Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Avances tecnológicos que fueron imaginados por la ciencia ficción y se volvieron una realidad

El futuro es un tema que siempre fascinó a la humanidad. Hay quienes dicen que pueden predecirlo con una bola de cristal, cartas, restos de café o runas. Pero si hay personas que han demostrado tener una habilidad especial para vaticinar lo que vendrá son los escritores de ciencia ficción, quienes, con su visión e imaginación, han sabido inspirar muchas innovaciones.

Genial.guru recopiló algunas tecnologías y objetos que aparecieron primero en la literatura, cine y televisión, y que años más tarde se convirtieron en una realidad.

1. Realidad virtual

La realidad virtual todavía parece una tecnología futurista, pero lo más sorprendente es que el primer registro literario de esta data de 1935. Ese año se publicó Las gafas de Pigmalión, un cuento de ciencia ficción del escritor Stanley G. Weinbaum. El texto narra la historia de un invento del profesor Albert Ludwig, creador de unos lentes que le permiten a su usuario viajar a un mundo ficticio llamado Paracosma e interactuar con los olores, sabores y el tacto. La historia se adelantó 27 años al Sensorama, uno de los primeros dispositivos de inmersión multisensorial.

2. Helicóptero

En 1886, la aeronavegación era posible mediante globos aerostáticos y dirigibles. Sin embargo, Julio Verne fue más allá y ese mismo año publicó la novela Robur el conquistador, en la que imaginó una enorme embarcación que volaba a través de mástiles que poseían hélices en su parte superior. El Albatros, nombre de la nave que podía girar lateral y horizontalmente, sirvió de inspiración para el ruso Ígor Sikorski, quien, en 1942, se convirtió en el primer fabricante en cadena de helicópteros.

3. Tablets

El universo de Star Trek vaticinó varios avances tecnológicos que no existían al momento de emitirse la serie original, a fines de la década de 1960, ni en su secuela, La nueva generación, transmitida entre 1987 y 1994. Uno de los dispositivos que utilizaban los tripulantes a bordo de la nave Enterprise eran unas tabletas táctiles llamadas PADD, muy parecidas a las que empezaron a aparecer en el mundo real a principios del siglo XXI.

4. Comunicador holográfico

“Ayúdame, Obi-Wan Kenobi, eres mi única esperanza”, pidió la princesa Leia a través de un holograma proyectado por R2-D2 en Star Wars: Episodio IV, de 1977. Aunque el primer holograma fue logrado 14 años antes, el imaginario de la película de George Lucas inspiró a la empresa Ostendo a crear un chip que convierte un teléfono inteligente en un comunicador holográfico. También motivó a un equipo de la universidad de Brigham Young (Estados Unidos) a desarrollar un proyector de imágenes 3D en una iniciativa llamada “Proyecto Leia”.

5. Detector de mentiras

Los logros de Luther Trant de Edwin Balmer y William MacHarg, publicada en 1910, es una de las primeras novelas que habla del uso de la psicología para resolver crímenes. En la trama se menciona una nueva tecnología que anticipa con precisión lo que después se llamó detector de mentiras. Este tipo de polígrafo fue inventado en 1924 por el estadounidense Leonarde Keeler, y utilizado por primera vez en un caso policial en 1935.

6. Ingeniería genética

Un mundo feliz es de lectura obligatoria para todos los amantes de las novelas que plantean un futuro distópico. Una de las bases de su argumento es una sociedad en la que la reproducción es artificial y, mediante técnicas de ingeniería genética, se crean sujetos especialmente adaptados para ocupar distintos estratos y tareas. El libro salió a la calle en 1932, 40 años exactos antes del primer experimento exitoso de manipulación del ADN.

7. Puerta automática

H. G. Wells es otro gran referente de la ciencia ficción con obras destacadas como La guerra de los mundosLa máquina del tiempo. Menos conocida es Cuando el durmiente despierta, la cual habla sobre un hombre que se duerme en 1897 (dos años antes de la publicación de la novela), y se despierta 203 años más tarde. Entre los avances tecnológicos que vaticinó el autor se encuentran las puertas automáticas con sensor de movimiento, desarrolladas como prototipo en 1931.

8. Internet

“Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es totalmente indistinguible de la magia”, escribió el británico Arthur Charles Clarke, autor de 2001: Una odisea del espacio. Su cuento Dial “F” for Frankenstein, publicado en una edición de la revista Playboy de 1964, postuló la idea de una red de teléfonos tan enorme y compleja que adquiría conciencia propia. Esto fue la fuente de inspiración para Tim Berners-Lee, padre de la World Wide Web.

9. Videollamadas

En 1909, el escritor británico Edward Morgan Forster pensó en un futuro que hoy resulta lejano y cercano al mismo tiempo. En su cuento de ciencia ficción La máquina se detiene describió un mundo apocalíptico en el que las personas viven en cápsulas individuales subterráneas, algo que todavía no ocurrió. Sin embargo, sí resulta familiar la forma en que se realizaban las comunicaciones: a través de videollamadas.

10. Teléfono celular

El nombre de Martin Cooper puede no ser muy familiar, pero hay mucho que agradecerle. Este ingeniero estadounidense fue uno de los pioneros en el desarrollo del teléfono celular, y su inspiración surgió de Star Trek. En la serie, el capitán Kirk se comunica con el resto de la tripulación usando un dispositivo de comunicación muy similar a los primeros móviles.

11. Submarino eléctrico

En 1879, cuando Julio Verne publicó las aventuras del Capitán Nemo a bordo del Nautilus en Veinte mil leguas de viaje submarino, los sumergibles ya existían. Incluso tomó el nombre de la nave del que se considera el primer submarino a hélice del mundo, diseñado en 1800 por encargo de Napoleón. Pero el escritor francés fue pionero en imaginar la propulsión eléctrica y una tecnología que permita un tiempo de inmersión prolongado.

12. Radar

Desde el control remoto hasta la comida sintética, las predicciones de Hugo Gernsback lo llevaron a convertirse en un referente de la ciencia ficción, al punto que los premios a las mejores obras del género llevan su nombre. En su novela Ralph 124C 41+ describió un instrumento de localización que se anticipó 23 años al desarrollo del radar, presentado por el físico Robert M. Page en 1934.

¿Te imaginas alguna innovación que hoy no exista y pueda volverse realidad en los próximos 10 años? ¿Crees que en el futuro estaremos mejor o peor que en el presente? Estaremos encantados de leer tu opinión en los comentarios.