó del suelo, los puso boca abajo y los volvió a meter. Los baobabs son algunos de los árboles más bellos del mundo. La mayoría están aquí, en la Avenida de los Baobabs. Pero también se pueden encontrar en Australia y Sudáfrica. Sus troncos parecen esponjas. Se expanden y absorben la humedad durante la temporada de lluvias. A los elefantes les gusta beberla. Arrancan y mastican las partes del tronco para saciar su sed. Por la noche, las flores florecen en los baobabs. Huelen a leche agria y atraen a los murciélagos. Pero lo más interesante es que este no se seca y cae como otros árboles al final de su vida. Se desmorona, se posa y deja un montón de trozos en el suelo.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas