Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Trucos de los parisinos, que les ayudan a equipar maravillosamente incluso la cocina más pequeña

Es toda una ciencia organizar una cocina pequeña. Solo los verdaderos expertos pueden colocar los electrodomésticos, todos los utensilios de cocina, la mesa y las sillas en pocos metros cuadrados y, obtener como resultado un espacio agradable e inolvidable.

Así pensaba antes Genial.guru hasta que encontró en Internet los secretos de la organización de estas cocinas. Vio cómo las amas de casa francesas realizan tareas de la vida hogareña y sigue impresionado. Espera que estos pequeños consejos te sean de utilidad práctica, aunque tu cocina no necesite ahorrar espacio.

1. Colores blancos

Para ampliar el espacio de un cuarto pequeño y estrecho, los franceses la decoran tan claro como sea posible. Por supuesto, esto no significa que tengas que volver a pintar las paredes, el piso o los muebles de blanco y hacer que todo el espacio se vea más aburrido, incómodo y olvidarte por completo de los demás colores. Los platos, los paneles decorativos en la pared, un tapete, los electrodomésticos, una planta en una maceta o incluso una encimera, entre otras cosas, pueden ser el detalle que aclare tu cocina.

2. Mucha luz natural

En muchas cocinas parisinas encontrarás una ventana sin persianas o una ventana con cortinas muy finas de colores claros. Es un método económico y sencillo de agregar luz a tu espacio. De esta forma entrará más luz natural, llenando el espacio de aire y haciéndolo más abierto.

3. Refrigerador pequeño

Los refrigeradores en las pequeñas cocinas parisinas también son pequeños, frecuentemente la mitad del tamaño al que solemos estar acostumbrados. En parte, esto se debe a la necesidad y la escasez de espacio, y también debido a su estilo de vida. Por lo general, los franceses van al mercado con más frecuencia que nosotros y no están acostumbrados a comprar demasiados productos.

4. Estufa de dos quemadores

La estufa suele ser tan pequeña como los refrigeradores. Una estufa que solamente consta de 2 quemadores es algo inusual para nosotros, pero para los franceses es algo bastante común. Por lo general, ellos dan preferencia a las placas de inducción. Es más fácil cuidarlas, son cómodas y casi no se ensucian.

5. Almacenamiento vertical

En un espacio extremadamente pequeño se utilizan todas las superficies. Y las paredes se convierten en una superficie de trabajo completa. Tienen ganchos, rieles, paneles perforados. En estos paneles, por cierto, no solo se pueden colocar utensilios de cocina, sino también baldes para platos, especias y productos secos.

6. Cocina ordenada correctamente

Otro truco de cocina de los parisinos es guardar juntos los elementos que se relacionan por función. De esta forma no solo ahorran espacio, sino también su tiempo. Un ejemplo claro es guardar los cuchillos y las tablas de cortar cerca, porque estos utensilios, la mayoría de las veces, se utilizan para complementarse entre sí.

7. Usar el espacio del techo

Los parisinos no solo usan las paredes, sino también el espacio debajo del techo. Y de ahí se nos ocurre la pregunta: ¿y por qué no? En estas perchas clásicas se encuentran colgadas cacerolas, sartenes u otros utensilios de este tipo, que no se usan con tanta frecuencia y no vale la pena guardar en una alacena.

8. Plantas en el borde la ventana

Por supuesto, no es nada sorprendente tener plantas en el borde de la ventana. A los franceses tampoco les puedes sorprender, ya que es difícil imaginar la cocina francesa sin hierbas aromáticas. Estas hierbas no solo ayudan a cocinar, sino también crean un detalle colorido en un espacio luminoso. Y, por supuesto, te permiten ahorrar un poco.

9. Fregadero pequeño

Estos pequeños fregaderos ayudan a ahorrar un poco de espacio. Frecuentemente se instalan lo más cercano a la pared para dejar más espacio al momento de cocinar. Definitivamente no se podrá colocar una montaña de platos adentro, pero cumplen su función muy bien.

10. Usar tazas y vasos ergonómicos

Y finalmente los verdaderos expertos en el ahorro de espacio aplican la regla de usar una vajilla que sea cómoda de guardar. Por ejemplo, tazas con asas pequeñas o sin ellas, platos y tazas del mismo tipo y copas sin tallo.

¿Y tú qué piensas de estos trucos? ¿Usas algunos de ellos en tu cocina?

Imagen de portada tarczas / depositphotos, needpix
Compartir este artículo