Genial
Genial

6 Maneras sencillas de encontrar cámaras ocultas en hoteles y probadores

En algunos hoteles, lugares alquilados o tiendas puede haber demasiadas cámaras de seguridad. En la mayoría de los países, la ley exige que las personas estén informadas sobre las cámaras del interior. Pero últimamente, desde diferentes partes del mundo, como Corea del Sur, Australia e incluso Miami, entre otros, han llegado informes de cámaras que se han instalado sin el conocimiento de los visitantes o invitados.

En Genial.guru, te contamos cómo puedes descubrir estos dispositivos que son cada vez más comunes y, gracias a la tecnología moderna, se han vuelto mucho más pequeños y fáciles de instalar.

Cómo encontrar una cámara oculta

La buena noticia es que, después de una breve preparación teórica, se puede encontrar cualquier cámara oculta. La mayoría de ellas están conectados a la red, por lo que se puede escanear frecuencias de radio o verificar la cantidad de conexiones en la red. Esto se puede hacer usando un equipo de detección especial o una aplicación para el móvil.

Pero una búsqueda física puede ser más confiable ayudando a revelar la presencia de una cámara oculta con seguridad. Así que vamos a ver cómo hacerla y por dónde empezar.

1. Debes saber qué estás buscando

Existen cámaras de día y cámaras nocturnas. Muchas tienen sensores de movimiento, lo que significa que solo se encienden cuando algo se mueve cerca y las activa. Por eso es una buena opción hacer una búsqueda física. Pueden ser de muchos tamaños y con diferentes resoluciones. Sin embargo, independientemente del tipo o tamaño, todas las cámaras necesitan una visión clara y sin obstáculos.

2. Comienza observando el sitio con luz normal

Comienza observando el lugar en condiciones normales de iluminación. Revisa si encuentras artículos extraños o colocados de manera rara. Recuerda, las cámaras necesitan un buen campo de visión, sin obstáculos. Un punto extraño en un objeto o en una pared, un bulto brillante en un objeto, cables que no parecen pertenecer al equipo al que están conectados, o tomas de corriente y adaptadores enchufados sin motivo aparente son todos sospechosos.

3. Comprueba si oyes un zumbido

Las cámaras emiten un leve zumbido cuando están conectadas. Revisa si puedes oír algo en general mientras te mueves por el área. Presta especial atención en zonas como baños, al lado de la cama y en áreas comunes o de trabajo.

4. Revisa si todos los objetos alrededor son lo que parecen

Comprueba si todos los objetos están en los lugares donde deben estar y si funcionan correctamente. Las situaciones en las que un objeto tiene un orificio extraño o demasiados cables, o las instalaciones en las que hay más de un objeto con la misma función, son extrañas.

En los probadores y vestuarios, revisa siempre los espejos con un simple truco: toca el espejo con un dedo y observa si hay un espacio entre tu dedo y su reflejo. En un espejo normal, hay un espacio normal. Pero en los espejos falsos de dos caras (bidireccionales), no hay espacio. No uses un probador con espejos falsos.

Los lugares más comunes para esconder cámaras espía dentro de una casa son los aparatos electrónicos, siendo estos los más habituales. Luego van los detectores de humo, enchufes eléctricos, como adaptadores de corriente o multicontactos, cajas de televisión digital e internet, enchufes de pared, equipos de filtración de aire o relojes despertadores.

Otros objetos populares a tener en cuenta son los relojes de pared, bolígrafos, lámparas de lava, cajas de pañuelos, libros y estanterías, soportes para el secador de pelo y osos de peluche. Las plantas (entre las hojas) y los jarrones también son lugares típicos, al igual que los cojines de los sofás, ganchos para la ropa, mesas y decoraciones de las paredes.

5. Usa una linterna

Si encuentras algo raro, como un agujero o un bulto, pero no estás seguro de si es una cámara o simplemente una cosa normal del objeto, alúmbralo directamente con una luz brillante. Si es una cámara, reflejará una luz “azulada” cuando lo hagas.

6. Apaga las luces y usa tu teléfono

Apaga las luces y busca puntos de luz suave. Si no encuentras ninguno, es hora de usar tu teléfono. La luz del espectro IR que utilizan las cámaras nocturnas es invisible para el ojo humano, pero no para la mayoría de las cámaras frontales de un teléfono inteligente. Estando completamente a oscuras, enciende tu cámara frontal (habitualmente no tiene un filtro IR) para mirar alrededor del lugar. Si encuentras alguna luz que no puedes ver sin la cámara del móvil, es posible que hayas encontrado algo.

Qué hacer si encuentras una cámara oculta

Si encuentras una cámara espía de la que no estabas informado, debes abandonar las instalaciones de inmediato y llamar a la policía.

No intentes hacerle nada al dispositivo. De esta manera, podrías eliminar las pruebas que necesita la policía. Recuerda que el propietario o inquilino del local pudo haber instalado la cámara por seguridad, pero también la pudo haber colocado un intruso por algún motivo diferente.

¿Tú o alguien que conoces ha usado alguna vez estos consejos para encontrar una cámara oculta? ¿Qué más se podría hacer para protegerse en una situación de ese tipo?

Genial/Consejos/6 Maneras sencillas de encontrar cámaras ocultas en hoteles y probadores
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos