Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Cosas sin las cuales tu casa se verá más acogedora

----
12k

Algunas cosas son capaces de ponernos de mal humor cada día y nosotros ni siquiera sospechamos de ellas. Algunas investigaciones orientales y occidentales están de acuerdo en que el ambiente en la casa afecta la calidad de la vida de las personas que viven allí, y en vísperas de verano es tiempo de tirar lo que ya no sirve y llenarte de buenas vibras en el proceso.

Genial.guru descubrió qué objetos empeoran nuestra vida.

1. La vajilla regalada

En los años 90, muchos tuvieron la llamada "vajilla formal", la cual, la mayor parte del tiempo, se guardaban en la alacena y acumulaba polvo. Hoy, estas piezas pueden ser consideradas una reliquia familiar que solo ocupa lugar porque su valor afectivo te impide tirarla. ¿Sabes qué? Vale la pena hacerlo, ya que se ampliará el espacio sin ella, y la habitación se puede decorar como tú quieras y no como la imaginaba tu bisabuela.

2. Recuerdos

Un colega trajo una estatuilla de Estados Unidos, un familiar lejano te regaló un pisapapeles de madera... y poco a poco los estantes comienzan a llenarse de cosas innecesarias que por alguna razón no podemos tirar a la basura. Una multitud de recuerdos solamente ocupa espacio: deja lo que realmente es importante para ti, y los demás tendrán un mejor lugar entre los deshechos.

3. Las velas aromáticas

Las velas aromáticas y otras cosas de ese tipo tienen la propiedad de acumularse sin ser utilizadas. Al hacer eso, nosotros posponemos nuestra vida también. Utiliza las tazas regaladas o prepara el té que te llevaron de un país lejano: la vida es aquí y ahora.

4. Las cosas rotas

Las tazas con grietas, un cuchillo con el mango roto, la celebre maleta sin manija: con mucha frecuencia, estas cosas se guardan en nuestras alacenas por siempre. El uso de objetos que ya no ejecutan sus funciones al cien por ciento puede ser peligroso y, como mínimo, provocar mal humor. ¿Realmente necesitas eso?

5. Televisión

Incluso aquí no se trata de la tecnología como tal, sino del hábito de dejarla siempre encendida. Una persona puede percibir el fondo ruidoso de manera normal, pero cuando las imágenes brillantes y los sonidos cambian y nos aturden constantemente, el cerebro se cansa. Y con el cansancio aparece el mal humor, el sueño puede estropearse y las capacidades cognitivas bajan.

6. Los objetos pertenecientes a hobbies olvidados

Una bufanda sin terminar de tejer, un brazalete a medio coser o un collage abandonado... No importa el hobby que hayas dejado, en cualquier caso, vale la pena tirar lo que quede de él. En primer lugar, seremos honestos: si ese álbum no ha sido tocado durante tres años, entonces es poco probable que te llame la atención de repente. En segundo lugar, tales deficiencias causan sentimientos de culpa y te ponen de mal humor.

7. Objetos pesados en el interior

Las sillas masivas o cortinas de terciopelo son bastante adecuadas en las fincas mobiliarias o en los castillos de cuentos de hadas. En un departamento usual urbano, tal mueble reducirá visualmente el espacio libre y quitará luz, haciendo de la habitación mucho más oscura. Esto seguramente no añadirá positividad a tu vida, y los espacios llenos deprimen al ser humano.

8. Los escondites de delicias

Según las investigaciones, los productos con cafeína, azúcar y el glutamato monosódico contribuyen al desarrollo del estrés sin razón. Nuestros nervios están tranquilos cuando en casa no se esconde ningún frasco en cada esquina con galletas, y la bolsa con papas de la alacena no se ve atractiva.

9. Los documentos financieros

Por supuesto, no hay que tirar los contratos de créditos y cuentas, pero guardar los tickets de compras que ya no tienes es redundante. Es mejor mantener todos los documentos financieros en un lugar y periódicamente ordenarlos, dejando solo lo necesario.

10. Espejos

Los psiquiatras londinenses estudiaron a 50 personas y llegaron a la conclusión de que, al mirarse frecuentemente al espejo, aparecen nuevos defectos y crecen los anteriores. La obsesión en el aspecto físico y el exceso de espejos pondrán de mal humor incluso a la mujer con los nervios más fuertes, así que no tienes que arriesgarte: será suficiente tener solo un par de ellos.

11. La basura escondida en los cajones

La acumulación de basura (incluso si está oculta) es capaz de provocar irritación, así que es mejor tirar de inmediato los celulares viejos, cargadores, cables y demás, en cuanto ya no los necesites. Te confesamos honestamente que es poco probable que rechaces tu teléfono inteligente a favor de un modelo viejo o un localizador. No te hará daño un celular extra, pero guardar toda la colección no tiene sentido: se los puede vender, regalar o simplemente reciclar.

12. Ropa y zapatos increíblemente incómodos

Posiblemente, en el guardarropa de cada mujer se encuentren unos tacones de aguja maravillosos en los cuales no se puede estar de pie de una bonita manera. Si tú no te pones la prenda, ella no tiene lugar en casa. Es mejor que liberes el espacio para el calzado no tan maravilloso, y cambies esa blusa vieja por una nueva camiseta llamativa.

Frecuentemente nos acostumbramos a las cosas y no nos apresuramos a tirarlas. Y eso es en vano. ¿Qué artículos ocupan mucho lugar en tu casa?

Imagen de portada depositphotos.com
----
12k