Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Jamie Oliver y otras estrellas ya no comen carne los lunes (Y nos recomiendan hacer lo mismo)

En la actualidad, cada vez más personas comienzan a comprender lo importante que es cuidar el medio ambiente para conservar nuestro planeta para las generaciones venideras. Sin embargo, algunas actividades para preservar la Tierra parecen bastante complicadas: debemos gastar dinero en productos ecológicos especiales o renunciar a viajar en automóvil. Desafortunadamente, no todos son capaces de realizar tales hazañas. Pero existe una manera que ayudará a salvar el planeta sin cambios bruscos en tu vida.

Genial.guru se inspiró en las nobles iniciativas de los famosos de Hollywood. Quién sabe, tal vez tú también quieras unirte a estas personas dignas y hacer que nuestro mundo sea un poco mejor.

En 2009, el músico Paul McCartney, junto con sus hijas Stella y Mary, creo la organización sin ánimo de lucro Meat Free Monday (“Lunes sin carne”).

La organización celebró recientemente su décimo aniversario. Durante este tiempo, estrellas de Hollywood y celebridades de todo el mundo ya se han unido al movimiento. En #MeatFreeMonday, participan Tom Hanks, Jamie Oliver, Woody Harrelson, Orlando Bloom, Billie Eilish y otros.

“Esta es una forma muy simple y cómoda de consumir menos carne para aquellos que no siguen una dieta vegetariana o vegana por completo. No comer carne los lunes: ¿qué podría ser más fácil? Vamos a probarlo, simplemente”.
Tom Hanks
“Lunes sin carne” es una excelente excusa para centrar la atención en la increíble variedad de hortalizas. Con ellas también puedes crear platillos con sabores llamativos y texturas maravillosas".
Jamie Oliver

La idea principal del movimiento consiste en que, al menos una vez a la semana, es necesario renunciar al consumo de los productos cárnicos y, de esta manera, reducir el daño que provoca al medio ambiente, a la agricultura y los apetitos exorbitantes de la humanidad.

Y aquí hay 5 razones por las que las estrellas se vuelven vegetarianas una vez a la semana y nos aconsejan hacer lo mismo:

  • Ahorro económico. Una familia, de media, gasta mucho más dinero en carne que en las mismas verduras o legumbres. Sin embargo, una transición parcial a una dieta vegetariana ayuda a ahorrar una cantidad notoria de dinero.
  • El beneficio para el planeta pasa por la prevención del calentamiento global y del derretimiento del hielo. Los expertos aseguran que la ganadería es una de las principales causas de la aparición de los problemas ambientales. Se trata de gases con efecto invernadero: del 14 al 51 % de todas las emisiones de estos gases provienen de las vacas. Cuantas más granjas existan, más rápidamente cambia el clima de nuestro planeta. Si la humanidad no cambia de tendencia, entonces ya para 2050 el cambio climático se volverá catastrófico.
  • El cuidado de los animales. La agricultura a veces trata con crueldad a los animales: el ganado y las aves de corral se mantienen en puestos o jaulas masificadas y nunca ven la luz del sol.
  • Beneficios para la salud. Las organizaciones que se dedican al cuidado de la salud recomiendan que todos reduzcamos el consumo de carne. En un estudio, resultó que si la carne se consume, no más de 4 veces a la semana, el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, cáncer y accidente cerebrovascular se reduce significativamente.
  • Conservación de especies en peligro de extinción. Las tierras agrícolas (campos y granjas) cada año conquistan más y más territorios. Debido a esto, extrañas especies de animales pierden su hogar y eventualmente desaparecen de la faz de la Tierra.

Los activistas de “Meat Free Monday” creen que para cuidar el medio ambiente y el destino de los animales, no es en absoluto necesario renunciar para siempre al consumo de carne haciéndote sufrir en la vida. Incluso una pequeña reducción del consumo de productos cárnicos puede mejorar el planeta y ayudar a la humanidad a vivir más conscientemente.

Sin embargo, el menú para los días “sin carne” debe estar bien planificado. Si decides comer menos carne, sustitúyela por alimentos con proteínas vegetales como frijoles, lentejas o soja.

Y tú, ¿estás dispuesto a renunciar por un día a un jugoso bistec con el fin de salvar el planeta?