Genial
Genial

10 Objetos comunes que suelen estar en todo hogar y que deberíamos eliminar cuanto antes

Es normal tener en nuestros hogares toda clase de artículos que pueden ser útiles en cualquier momento. Algunos de ellos solamente los usamos una vez y los tenemos ahí guardados, y hay otros que a veces conservamos por costumbre. Sin embargo, de acuerdo con algunas estadísticas, lo mejor sería deshacernos de ellos tan pronto como podamos.

En Genial.guru hicimos una lista de algunos de esos productos que pueden ser peligrosos y que deben ser manejados con mucho cuidado.

1. Trampolines

Se puede pensar que los trampolines son fuente de sano esparcimiento, especialmente para los niños, y que al ser una actividad física, los ayuda en su crecimiento. Sin embargo, la Academia Americana de Pediatría considera que hay otras formas de ejercitar a los infantes con menores riesgos que los trampolines. Se estima que al año en Estados Unidos ocurren más de 300 000 lesiones vinculadas con este aparato, y que 110 000 de estas requieren intervenciones de emergencia. La mayoría de ellas son huesos rotos, contusiones, torceduras y daños en cabeza y cuello.

No se recomienda adquirir uno de estos aparatos, pero si ya hay uno en casa, lo mejor es que sea usado siempre bajo supervisión adulta, permitir que solo una persona lo utilice a la vez y evitar hacer saltos acrobáticos.

2. Baterías de botón

Cada vez más productos de nuestro hogar son alimentados por baterías de botón. Al ser pequeñas y potentes, dan energía a básculas, lámparas, medidores, relojes, y muchos objetos más. Por lo regular, tienen una vida útil que nos hace cambiarlas frecuentemente para seguir usando esos aparatos.

Sin embargo, esas baterías son altamente tóxicas, y por su pequeño tamaño a veces pueden llegar a caer en manos de los niños pequeños y mascotas. Al ser ingeridas, pueden causar quemaduras y daños fatales en solo una hora. Según estadísticas, más de 3500 personas de todas las edades se tragan por accidente una de estas pilas cada año. En caso de que haya sospecha de alguna ingesta accidental, lo mejor es acudir de inmediato a urgencias. Si en casa tenemos pilas antiguas que ya no tienen carga, hay que desecharlas inmediatamente.

3. Sopas instantáneas

Las sopas instantáneas de vaso, comúnmente conocidas como “ramen”, causan aproximadamente 1 de cada 5 quemaduras infantiles en los Estados Unidos, según un estudio. Los niños entre los 4 y 7 años son los que más sufren de este tipo de lesiones.

Si bien estas sopas son prácticas y sabrosas, no se aconseja su consumo, porque no son saludables. A esto hay que agregar que también son peligrosas.

4. Medicinas caducadas

En la mayoría de los hogares siempre hay medicamentos que son prescritos para enfermedades comunes como resfriados o malestares estomacales, y que se acostumbra guardar para un uso futuro. Sin embargo, todos tienen un tiempo de vida útil en el que son efectivos. Pasada la fecha de caducidad, no hay garantía de que el producto sea seguro o eficaz. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos advierte que el número de intoxicaciones accidentales ha alcanzado niveles alarmantes.

Lo recomendable es hacer una limpieza cada cierto tiempo, destruyendo los medicamentos antes de verterlos a la basura, ya que alguna mascota o persona puede tomarlos por accidente.

5. Andaderas para bebés

En Canadá está prohibido vender andaderas para bebés. De acuerdo con un estudio hecho por la Academia Americana de Pediatría, entre 1990 y 2014, más de 230 000 niños menores de 15 meses fueron tratados en urgencias por lesiones causadas por usar estos aparatos. La mayoría de estas eran caídas en las que se lastimaban cabeza, cuello o ambos. Pero eso no era todo, también ocurrían machucones y caída de objetos. Aunque en Canadá y Estados Unidos ya se están eliminando estos productos, en otros países se siguen vendiendo en tiendas departamentales sin avisar de su posible peligrosidad. Según el Ministerio de Salud de Costa Rica, el uso de andaderas es inseguro para los niños y niñas, ya que incrementa las lesiones de diferente grado y, además, no acelera el proceso de aprender a caminar. En realidad, lo retarda, y puede tener repercusiones negativas en el desarrollo físico, motor y cognitivo.

