Genial
Genial

12 Cosas por revisar que pueden cambiar la decisión de alquilar o comprar una vivienda (nueva selección)

Al momento de alquilar o comprar una propiedad, hay varios puntos que es recomendable tener en cuenta para evitar inconvenientes al mudarse. Por ejemplo, la persona debe asegurarse de que el ruido exterior no sea extremadamente molesto, que se permita tener mascotas (si las tiene), revisar si hay humedad y la presión del agua, entre otros detalles que pueden influir a la hora de tomar la decisión de habitar un nuevo hogar.

Genial.guru confeccionó una nueva lista con los elementos que uno no debería dejar de revisar antes de dar el paso de mudarse a un nuevo lugar.

Atención a los detalles

Si la vivienda es para una pareja o un grupo de amigos, todos los que vayan a vivir allí deberían verla antes de alquilar o comprar. Sin embargo, siempre es útil el ojo de una persona externa. Por ejemplo, una madre, un padre o un amigo detallista. Puede observar defectos que, al estar interesados en la propiedad, nosotros podemos ignorar.

***

Orientación: Es uno de los parámetros más importantes a la hora de habitar el lugar. El sol y un hogar bien iluminado mejoran la calidad de vida, además de permitir economizar a la hora de usar artefactos del hogar como las luces. Por eso uno debería evaluar cuánta luz y cuánto sol entran en el espacio antes de decidirse por la mudanza.

***

Aislamiento: Es importante chequear las ventanas, las puertas y las paredes. En especial si uno piensa en alquilar, ya que si compra una vivienda, tal vez pueda ser algo para mejorar a futuro. Pero si uno busca rentar, no tiene la posibilidad de cambiar esos elementos. Si el aislamiento en las ventanas no está bien hecho, es probable que se filtre el frío en invierno. Si las paredes no están bien insonorizadas, puede que escuches todo lo que sucede en el apartamento de al lado, algo nada apetecible.

***

Ruido exterior

Una calle puede parecer muy tranquila, pero antes de alquilar o comprar, siempre es recomendable pasar en distintos horarios para ver el movimiento del lugar. Eso es algo que tampoco podrás modificar una vez que te hayas mudado.

***

Presión del agua: Uno no debe sentirse mal por abrir todas las llaves de agua del lugar en el que planea vivir. Con ese simple hecho puedes darte cuenta de si la presión del agua es buena, si las cañerías están tapadas o si algo gotea.

***

Humedad en los armarios: Revisar los armarios es sumamente necesario. En el caso de la ropa, si en el interior del clóset hay humedad, luego todas tus prendas se impregnarán con esta y será muy difícil removerla. En cambio, si se encuentra en las paredes o el techo, podría ser un problema difícil de resolver.

***

Gastos de mantenimiento

Los gastos mensuales que deben abonarse en los edificios suelen variar, por eso siempre es bueno no solo consultar el número que deberá pagarse mensualmente, sino también pedir una copia de las últimos gastos de mantenimiento para ver cuáles son y su valor real.

***

Climatización: Siempre es bueno tener en cuenta cómo esta calefaccionado el lugar. Que funcionen los calentadores para el invierno o el aire acondicionado en verano. Que no haya pérdidas de gas en los primeros, o que el segundo aparato no gotee a los vecinos o provoque ruidos molestos. A la hora de alquilar, siempre es un plus contar con estos artefactos, ya que es poco práctico instalar y desinstalar un aire acondicionado con frecuencia.

***

Vecindario: Es importante que el lugar donde vivamos tenga medios de transporte cómodos a los lugares que solemos frecuentar, que haya seguridad por la noche y que cuente con supermercados, hospitales, farmacias y áreas verdes cerca.

***

Mascotas

Las mascotas son un punto determinante, ya que si uno tiene un perro o un gato, no puede abandonarlo al mudarse. Se debe tener en cuenta que al arrendar un apartamento, uno debe hacerse cargo de todos los daños que pueda ocasionar el animal. También puede suceder que no te gusten las mascotas y no quieras lidiar con los ruidos que estas puedan provocar en los apartamentos vecinos.

***

Contrato: Se debe revisar el contrato de alquiler en caso de ser inquilino para ver, por ejemplo, qué clase de aumentos habrá, formas de pago, responsabilidades del propietario y duración de la renta, entre otros puntos.

***

Estado del inmueble: En el caso de alquilar, es recomendable tomar fotografías del estado de las cosas que ya hay en el lugar. Si algo no funciona o no se encuentra en óptimo estado, siempre es mejor avisar para no tener inconvenientes en el futuro.

En tu experiencia, ¿tuviste algún problema a la hora de alquilar o comprar? ¿Qué consejo le darías a alguien que está por hacerlo?

Compartir este artículo