Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Un especialista en seguridad elaboró un plan de acción en caso de un tiroteo dentro de una escuela (No olvides enseñárselo a tu hijo)

El simple hecho de creer que tú o tus hijos no están expuestos a un peligro ya te pone en riesgo de sufrirlo. De acuerdo con una agencia de noticias, EE.UU. tiene 57 veces más tiroteos en escuelas que el resto de las naciones industrializadas juntas. A pesar de la dureza y rigidez del autor, este artículo realmente puede salvar algunas vidas, en primer lugar las de los niños.

Genial.guru le recomienda a cada uno de sus seguidores leer cuidadosamente las instrucciones, y espera que ninguno de ustedes se encuentre bajo esta situación. Sin embargo, conocer estas estrategias puede ser necesario.

  • Si de pronto escuchas una balacera, lo mejor es correr. No te detengas a averiguar qué sucede. No te pongas a filmar para después subirlo a las redes sociales. Corre hacia el exterior, trata de no entrar en pánico, aléjate lo más que puedas. Llama a tus padres para avisarles que contigo todo está bien. Llama a la policía.
  • Si el tiroteo ocurre a tu lado o hacia tu dirección, tírate bajo el escritorio o muévete hacia una esquina y escóndete. Las puertas las puedes intentar bloquear con lo que tengas a mano.
  • Si te das cuenta de que el asesino va hacia ti actúa de acuerdo a la situación, pero entre “simplemente morir” y “golpearlo con una silla y vivir” es mejor elegir la vida.
  • Si no puedes esconderte, hazte el muerto, si el asesino no le dispara a las víctimas fatales.
  • Si decidiste correr, no lo hagas de manera directa. Tres pasos adelante, uno de lado, cuatro pasos al frente, uno de lado.
  • ¿Acabas de estar en un atentado y lograste vivir? Sal lo más rápido que puedas de esa situación. No grabes con tu teléfono celular: puede haber un nuevo atentado, tiroteo, colapso por explosión.
  • Que no te dé vergüenza, no tengas miedo de caer. Incluso en la suciedad, con tu ropa más cara o incluso si es doloroso. La ropa se puede comprar, los moretones desaparecerán, pero la muerte no.
  • Si tu amigo o compañero de clase escribe que quiere matar a sus profesores, hacer explotar la escuela; si tú sabes / has escuchado / leído en sus redes sociales / chats sobre explosivos o la aparición de un arma, llama inmediatamente a la policía. Ellos no te podrán ante un careo y no te avergonzarán como el soplón frente a toda la clase.
  • No te pases con las bromas: “Pensamos que eras un perdedor, pero eras un tipo “Columbine”, “¿Por qué no te atreves a disparar al profesor?”, o cosas por el estilo.

  • Aunque tú y tus compañeros se encuentren a salvo, incluso si es una broma, es mejor no tomarlo como un juego, ya que después puedes estar ante una tumba llevando flores. En ciertos casos hay indicios del tipo: “él escribió que quería matar, pero nosotros pensábamos que estaba bromeando”.

Tal vez los adultos no entiendan a tu generación pero precisamente ellos harán todo lo posible por salvarte ante cualquier siniestro en el que puedas encontrarte. Por eso más vale prevenir que lamentar.

Posiblemente tengas ganas de agregar algunos puntos a este instructivo. Comparte tu opinión en los comentarios.

Imagen de portada Klass / Eesti Televisioon