6. Algunos aromatizantes ambientales

El profesor Alastair Lewis, del Centro Nacional de Ciencias Atmosféricas, en conjunto con un equipo de la BBC, se dispuso a examinar el aire de varios hogares en la ciudad de York, y encontró que uno de los componentes químicos más presentes fue el limoneno (una sustancia que se agrega a los aromatizantes para obtener un olor cítrico). Al analizar la reactividad de este compuesto, el profesor Lewis encontró que en ciertas condiciones y en contacto con el ozono del ambiente, se podría formar formaldehído, una sustancia que es cancerígena para los humanos en grandes cantidades.

Aunque faltan más estudios para determinar el verdadero nivel de toxicidad de este compuesto, cada día se encuentran más sustancias químicas en estos aromatizantes artificiales. Lo recomendable es usar artículos como velas o perfumes naturales y empezar a deshacerse de los productos químicos.

7. Extensiones deficientes de electricidad

La Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos estima en su página oficial que cada año, 4600 incendios domésticos son provocados por extensiones de electricidad deficientes. Esto se debe a que la mayoría de ellas no están los suficientemente equipadas para prevenir cortocircuitos y sobrecalentamiento, y porque no son utilizadas correctamente.

Por eso, la recomendación es eliminar todas las extensiones de electricidad que no estén equipadas con switches, fusibles y otros sistemas de seguridad que eviten problemas posteriores.

8. Escaleras extensibles

Según el doctor Seth Podolsky, vicepresidente de la Clínica Cleveland, en Estados Unidos, en su trabajo en el Departamento de Urgencias, una de las situaciones que tratan con más frecuencia es a personas que han caído de escaleras muy altas, sufriendo afectaciones severas. Es por eso por lo que él no recomienda su uso.

Las escaleras de aluminio son débiles, inseguras y resbaladizas. Lo mejor es invertir en alguna de mejores materiales y deshacerse de las peligrosas.

9. Ciertos juguetes con imanes

En 2019 se reportaron más de 1600 casos de envenenamiento con imanes de juguete en el Centro de Control de Envenenamientos de los Estados Unidos. Son esos poderosos imanes pequeños con forro de aluminio en forma de canicas con los que se pueden hacer figuras de todo tipo.

Por su alto nivel de magnetismo, si uno de estos es ingerido, puede causar daños en la tráquea o en el tejido del estómago. Su venta ya ha sido prohibida en algunos países por su peligro potencial. La recomendación es eliminar estos tipos de juguetes y estar siempre pendientes de nuestros hijos.

10. Pilas usadas

Las pilas alcalinas son muy útiles y necesarias en cada hogar para todo tipo de aparatos. Por su tiempo de vida tan corto, las que ya no sirven muchas veces son almacenadas en cajones y bolsas con la esperanza de reciclarlas eventualmente.

Sin embargo, lo que poca gente sabe es que al guardarlas en bulto, si algún metal entra en contacto con los postes positivo y negativo de una batería, podría producirse un cortocircuito capaz de generar un incendio. Si el cajón donde se guardan las pilas contiene basura de materiales metálicos como clips, monedas, llaves o tachuelas, lo ideal es no guardarlas ahí o, mejor aún, irlas desechando en los contenedores especiales que hay en lugares públicos.

¿Qué otros productos hay en tu hogar que consideras peligrosos? Cuéntanos en los comentarios.

Genial/Consejos/10 Objetos comunes que suelen estar en todo hogar y que deberíamos eliminar cuanto antes
Compartir este artículo