Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Consejos simples y poco costosos que puedes aplicar hoy mismo para que tu hogar se vea más moderno y elegante

Nuestro hogar es muy importante. En él pasamos gran parte de nuestra vida y vivimos muchas historias y momentos felices. Por eso es fundamental que se vea bonito y, sobre todo, que sea una expresión de nuestra personalidad. ¿Eres de los que piensan que para decorar tu casa necesitas mucho tiempo, esfuerzo y dinero? En este artículo te demostraremos que no es así.

Genial.guru recopiló 12 ideas ingeniosas, fáciles y poco costosas que puedes aplicar hoy mismo en tu hogar para darle un toque de estilo y originalidad.

1. Coloca una buena alfombra en el recibidor

Según el feng shui, elegir con cuidado una alfombra para tu puerta mejora el flujo de energía y de buena fortuna a la casa. Puedes colocar un tapete con algún mensaje de bienvenida original o con colores y formas llamativas. Sumar este pequeño detalle le dará un toque de distinción y personalidad a tu hogar. Además, procura que la alfombra sea antideslizante y lo suficientemente baja como para abrir y cerrar la puerta cómodamente.

2. Pinta la puerta de entrada con un color vibrante

Si quieres agregar originalidad a tu hogar pero sin perder estilo, puedes pintar la puerta principal de algún color llamativo y vibrante. Cada color transmite emociones, por lo que es fundamental que lo elijas con criterio. Por ejemplo, el rojo y el naranja son símbolos de calidez y energía, y contrastan bien con los marcos blancos. El azul o celeste demuestran paz y frescura, mientras que el verde lima genera alegría y vitalidad. Las opciones son muchas, decídete por el tono que más se adapte a tu personalidad y anímate a renovar la fachada.

3. Destina un espacio en la entrada para colocar los zapatos

Según un estudio, más de 400 mil bacterias ingresan a nuestro hogar a través de los zapatos. Conociendo este dato, resulta buena idea quitárselos antes de ingresar a la casa, ¿no? Para mantener tu hogar limpio y sumarle un toque distintivo, puedes dedicar un espacio en la entrada para guardar los zapatos. Una opción es colocarlos en estantes o en cajas de madera colgadas a distintas alturas en la pared. Eso sí, asegúrate de pintarlas con algún color que combine con el resto de la decoración. Si no te convencen estas alternativas, podrías recurrir a un cesto de mimbre al lado de la puerta.

4. Suma bombillas con luces cálidas

La iluminación es un factor clave a la hora de darle vida a los ambientes de tu casa. Procura contar con luces cálidas repartidas en los distintos espacios para generar esa sensación de hogar tan placentera. Deja las luces frías para el baño o la cocina e incorpora bombillas más amarillas en aquellos rincones de la casa que tienes olvidados, como pasillos o lugares poco frecuentados por los miembros de la familia. ¡Verás cómo logras revivirlos!

5. Decora con flores y plantas

Las plantas y las flores siempre son una buena idea para decorar los espacios con muy poco dinero. El toque verde y de color te ayudará a lograr una sensación de frescura y armonía. Puedes elegir plantas de interior con flor que, además de quedar lindas, te ayudarán a reducir los niveles de dióxido de carbono e incrementar la humedad del aire del ambiente. Algunas opciones son las azaleas, las violetas africanas y las begonias. Eso sí, procura colocarlas cerca de una ventana para que tengan buena luz.

6. Guarda ingredientes en frascos de vidrio

¿Compraste algo en el supermercado que venía en un frasco de vidrio y ahora no sabes qué hacer con él? Siempre es una buena idea reutilizar estos elementos para evitar la contaminación que producen si los botas a la basura. Lávalos bien y rellénalos con ingredientes de tu cocina como, por ejemplo, sal, frijoles o fideos. No solo lucirán hermosos y decorativos, también te facilitará la tarea de encontrar los productos, ya que al ser transparentes los verás fácilmente. Intercala frascos de distintos tamaños e incluso puedes utilizarlos para guardar cosas de baño como jabón, algodón o champú.

7. Ordena tus libros en estantes

Los libros le darán carácter y distinción a tus espacios y resultan una buena opción para rellenar esas paredes que se ven demasiado vacías o tristes. Exhíbelos en estantes, intercalando distintos tamaños, u ordénalos por color o autor para sumar estilo y elegancia al ambiente. Otra idea es atar algunos ejemplares viejos con una cuerda para añadir un toque rústico o apilarlos acostados en la mesa de la sala para lograr un efecto original.

8. Coloca al menos dos almohadones en el sofá

Los almohadones son ideales para revivir cualquier sofá. Asegúrate de incorporar al menos dos de estos accesorios y anímate a mezclar colores, texturas y formas. Lograrás un toque casual y muy cómodo. También puedes colocar algunos en el suelo como para sentarse a jugar con los niños. En las habitaciones de los adultos, los cojines sumarán calidez y, en las de los más pequeños, diversión y alegría.

9. Decora las paredes con fotos de momentos importantes de tu vida

Si hay algo que hace que un hogar sea personal son las fotografías. Elige una pared y cuelga en ella las fotos que representen los momentos más especiales de tu vida. Puedes decorar los retratos con washi tape e intercalar marcos con distintos tamaños y formas. Otra idea es exhibir las fotos por temáticas y tener, por ejemplo, una pared de viajes, una de familia, etc. Obtendrás calidez, originalidad y un lugar hermoso para revivir esos momentos que marcaron tu historia.

10. Agranda los espacios con espejos

Los espejos son grandes aliados para generar una sensación de amplitud y luz en cualquier ambiente. Los hay de distintos colores y formas, y puedes colocarlos en aquella zona de tu hogar que quieras agrandar y resaltar. Los espejos apoyados, a diferencia de los tradicionales que se cuelgan, son una tendencia en decoración que le dan mucho estilo a tu hogar y te ahorran el trabajo de agujerear la pared. ¿Te animas a probarlo?

11. Prepara una zona de relajación

No importa qué tan pequeña sea tu casa, siempre puedes armar un rinconcito de relajación. Este espacio funciona como decoración, pero también como un lugar seguro al cual acudir para desconectar la mente luego de un día agitado. Algunos de los elementos que no pueden faltar son plantas (para darle un toque fresco y sensación de pureza) velas con ricos aromas y algún almohadón o alfombra que te permita sentarte en el suelo en forma cómoda para hacer algún ejercicio de yoga, meditar o simplemente leer un buen libro.

12. Decora con antigüedades

Las antigüedades —ya sean lámparas, muebles u otros objetos— agregan distinción y tornan interesantes los espacios de tu casa. Pero no hace falta que salgas corriendo a comprar un objeto antiguo, se trata simplemente de tomar alguno de los que ya tengas y restaurarlo para darle vida y un nuevo aspecto. O, a veces, ni siquiera eso; quizás sea suficiente con cambiarlo de lugar para devolverle el protagonismo. Colócalo en un espacio con luz natural y no lo sobrecargues con adornos para que lo que se destaque sea la pieza antigua.

¿Se te ocurre alguna otra idea sencilla para sumar a la lista? Cuéntanos tus mejores trucos de decoración en los comentarios.